LA HABITACIÓN DEL HERMANO GEMELO DE ELVIS

Por Joaquín Castro. Juez sustituto.

Graceland (3765 Elvis Presley Boulevard, Menphis, Tennesse 38116) la mansión adquirida en 1952 por Elvis Aaron Presley como regalo a sus padres Vernon Elvis y Gladys Love, fue la residencia habitual del cantante hasta el momento de su muerte, en 1977.

Durante 25 años, Elvis habitó y decoró esta mansión a su gusto, el resto lo conocemos todos, y no es cuestión de hablar e insistir sobre lo que se conoce: Elvis es el tipo al que una generación en todo el planeta vio en la televisón, en el cine, u oyó cantar, y pensaba: “eso es lo que yo quiero ser”, nada menos.

Lo pensó por poco tiempo, es cierto, pero hubo unos años que Elvis fue la encarnación de la potencia de una nación entera, era el estandarte de una juventud desinhibida, que en los años siguientes, en la década de los años sesenta, iba a iniciar una revolución. Y todo porque este chico comenzó a mover las caderas y todo el país se puso a sus pies. Como dijo Lester Bangs: nunca volveremos a estar tan de acuerdo en algo como lo estábamos con Elvis.

Salón principal Graceland

Qué presencia, qué influencia, qué manera de ser un icono para una generación. Un tipo así, y que se compra una mansión, promete. La pondrá bonita, tendrá buenas ideas, la decorará estupendamente, en suma.

Qué va.

Graceland, hogar durante casi 25 años de Elvis, se encuentra en la actualidad abierto al público. Puede ser visitado parcialmente a lo largo del año, y conserva la decoración que mantenía la vivienda al momento del fallecimiento del actor. Y es delirante.

La decoración, al fin y al cabo y por definición, se orienta a procurar una resolución del entorno habitable del hombre trata de aplicar determinadas normas básicas de diseño, y técnicas funcionales y estéticas con un objetivo: mejorar la calidad de vida de los habitantes de una vivienda. Y nada de esto es lo que se observa en Graceland:

En Graceland, el techo está enmoquetado, salvo en la cocina, que tiene la moqueta en el suelo. Que sí, que la cocina está enmoquetada. Ya sé, es algo que se da de bofetadas con la lógica. Y por lo visto, era una cocina con un gran uso, siempre había invitados en la mansión.

Cocina de Graceland

En Graceland, la sala de televisión tiene dispuestos tres monitores de televisión encastrados en la pared uno junto a otro, pegados. También esto de ver tres programas de televisión a la vez, con sus respectivos canales de sonido, es una chaladura, lo sé.

En Graceland, la zona de, digamos, esparcimiento, se encuentra en el sótano. La sala de billar, la sala de televisión, un dormitorio, la galería de tiro: la mayor parte del día, la vida se hacía bajo tierra, con luz eléctrica. Poco razonable, ciertamente.

En Graceland, hay un pequeño hangar para las avionetas privadas del Rey. Y sí, también sé que esto también se da de bofetadas con la lógica, no hay manera de hacer despegar una avioneta en mitad de una ciudad.

 

Gladys Love Presley quedó en 1938 embarazadas de gemelos. Elvis Aaron Presley y su hermano Jessie Garon. No ha ocurrido, ni ocurrirá, pero hubo un tiempo en que, en potencia, una mujer pudiera haber ido por Tupelo, Mississippi, fantaseando con sus hijos próximos a nacer, imaginando que serian guapos, altos, que cantarían bien, que conquistarían a las chicas, que conquistarían el mundo, y que a cada uno de ellos le pondría una habitación, en la que no habría nada que no fuera elegante; estarían prohibidos los dorados, las pieles, los espejos ahumados, los dos hermanos vivirían en una casa en la que también estarían prohibidos los sistemas de calefacción absurdamente despilfarradores, los hangares para varias avionetas privadas al lado del garaje para deportivos y vehículos de lujo. Elvis Aaron y Jessie Garon tendrían cada uno su habitación, y las dos serían preciosas. Al final, Elvis Aaron Presley fue como fue, excesivo; pero hubo la posibilidad de que alguien igual -tan igual como un hermano gemelo- no fuera excesivo, y todo ese fulgor, esa belleza, esa fuerza de la naturaleza que fue Elvis tuviera un reflejo en su hermano, y que encarnara lo que de hermoso hay en esta vida. Pero no.

Jessie Garon Presley vino al mundo treinta y cinco minutos antes que Elvis Aaron, muerto antes de nacer.

Noticias Otros Medios

Deja un comentario