Adiós sakura, adiós

Por Áurea Moltó.

Una pareja de enamorados unidos por un cordel pasea por un jardín de cerezos en flor. Así comienza Dolls, la película de Takeshi Kitano, que con tanto lirismo y belleza muestra el vínculo de la cultura japonesa con la naturaleza. Entre hoy y mañana, los japoneses despedirán el Hanami 2012, que ya ha llegado a Hokkaido, la isla más al norte de Japón.

“Observar las flores” es el significado literal de Hanami, que denomina también el periodo del año en que la sakura, la flor del cerezo, va cubriendo de norte a sur los parques y bosques de Japón. El Hanami se vive como una ceremonia social que saca a la calle a millones de japoneses para celebrar la fragilidad y brevedad de la verdadera belleza, el disfrute de las cosas sencillas.

Emilio acaba de volver de Japón fascinado por esta celebración en la que familias, empresas y amigos organizan picnics debajo de los cerezos y se pasean de la mañana a la noche por los jardines repletos de cerezos (algunas de las fotos de este post son suyas. ¡Gracias, Emilio!).

Durante el mes y medio que aproximadamente dura el Hanami (las primeras flores brotan a finales de marzo en el sur y van subiendo hacia el norte a lo largo de abril y principios de mayo), todo Japón se customiza con la sakura (pasteles, souvenirs, kimonos, vajillas…).

La evolución de esta “marea” rosa, blanca y vainilla puede seguirse día a día a través de diversas páginas web, que incluso ofrecen una guía para observar las distintas variedades de sakura: cinco pétalos del cerezo Yoshino, 20 del Ichiyo o 100 del Kikuzakura.

La flor del cerezo es uno de los símbolos más utilizados en el arte de Japón y aparece de diversas formas en la literatura, en la música y en representaciones de teatro. La sakura es uno de los principales símbolos de buena suerte para los japoneses. Si también quieres compartir esa suerte, aquí te indicamos cómo hacer tú mismo una sakura en origami.

 

 

 

Noticias Otros Medios

2 Responses to Adiós sakura, adiós

Deja un comentario