Un paseo gastronómico por Fitur 2012 (I)

Por La Granja Gourmet


A pocos se les escapa que Fitur es la Feria Internacional del Turismo más importante que se celebra en nuestro país, con plaza propia en el Top 3 mundial junto a las de Londres y Berlín. Desde sus inicios en las instalaciones de la Casa de Campo entre 1980 y 1991 hasta su actual ubicación en la Feria de Madrid (Ifema) muchas cosas han cambiado y evolucionado, aparte del crecimiento exponencial del número de participantes, empresas y países representados. El aspecto más interesante para nosotros es el creciente peso de la gastronomía como atractivo turístico de primer orden, decisivo para un público que se fija cada vez más en el buen comer y beber a la hora de planificar sus viajes de ocio. Así que ni cortos ni perezosos este año quisimos estar presentes y asistir a las últimas novedades gastronómicas y compartir nuestras impresiones del evento.
Un tiempo fresco y soleado saludó desde el primer día a la Feria, que desde hace más de dos décadas se celebra en las inmensas instalaciones de Ifema situadas en la zona Este de Madrid, en un barrio de oficinas a medio camino del aeropuerto de Barajas. Miles de profesionales del turismo, funcionarios de organismos oficiales, trabajadores de medios de comunicación y bloggers del sector llegamos allí de todas las maneras posibles: en coche oficial o particular, en Metro bajando en la estación Campo de las Naciones o en autobús.
Al llegar, en primer lugar pasamos por las mesas para obtener la acreditación oficial. Merece la pena destacar que ha sido la primera edición en que los blogueros de viajes han sido debidamente acreditados como profesionales del sector gracias entre otras cosas a las gestiones de Travel Bloggers Meeting y el grupo Interface Tourism.

Una vez el recién llegado se cuelga al cuello la proverbial tarjeta en funda de plástico, accede a la calle principal que asistentes y congresistas utilizan para fumar, improvisar un almuerzo o simplemente para tomar el aire en algún momento a lo largo de los cinco días que dura la Feria (tres para profesionales y dos abierta al gran público). En total se calcula que más de 200.000 personas estuvieron en Fitur 2012, una cifra que sería similar aunque algo menor que los 209.260 contabilizados en 2011.
A izquierda y derecha del visitante quedan dos grandes bloques de edificios de una sola altura que albergan las salas de conferencias, instalaciones y stands de empresas y países participantes. A un lado están representados 167 países procedentes de todas las latitudes y grandes empresas multinacionales como las aerolíneas, y al otro lado de la calle se encuentran las representaciones de las 17 comunidades españolas así como de entidades públicas y organismos oficiales. Los cálculos oficiales hablan de más de 10.100 empresas participantes en la edición de este año.
Por cierto que cuando nosotros llegamos todavía se estaba celebrando la inauguración (aquí podéis ver un vídeo resumen), y tuvimos la casualidad de cruzarnos con el Príncipe de Asturias y el ministro de Turismo. Lo que podría llamarse un recibimiento de altura, vaya.

Chefs que abren su cocina al público

Para comenzar la visita nos decantamos por la sección autóctona, y lo primero que nos encontramos fueron las impresionantes instalaciones de Andalucía, que gozó de espacios generosos para cada una de las ocho provincias que la componen, así como el escenario más grande para acoger presentaciones de Show Cooking, por lo que no es de extrañar que esta Comunidad resultara premiada por sus instalaciones. Al primer día acudió el presidente autonómico acompañado de un nutrido equipo de artistas de la cocina andaluza, como el estupendo chef Manuel Moreno del restaurante El Copo que representó a la gastronomía de Cádiz preparando unos deliciosos platos con atún fresco.

Para comenzar la visita nos decantamos por la sección autóctona, y lo primero que nos encontramos fueron las impresionantes instalaciones de Andalucía, que gozó de espacios generosos para cada una de las ocho provincias que la componen, así como el escenario más grande para acoger presentaciones de Show Cooking, por lo que no es de extrañar que esta Comunidad resultara premiada por sus instalaciones. Al primer día acudió el presidente autonómico acompañado de un nutrido equipo de artistas de la cocina andaluza, como el estupendo chef Manuel Moreno del restaurante El Copo que representó a la gastronomía de Cádiz preparando unos deliciosos platos con atún fresco.

En el espacio dedicado a Córdoba, pudimos disfrutar una conjunción de estrellas Michelín con la presentación de tres jóvenes chefs cordobeses que ya acreditan un talento extraordinario. Cada uno preparó ante los asistentes un plato singular y el primero en saltar a la palestra fue Paco Morales (quien fuera sous chef de Andoni Adúriz en el Mugaritz, hoy en el restaurante del Hotel Ferrero) y su visión de uno de los grandes clásicos de la gastronomía cordobesa: El salmorejo, utilizando mini-verduras naturales recogidas en la naturaleza.

A continuación la chef Celia Jiménez (primera andaluza que consigue la estrella Michelín, hoy al cargo de las cocinas del restaurante Bodegas Campos) ofreció una versión totalmente renovada del tradicional flamenquín, utilizando de ingredientes carne de presa ibérica y jamón enrollado sobre alga nori, acompañado de arroz, con salsa de soja y panko (pan rallado japonés), obteniendo un rollito crujiente y delicioso que con aspecto de cocina nipona esconde sabores de lo más ibéricos.

Kisko García del restaurante Choco eligió partir de la receta del rabo de toro, añadiéndole un ingrediente insólito en principio como es la piña a fin de contrarrestar la grasa que desprende el guiso. La fruta, que también puede ser melocotón, se pone bajo la carne de rabo deshuesado, y luego se añade la salsa.

Otras comunidades que disfrutaron de un amplio espacio donde exponer sus atractivos turísticos fueron la catalana y la valenciana, con especial relumbrón de las localidades de la Costa Brava y la Costa Blanca.

En esta segunda fue donde encontramos otro escenario gastronómico con demostraciones culinarias, como la del chef y presidente del Club de Jefes de Cocina de la Comunitat Valenciana Rafael Blasco, quien explicó ante el público con gran profesionalidad cómo se hace una auténtica fideuá levantina e invitó a los 1.200 asistentes a probar una ración. Para conseguirlo, contó con pescado donado por la Cofradía de Pescadores de Gandía y la asistencia de alumnos del Centre de Turisme l’Alqueria del Duc. De postre, también se repartieron unos 12 kilos de turrón de Gandía del pastelero Toni Rodríguez.

La Guía Repsol aprovechó este Fitur para anunciar sus últimas novedades para 2012 en el stand de la Comunidad de Madrid, que hizo hincapié en su oferta de restauración. Entre los protagonistas del acto se encontraban Rafael Ansón, presidente de la Real Academia de Gastronomía, la directora general de Turismo de la Comunidad de Madrid y el exquisito plantel de chefs que trabajan en Madrid y que han sido galardonados con tres soles Repsol, a saber:

Por comunidades, el espacio del País Vasco centró su propuesta turística en la excepcional oferta de restauración vasca, si bien con más folletos que actividades, y contó con un espacio gastronómico y enológico específico. Por su parte, la propuesta de Castilla y León se apoyó en tres pilares, siendo el primero la gastronomía y los siguientes los patrimonios natural e histórico. En sus stands tuvieron lugar algunas charlas y se proyectaron vídeos promocionales.

En el espacio de Cantabria también sacaron pecho de sus guisos y ofrecieron tapas y degustaciones, de mano de los seis restaurantes cántabros que poseen estrella Michelín: El SerbalEl Cenador de AmósEl Nuevo Molino, AnnuaLos Avellanos y Solana, así como los restaurantes Cañadío y Sambal.

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario