Opel Cabrio: con el cielo por techo.

 Por Borja de Benito

Tras varias generaciones de compactos Kadett y Astra descapotables, Opel regresa a una vieja tradición de prestigiosos y poco frecuentes descapotables de tamaño medio típicos de los años cincuenta y sesenta – como el Kapitän y el Rekord – pero de una forma nueva y refrescante y con las tecnologías más modernas. El Cabrio (así es como lo ha bautizado Opel) es el nuevo descapotable de Opel, un elegante cuatro plazas de silueta alargada y capota de gran calidad, que se lanzará al mercado a principios de 2013.

 

 

El diseño del Cabrio refleja la elegancia clásica e intemporal de los “Grandes Routières” de una época pasada y glamurosa. En la parte frontal el capó acaba en una parrilla frontal hundida con marcadas aplicaciones cromadas. Las luces antiniebla están colocadas en dos elementos con forma de aleta de tiburón girada, que se destacan visualmente y se equilibran con inserciones cromadas. Se utiliza la tecnología LED tanto en las luces diurnas delanteras como en los pilotos traseros. En la zaga trasera, los módulos de iluminación LED están distribuidos para dar una clara y sólida señal. Una orgullosa banda cromada que une los pilotos colocada en la tapa del maletero equilibra el acabado cromado del frontal. Con el techo abierto, el Cabrio tiene un perfil completamente limpio: Tras el adelantado pilar A elegantemente inclinado, ningún techo o arco de protección visible estropea la silueta. Pero con el techo cerrado se sigue manteniendo esa claridad y elegancia típica de los mejores descapotables

Decía Malcom Ward, Director de Diseño Exterior de Opel (y no le voy a quitar razón) que: “La mayor parte de los descapotables son bonitos con la capota quitada, pero muchos no lo son tanto con el techo cerrado. Gracias a su capota aerodinámica y de gran calidad, con un perfecto perfil sin transiciones, el Opel Cabrio también muestra una línea elegante cuando está cerrado”

 

 

Para fabricar la capota del Cabrio se han utilizado materiales de alta calidad. Ello ha beneficiado el aislamiento acústico y térmico gracias a una capa especial de lana poliéster entre la capa exterior y el guarnecido interior. Un mecanismo electro hidráulico activado con un mando colocado entre los asientos delanteros abre o cierra la capota en 17 segundos circulando a velocidades de hasta 50 km/h. Desde el lanzamiento habrá disponibles tres colores de la capota, que pueden ser combinados con diez colores diferentes de carrocería.

Ese carácter Premium que Opel ha querido plasmar en el exterior se ve reflejado en el interior. El Cabrio equipa unos asientos completamente nuevos tienen profundos contornos y están suntuosamente acabados con diferentes tapicerías y pieles repujadas, tapizados en Napa con sistema de calefacción y ventilación. A su vez destaca el nuevo sistema Easy Entry que como su propio nombre indica facilita el acceso a los asientos traseros.

El Opel Cabrio se beneficia de una gran capacidad para llevar y guardar objetos, permitiendo una confortable utilización diaria. El maletero tiene un volumen mínimo de carga con la capota bajada de 280 litros, que llega hasta los 350 litros cuando la capota está cerrada. Para incrementar el volumen de carga o transportar objetos largos, el Opel Cabrio se beneficia del sistema FlexFold que eléctricamente pliega el respaldo trasero en secciones 50:50 – un elemento que no se puede ofrecer en descapotables de techo duro.

La rigidez de la carrocería es un criterio clave en los coches descapotables; tiene un gran impacto en su comportamiento, precisión de la dirección, acústica, seguridad y confort y también transmite una clara impresión de su auténtica calidad.

