Hace tiempo de Fallas…

Sílvia Asins.- Petardos, ‘mascletaes’, ‘ninots’, bandas de música, churros y buñuelos. Pañoletas en los cuellos de la gente, miles de personas en las calles, luces y ambiente festivo. Valencia ya está en Fallas.

Los actos empezaron a llenar la agenda valenciana desde el pasado febrero, aunque la ‘Crida’, la inauguración oficial de las Fallas 2012, fue el pasado 26 de febrero en las míticas Torres de Serrans. Con el mítico “valencians, ja estem en Falles!” los actos empezaron a inundar los días, el buen tiempo se hizo protagonista y la gente empezó a disfrutar de unas fiestas que, como siempre, tardaron otro año más en llegar.

Y es que ya hace unas semanas que las Fallas se veían venir. Es típico, a principios de marzo cuando los actos empiezan a sucederse, que el buen tiempo sustituya a las nubes y al frío de febrero y que el sol aparezca. ‘Hace tiempo de Fallas’ es la frase que más se oye en las calles de la capital valenciana. Las terrazas se colapsan, los abrigos se llevan colgando, y la vida en sociedad es más evidente.

Desde febrero, las luces están colocadas y preparadas para iluminar las calles valencianas, pero también para competir por un premio muy reñido: el de la mejor iluminación. Aunque premios hay muchos, pocos son los muñecos que al final se salvarán de las llamas el próximo día 19 de marzo, el día de ‘La Cremà’. 

Aunque los actos y las proclamaciones se sucedan desde febrero, la verdadera fiesta se vive del 15 al 19 de marzo. El primero de esos días es ‘La Plantà’ de las fallas infantiles, y, el día siguiente, el de todas las fallas. Los ‘ninots’, que no dejan de ser esculturas, aunque de material más barato generalmente, salen a las plazas y se montan en conjunto. Un jurado será el encargado de decidir a qué fallas se le otorgan los premios, así como también indultará a algunos ninots. Estos, que se salvarán del fuego del último día de fiesta, serán trasladados al ‘Museo del Ninot’ dónde serán exhibidos para el público junto con los salvados de los años precedentes. Una tradición, la de quemar las fallas, que cuenta con una gran tradición a sus espaldas, pues ya hace casi un siglo que, ese mismo día, los vecinos salían a las calles para quemar sus trastos viejos y dar paso a una nueva época.

El día 18 de marzo tendrá lugar, como todos los años, ‘La nit del foc’. Es una noche mágica, en que la gente abarrota las calles de Valencia y hay que ser muy paciente para no abandonar. Familias enteras y turistas nacionales e internacionales consagran el día y la noche entera para visitar la mayor cantidad de fallas que puedan, para después valorarlas y ver si están o no de acuerdo con la decisión del jurado. Pero a la 1.30 de la madrugada, y como todos los años, tendrá lugar un espectáculo de fuegos artificiales que durará alrededor de unos 15 minutos. Una explosión de ruido y color que, al lado del cauce del río Turia, se adentrará en las retinas de todos los espectadores.

De ‘les mascleates’ a l’Ofrena

Les ‘mascletaes’ son el signo por excelencia de las Fallas. Desde el primero de marzo y hasta el final de las fiestas se sucederán todos los días a las 14h en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia. Miles de personas se congregan allí para asistir a un máximo de 5 minutos de ruido y pólvora que caracterizan la fiesta. Con la alcaldesa de Valencia en el balcón del Ayuntamiento y la Fallera Mayor y su Corte de Honor se da inicio a este sagrado ritual con un: ‘Senyor pirotècnic, pot començar la mascletà’. Y así hasta el 19 de marzo, día en que la última mascletà dará fin a la fiesta y paso a las del próximo año.

La parte oficial de las Fallas está, no obstante, ligada al catolicismo. Es por eso que, durante los días 17 y 18 de marzo, todos los falleros y falleras salen en procesión para entregar flores a la patrona de la ciudad: la Mare de Dèu dels Desamparats, ‘la Geperudeta’. Es la llamada ‘Ofrena’, un pasacalle que tiene como objetivo formar un manto de flores para la Virgen. El diseño de este cambia cada año, tanto en los colores, como en las formas representadas. Es todo un culto en las Fallas; la Plaça de la Verge se engalana de rojo y blanco para acoger a una virgen de más de 4 metros vestida con flores y para acoger a todos aquellos viandantes que allí van a adorarla, a tocarla y hacer promesas, y a hacerle fotos.

Fallas 2012, una fiesta llena de polémica

No obstante, y pese no haber empezado aún, las Fallas de este año están repletas de polémica. Por un lado, por los casales. Es desde allí desde dónde organizan las Fallas: una agrupación de personas que pagan una cuota anual para poder disfrutar de esa semana. Son ellos también quienes organizan la fiesta pública: colocan carpas en la calle con música y verbenas varias para amenizar la fiesta de todo el público. Claro está que esto no es del agrado de todos los vecinos que, a veces, se enzarzan en una discusión sin fin para ver quién tiene derecho a qué.

Por otra parte, hay que señalar que las Fallas siempre fueron, en sus orígenes, un lugar para la crítica de los poderes públicos y de todas aquellas medidas antipopulares que aplican. Con el paso de los años, el gobierno se quiso apropiar de la celebración para evitar así las duras críticas a las que se le sometía. Fue por ello que participó activamente en la fiesta creando, desde el Ayuntamiento, una falla municipal y creando, también, la figura de la Fallera Mayor y su Corte de Honor: un símbolo de las Fallas y de la representación de los festeros.

Pero este año más que nunca,las críticas son duras y, si bien las Fallas cada vez pierden más este espíritu crítico y de sátira, no lo hace la gente. Todos los días desde el 1 de marzo, grupos de trabajo político se agolpan bajo el balcón del Ayuntamiento para protestar contra sus actuaciones en materia laboral y educativa. Unas protestas que no han sido bien recibidas por el Consistorio y por las falleras, que han enviado un comunicado condenando estas protestas y afirmando que la fiesta es la fiesta, al margen de políticas.

Bajo el lema “Fallas sí, lucha también”, cientos de manifestantes se congregan cada día para señalar la unión que hay entre una y otra. Porque, al fin y al cabo, las Fallas son crítica y sátira, son reivindicaciones y son un lugar de expresión que, pese a quién le pese, no puede pasar desapercibido.

No obstante, poco queda para la gran celebración. Esta semana se plantarán todas las fallas en la calle y se dará inicio a una fiesta que hará evidente la cantidad de dinero público invertido en la celebración. Una fiesta que se caracterizará por llenar las calles de música, ruido y cenizas. Unas fallas que terminarán el 19 de marzo pero que inaugurarán las del próximo año: los diseñadores empezarán a trabajar desde el día siguiente en la preparación de las próximas Fallas, las del 2013.

 

 

Programa de Fallas 2012:

http://www.fallas.com/index.php/es/component/content/article/44-en-portada/499-programa-oficial-fallas-2012

Vídeo de una mascletà:

http://www.youtube.com/watch?v=0k0CMdtswMY

Vídeo ‘ Ofrena 2011 ’:

http://www.youtube.com/watch?v=2-yqZuDJI3Y&feature=related

Nit del Foc:

http://www.youtube.com/watch?v=xnEKzZp8o-8&feature=related

 

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario