Setas al horno con crema de garbanzos y almendras

Por Nina Maguid

 

Utilizar una seta (hongo) pleurotus bien grande por persona.

 

 Crema de garbanzos

  • Poner en un cazo 200 g de garbanzos cocidos y dos bulbos de cebolleta troceados (parte blanca).
  • Añadir agua solamente hasta cubrir y hervir hasta que la cebolleta esté tierna.
  • Retirar 4 cucharadas de garbanzos y reservarlos.
  • Batir el resto de los garbanzos con las cebolletas, sal, pimienta blanca molida, 1 cucharadita de mejorana o tomillo, 1/2 cucharadita de comino en polvo y un chorro de aceite de oliva, con el agua de cocción necesaria para obtener un puré ligero.

 

Crema para untar las setas

  • Batir los garbanzos reservados con un puñadito de almendras, un chorro de nata vegetal, sal, poca pimienta y unas gotas de vinagre balsámico. Si queda muy densa, añadir unas cucharadas de agua de cocción de los garbanzos.

 

Preparación

  • Lavar y secar las setas, salarlas y ponerlas en una bandeja de horno con la parte de las laminillas hacia arriba.

  • Pincelarlas abundantemente con la crema de untar, haciéndola penetrar entre las laminillas.
  • Distribuir encima los tallos de las cebolletas picados.
  • Cubrir con rodajitas muy finas de patata superpuestas como escamas. Condimentar con sal y pimienta de colores recién molida.
  • Envolver el tronco de cada seta con papel de aluminio para que no se queme.
  • Chorrear todo con un hilo de aceite y hornear a 190 ºC hasta que las patatas estén tiernas y ligeramente doradas en los bordes.

 

Emplatado

  • Quitar el papel de aluminio de las setas.
  • Poner una base de la crema de garbanzos y cebolleta.
  • Acomodar arriba una seta con las patatas, rociar con otro hilo de aceite y adornar con unos granos de pimienta rosa.
  • Servir bien caliente.

 

Más en Cocina con luz verde

Noticias Otros Medios

Deja un comentario