ROCÍO ASENSI – EAST & WEST

 

Por Redacción Ocio

A partir de viajes, vivencias y experiencias en países como India, Sri Lanka, y ciudades como Madrid o Londres, Rocío Asensi (Madrid 1971) (una de las artistas más esquivas y sensibles de su generación), nos plantea un esperado y nuevo proyecto donde muestra algunas diferencias y complementariedades posibles entre Oriente y Occidente.

Como viene siendo habitual en su trabajo, la artista nos presenta “  East &West” como un proyecto de carácter plenamente multidisciplinar. Es así como podremos de nuevo comprobar la habilidad de la artista a la hora de utilizar distintos elementos como la luz, el vídeo, el sonido, y la escultura, para configurar un recorrido profundamente evocador, poético y reflexivo. “East & West” lanza una nueva re-visión sobre las comparaciones y los enfrentamientos de las distintas culturas a través de piezas individuales que muestran las características de cada una de ellas, así como la complementariedad entre ambas cristalizada a través de piezas conjuntas.

 

Pero sobre todo Asensi refleja de un modo inspirador el actual momento crítico en el que se encuentra la sociedad Occidental en particular. Una sociedad en la que el hombre moderno (como ya apuntaba de clarividente modo C.G. Jung), no comprende hasta qué punto su “racionalismo” ha destruido su capacidad para responder a las ideas y los símbolos lumínicos, y le ha puesto a merced del “inframundo” psíquico. Esto es, “se ha librado quizá de la “superstición” (o así lo cree), pero mientras tanto, ha perdido sus valores espirituales hasta un grado positivamente peligroso”. Es así como nuestra artista, con un espíritu crítico, pero también vivificante y alentador, dirige el punto de mira hacia los valores de nuestra actual sociedad, y refleja en tono alegórico sus ritmos y prioridades. Sus obras parecen cuestionar con elegancia nuestras preferencias y lo que realmente cambiaríamos de esta sociedad. Es más, parece preguntarnos en última estancia: ¿Qué nos hemos dejado en el camino? ¿Acaso, como diría de nuevo Jung, una tradición espiritual y moral que provoca una terrible desorientación y disociación extendidas por todo el mundo?

 Más allá de los tópicos eternos y comparativos entre oriente y occidente, lo que encontramos en esta sugerente exposición de Rocío Asensi, pudiera ser en última instancia, una nueva búsqueda de aquella raíz común que a todos nos une, o bien aquella “Anima mundi” que llamaran los griegos. Existe en esta exposición pues, un aliento reconciliador para con la parte más natural de nuestro ser y nuestro mundo.

Al igual que en sus anteriores proyectos, Asensi parece canalizar o cristalizar con su obras campos sutiles que conviven en una realidad paralela y parecen reflejar nuestro subconsciente (¿colectivo?) a modo de ectoplasmas que manifiestan el lado mágico y misterioso de esta existencia, sin dejar de provocar en el espectador continuos puntos de reflexión trascendentales y expansivos.

Sin duda podríamos afirmar que Rocío Asensi es una artista que trabaja en pro de una nueva era, ya que desde sus inicios trabaja con valentía, templanza y plena consciencia a la hora de dirigir su afilada intuición hacia la construcción de un nuevo paradigma más armónico y esperanzador. Y esto, en mi opinión, a estas alturas del cuento y con la que está cayendo, no es solo de agradecer, sino algo más que urgente y necesario.

 

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario