Pan con bulgur de espelta y paté de zanahoria

Por Margret Schuchmann
INGREDIENTES
para el arranque

  • 78 gr de harina común
  • 72 gr de harina integral
  • 3/4 de cucharadita de levadura panadera seca
  • 1/2 cuchara de azúcar
  • 1 cuchara de leche en polvo
  • 1 cuchara de miel
  • 266 ml de agua temperatura ambiente

 

para la masa principal

  • 312 gr de harina común
  • 1/2 cucharadita de azúcar
  • 1/4 de cucharadita de levadura panadera seca
  • 85 gr de bulgur de espelta
  • 120 a 150 ml de agua
  • 1 cuchara de aceite de oliva
  • 1,75  cucharaditas de sal
  • 1 cuchara de mantequilla fundida

 

para el paté de zanahoria

  • 2 zanahorias grandes
  • 2 dientes de ajo
  • aceite de oliva
  • 1 puñado de pistachos pelados y picados
  • albahaca fresca
  • sal

 

PREPARACIÓN
El arranque
En un bol grande mezclamos la harina, la harina integral, la levadura, el azúcar, la leche en polvo, la miel y el agua, removemos todo 2 minutos para añadir aire. Tapamos todo con film y dejamos reposar 24 horas en frío.

La masa principal
En otro bol mezclamos los ingredientes de la masa principal menos el aceite y la sal, añadimos el arranque sin remover. Tapamos con film y dejamos a temperatura ambiente hasta que empiece a burbujear la masa (de 1 a 4 horas). Ponemos el bulgur de espelta en una fuente y regamos con 120 ml a 150 ml agua hirviendo y dejamos engordar una hora tapado hasta se ha absorbido todo el líquido.

Añadimos el bulgur y el aceite a la masa anterior, amasamos hasta obtener una masa compacta, dejamos reposar 20 minutos. Añadimos la sal y seguimos amasando hasta que la masa esté elástica pero algo pegajosa. Guardamos la masa en un bol engrasado con aceite y tapamos con film, dejamos fermentar de 45 a 90 minutos hasta la masa doble su volumen.
Pasado el tiempo ponemos la masa sobre el banco enharinado y con el rodillo formamos un rectángulo y doblamos la masa desde el lateral derecho hasta el centro y después desde el lateral izquierdo al centro, para terminar doblamos por la mitad transversalmente. Metemos los dos laterales hacia dentro.
Volvemos a guardar en un bol y dejamos fermentar de 45 a 90 minutos hasta que doble su volumen.
Espolvoreamos en un molde rectangular un poco de harina y lo llenamos con la masa. Pintamos la superficie con mantequilla fundida, hacemos un corte horizontal y horneamos en el horno precalentado a 175º durante 45-55 minutos. Volcamos el pan sobre la rejilla y dejamos enfriar.

El paté
Cocemos la zanahoria y la trituramos con los ajos, los pistachos y la albahaca. Rectificamos la sal. Añadimos el aceite, removemos y guardamos en frío.

 

 

Más en Cocinísima
de Margret Schuchmann

Noticias Otros Medios

Deja un comentario