Comprar en rebajas en tiempos de crisis

Por Rosa Abad.

Termina la Navidad y comienzan las esperadas rebajas. Pero este año a la temida cuesta de enero se une la situación de crisis que obliga a marcarse un plan personal para comprar en rebajas y no llevarnos a casa compras innecesarias. Aunque muchas tiendas han adelantado las rebajas antes de las compras de Reyes, la ventas del 2011 no han sido las esperadas y los expertos auguran más promociones y descuentos que otros años.

Te proponemos unos consejos para comprar en rebajas en tiempos de crisis:

1. Elaborar un presupuesto de lo que podemos gastar según nuestras posibilidades y en ningún momento sobrepasarlo. Para ello es interesante redactar una lista de compra con los artículos que necesitamos ya sea un bolso nuevo o una lavadora. Así lograremos limitar las compras compulsivas y los caprichos.

2. Pagar en efectivo o no abusar del pago con tarjeta de crédito. Si pagamos en efectivo siempre conoceremos el dinero que tenemos en la cuenta. Si pagamos con tarjeta es bueno apuntar en nuestra agente la suma de lo que vamos cargando en la próxima mensualidad y comprobar si supera nuestro presupuesto.

3. Fijarnos en que las etiquetas indiquen el precio rebajado junto con el anterior para poder comprobar si la rebaja es interesante. También es importante calcular el porcentaje de la rebaja y si el artículo cumple las mismas normas de calidad y etiquetado (precio, composición, talla, tratamiento de lavado y planchado…) que cuando no estaba rebajado. También comprobar que la garantía del producto sea igual a la propuesta durante el resto del año. Los establecimientos no están obligados a reembolsar el dinero de productos en perfecto estado. La posibilidad del cambio o devolución de un artículo se considera una atención comercial y solo se realiza cuando así lo anuncia el establecimiento. Por ello, es conveniente conocer la política de devoluciones de cada establecimiento. En caso de deterioro, defecto de origen o avería en el producto, cuando no se deba a su desgaste o al mal uso, el comprador tiene derecho al reembolso del dinero o al cambio del artículo.

4. Comprar en Internet, pero en sitios seguros, webs adscritas al Sistema Arbitral de Consumo. Es importante porque esta vía resuelve conflictos en las compras y garantiza que, en caso de reclamación, la resolución se realizará de forma gratuita, diligente, imparcial y sin necesidad de llegar a los tribunales.

5. Guardar los comprobantes de pago, tickes de compra y garantías para poder reclamar en caso de problemas. Todos los bienes de consumo nuevos tienen dos años de garantía, mientras que los de segunda mano vendidos en establecimientos comerciales tienen, como mínimo, un año. Además, la devolución de un producto adquirido antes de la época de rebajas debe hacerse por el importe que figura en la factura, y no por el precio del artículo rebajado. Durante el periodo de rebajas, los establecimientos deben tener hojas de reclamaciones a disposición de los clientes. En caso de tener que hacer una reclamación, solo hay que rellenar una solicitud y entregarla en una de las Juntas Arbitrales de Consumo, en la OMIC (Oficina Municipal de Información al Consumidor) de su localidad o en una asociación de consumidores.

 

Publicado en www.estilom.com

Noticias Otros Medios

Deja un comentario