Sexualidad positiva : ¿Cómo se masturban las mujeres? (III)

Por Raquel Díaz Illescas


 

..Con el dedo, en la ducha, en un jacuzzi, con vibrador, dildo, tumbada, sentada, con las piernas abiertas, cerradas…

 

La forma, manera y recursos que utilizan las mujeres para auto complacerse  no parece ser un tema claro entre el género masculino que focaliza el placer de éstas en aquello del  “meter”.

Unas veces por desconocimiento, otras por olvido y otras tantas ensimismados por la excitación o “calentón” del momento,  muchos señores se empeñan en visualizar la masturbación femenina como el acto de introducirse en la vagina “juguetitos” que simulan la imagen de un falo. Es verdad que la industria pornográfica se ha servido de los mitos y creencias en torno a la sexualidad femenina y más concretamente de la masturbación, para alimentar el imaginario de la fantasía de muchos hombres y por supuesto, hacer de la erótica femenina un mercado altamente productivo; pero sintiendo desilusionar a algunos o echar por tierra sus creencias, lo cierto es que esto en la mayoría de las ocasiones no forma parte de la realidad. Lo cual no  quiere decir que a quien le sea útil lo siga utilizando como recurso en sus fantasías sexuales y pasárselo estupendamente.

No todas las mujeres se masturban de la misma manera, ni precisan estimularse en el mismo punto ni con la misma intensidad. Cada mujer es única. No hay una regla exacta, por lo que sería un error trasladar lo conocido en parejas anteriores a la actual.

Es verdad que el clítoris es la parte más sensible y placentera del cuerpo femenino. La estimulación directa o indirecta del clítoris, lleva la mayoría de las veces a la mujer a alcanzar el clímax, pero lo cierto es que las técnicas que utiliza cada mujer no son homogéneas en todas las de su género.

Hay mujeres que cuando se masturban sólo estimulan sus genitales, precisando estar quietas y concentradas sin que ni si quiera les susurren palabras excitantes; otras  por el contrario, requieren  de la estimulación auditiva y/o visual mientras lo llevan a cabo; algunas, se acarician también  diferentes partes de su cuerpo (pechos, labios, abdomen…) y se mueven de forma más vigorosa.  Lo hacen boca arriba, boca abajo, con las piernas estiradas, dobladas; abiertas, cerradas… Unas lo hacen con toda la mano, muchas con dos dedos y otras con uno. Algunas cierran los ojos, buscando  abandonarse a sus fantasías, otras prefieren deleitarse viéndolo todo. Y  existe un bajo porcentaje de las mujeres que lo hacen sin manos, estimulándose sólo con sus fantasías (estas son las menos) A pesar de las numerosas técnicas existentes para masturbarse, la mayoría de las mujeres suelen ser fieles a una de ellas durante toda su vida

Los juguetes eróticos también son un recurso al uso por muchas mujeres, cuando quieren disfrutar a solas o en pareja y dejar descanso a sus falanges (dildos, vibradores, muñecos hinchables, bolas chinas, etc.) Hoy en día estos se pueden adquirir con facilidad, tanto en establecimientos especializados como por Internet. Así mismo los chorros de agua o una buena ducha con un buen mono mango con diferentes posiciones para el chorro (de esos que son formato teléfono), pueden hacer las delicias de cualquier mujer. Esto es una sugerencia que proporciona una masturbación rápida, económica, eficaz, limpia, excitante y muy placentera, tanto para quien la recibe como para quien observa. Si no es el agua el recurso elegido para satisfacerse, es importante y necesario que la zona del clítoris y vagina esté bien lubricada. Muchas mujeres humedecen con saliva sus dedos y otras optan por los lubricantes que son un perfecto recurso para ayudar a que los dedos se deslicen, intensificando el placer de la masturbación. Hay que tenerlos siempre cerca de la mesilla de noche (o donde cada cual lleve a cabo su autoerotismo). Los más recomendables son los de base de agua 100% e igual que los juguetes eróticos, se pueden adquirir en tiendas especializadas, en farmacias o por Internet.  Hay mucha variedad.

La masturbación como todo, unas veces resulta más placentera que otras, independientemente del recurso utilizado.

Cualquier forma de estimulación es válida siempre que lo sea para la mujer. No es mejor una que otra, la mejor es la que sea placentera en ese momento.

Y tú ¿Sabes masturbar a tu pareja?

.

.

Raquel Díaz Illescas
Psicóloga.
Terapeuta sexual y de pareja.
Experta Universitaria en Psicología del Coaching
Formadora ocupacional.
Autora del libro: “Mucha Vida” Editorial Huerga & Fierro 2004

http://sexualidadpositiva.blogspot.com/

Terapia sexual individual y de pareja.
Correo electrónico: sexpositiva@gmail.com

Teléfono: 622673040

 

Noticias Otros Medios

2 Responses to Sexualidad positiva : ¿Cómo se masturban las mujeres? (III)

  1. alejandrahotmailcom 1 febrero, 2014 at 22:54

    xo pienso q es algo muy erotico q hacemos las mujeres

    Responder
  2. alejandrahotmailcom 1 febrero, 2014 at 22:57

    pues a lo mejor todas las chavas lo e mos echo de muchas formas pero seria a serlo mas rico con dos dedos

    Responder

Deja un comentario