Vacaciones en Barcelona

Barcelona, la opción para todos los gustos

Modernidad y vanguardia se dan la mano en una de las ciudades más atractivas no solo de España sino del mundo. Barcelona, principalmente desde que se revitalizó para albergar los Juegos Olímpicos de 1992 pasó a ser un destino turístico preferente que ofrece opciones para todo tipo de viajeros y para todos los gustos.

Para muchos unas buenas vacaciones consisten en poco más que ir a la playa, broncearse al sol, disfrutar de las olas y puede que realizar algún deporte acuático. Luego se vuelven al hotel, donde lo tienen todo hecho, de forma que no tienen que mover un dedo y pueden dedicarse a lo único que quieren hacer en sus días de descanso, relajarse.

Otros en cambio preferirán un destino exclusivamente cultural. Caminar y pasear los barrios de una ciudad hasta caer rendido exprimiendo hasta el último rincón de vida, de cultura de cada paraje. Saborear la gastronomía típica, ver a los lugareños y disfrutar de la vida nocturna del lugar elegido.

Barcelona es uno de esos pocos lugares del mundo que lo combina todo. Una ciudad tan completa que puede ofrecer relax y cultura a todos sus visitantes.

Las vacaciones en la Ciudad Condal tienen otro estilo. Uno puede pasarse el día disfrutando de sus múltiples y céntricas playas de aguas claras, y empaparse de la vanguardia y modernidad  de la capital catalana.

Pasear por las míticas Ramblas, recorrer el magnífico Puerto Olímpico, disfrutar del bello y mejor conservado Barrio Gótico de Europa,…  O bien subir a Montjüic, el monte de los judíos, para disfrutar de una vista privilegiada, que además solo comparten algunos hoteles de Barcelona, y contemplar de forma única algunas de las piezas arquitectónicas más llamativas y reconocidas del mundo, es posible en este rincón del Mediterráneo.

La obra del maestro Antonio Gaudí ha elevado a la ciudad a una de las metrópolis más impresionantes del planeta. La Sagrada Familia, por ejemplo, es lugar de peregrinaje de los apasionados de las catedrales de estilo neogótico de todo el mundo, la mayor representación de la arquitectura modernista catalana y un destino que ningún turista debería dejar pasar por su diseño innovador.

Pocos lugares hay también como el famoso Parque Güell, del mismo genio, rico en jardines combinados con originales y únicos elementos ornamentales.

Las opciones vacacionales de la urbe son prácticamente infinitas. Hay opciones para todos los gustos y quienes no disfruten con la arquitectura local podrán decantarse por alguno de sus excelentes museos, como las Fundaciones Antoni Tápies o Joan Miró, el originario CaixaForum, el Museo de Arte Contemporáneo, el magnífico Museo Picasso o los museos de Historia de Cataluña o Marítimo.

Pero las posibilidades que ofrece Barcelona son inagotables. La urbe más cosmopolita y vanguardista de España es también un lugar idóneo para ir de compras, para disfrutar la noche mediterránea, para visitar el Mercado de la Boquería, un paraíso que despierta todos los sentidos  empezando por el olfato y la vista; o bien para conocer la laureada y deliciosa gastronomía catalana, reconocida a lo largo de todo el globo y un ejercicio inexcusable para los amantes de la buena comida.

Noticias Otros Medios

Deja un comentario