Tal y como nos muestra Opel, el Cabrio ofrece un perfecto equilibrio entre rigidez torsional y resistencia a la flexión en gran medida gracias a los largueros de acero bajo la carrocería y los balancines reforzados que se han incorporado. Comparado con el Astra TwinTop, la carrocería del Cabrio es un 43% más rígida a la torsión y un 10% a la flexión. Este diseño ofrece una base sólida para la suspensión y contribuye a una significativa reducción del ruido, las vibraciones y el traqueteo.

El habitáculo del Cabrio está construido principalmente de acero de alta resistencia lo que lo hace extremadamente rígido. Las puertas tienen montadas diagonalmente barras de acero de alta resistencia y refuerzos en la línea de cintura. Los pilares A que soportan el parabrisas son de acero extruido. En caso de vuelco, automáticamente se despliegan tras los asientos traseros unas barras de alta resistencia activadas pirotécnicamente y soportadas con muelles. Estas barras también son desplegadas en otros impactos severos – cuando los airbag son activados – para preparar el coche a posibles impactos posteriores o a la posibilidad de vuelco. Los asientos delanteros se benefician de reposacabezas activos de dos vías y dobles pretensores en los cinturones de seguridad e, incluso, los asientos traseros cuentan con pretensores en los cinturones.

 

El nuevo Opel Cabrio tiene lógicamente una presencia en la carretera más impresionante que el Astra TwinTop de 2006. La distancia entre ejes es 71 mm mayor, la vía delantera es 56 mm más ancha y la trasera 70 mm. Todo ello en beneficio del comportamiento y la estabilidad. Las últimas tecnologías de Opel están presentes en el chasis del Cabrio, de esta forma encontramos las torretas de altas prestaciones HiPerStrut en el tren delantero, la servodirección eléctrica por piñón y cremallera con asistencia en función de la velocidad y el sistema sistema de control de chasis adaptativo FlexRide.

 

 

Una amplia gama de motorizaciones estará disponible en el Opel Cabrio descapotable. El motor 1.4 Turbo de gasolina abre la oferta; disponible con dos versiones de potencia de 120  y 140 caballos, ambos entregando hasta 220 Nm de par motor con la función overboost estará combinado con una caja de cambios manual de seis velocidades. En el bloque diésel encontramos 2.0 CDTI con una potencia de 165 caballos y 380 Nm, que se podrá asociar tanto a caja de cambios manual, como automática de seis velocidades.

Lo más destacado en la gama de motorizaciones del Cabrio será el nuevo motor 1.6 Turbo ECOTEC SIDI de gasolina. Este motor de tamaño medio con inyección directa es parte de la nueva generación de motores que hará su debut a principios de 2013 y que está destinada a ofrecer una conducción muy suave, a entregar un alto par motor y gran eficiencia en el consumo de combustible. Desarrolla 170 Caballos de potencia entre las 1.650 y las 3.200 rpm y 280 Nm de par motor. Asociado a una transmisión manual o automática de seis velocidades.

La nueva caja de cambios automática de seis velocidades de baja fricción del Cabrio ofrece una función Active Select que permite cambiar de marcha de forma manual secuencial.

Pero esto no es todo, ya que más adelante se lanzarán versiones más potentes del Cabrio tanto con motor de gasolina como diesel.

El Cabrio combina la experiencia de conducir a cielo abierto con la mejor tecnología de Opel. Ello incluye el sistema de Iluminación Adaptativa AFL+ con hasta 11 funciones de iluminación, la segunda generación del sistema de cámara frontal Opel Eye con sus nuevas funciones ampliadas (mejora en el reconocimiento de señales y Aviso de Cambio Involuntario de Carril, las nuevas funciones de Indicación de Distancia de Seguridad y Alerta de Colisión Frontal), una cámara de visión trasera y un sistema Avanzado de Ayuda al Aparcamiento que facilita las maniobras, una Alerta de Angulo Muerto, asientos delanteros ergonómicos, volante calefactado y Asistente de Arranque en Rampas.

 

 

 

http://pasionporlaconduccion.blogspot.com.es/

Noticias Otros Medios

Deja un comentario