Sexualidad positiva – Los privilegios de “VER”: te miro, me miras… (3 de 3)

Por Raquel Díaz Illescas

 

  1. Sólo para mis ojos
  2. Me acerco a ti en silencio, sin que me veas.
  3. Esperaré a verte pasar.
  4. Una vez te haya visto, me iré sin decirte nada.
  5. Te vi y no te dije nada, deseé mirarte sin más.
  6. Estuve a verte y te vi, ya sé que no me viste…
  7. Cuando me acercaba al lugar de nuestro encuentro pude verte y supe que debería volver.
  8. Mientras te desnudas te miro, y todo lo demás ya sobra…
  9. 9.    Te miro…

10. Aunque no  puedas estar conmigo yo te miro y espero que en cualquier giro tú me mires.

11. Te miro, me miras y te guiño un ojo.

12. Me iré sin que me veas.

13. Te miraré hasta conseguir que me mires.

14. Te miro y te miro y no me canso de mirarte, aunque nada te diga, te lo digo todo…

15. Te veo acercarte y en tu mirada leo que algo ha cambiado…

16. Te miro mientras duermes.

17. Me miras…

18. Me miras y con tu mano me dices ven.

19. Me miras y guardas silencio. Yo también te miro, yo también callo.

20. Me dices adiós con la mano, con los labios leo un te quiero y en tus ojos sé que volverás.

21. M e miras y ya no tengo dudas de que soy yo quien te gusto.

22. Desde el otro lado de la estación me haces gestos con tu boca y guiños con tus ojos, y yo te digo te quiero.

23. Me miras haciéndote el dormido y entonces yo me quito la ropa como si no hubiera visto tus ojos sobre mi cuerpo…

24. Desde la cama me regalas besos.

25. Hay notas tuyas por toda la casa que  me dicen te quiero.

26. No dejes de mirarme, aunque yo ya no te mire.

Como verás, esto es simplemente un ejemplo de las dificultades, limitaciones o barreras culturales que puede tener una persona que no ve o con deficiencia visual grave en su día a día. Lo cotidiano acaba siendo extraordinario en la vida de una persona ciega o con deficiencia visual severa.

Te invito a continuar esta lista que permanecerá viva mientras tú lo desees y hagas que así sea.  Difúndela. Ayúdame a que entre todos consigamos eliminar las barreras invisibles que nos permitan y faciliten  el acercamiento interpersonal, afectivo y sexual que todos necesitamos.

Es verdad que muchas de estas cosas no podemos vivirlas ni llevarlas a cabo de la manera que se supone o todos esperan, ¿se pueden hacer de otra manera?

Para empezar, qué tal si llevamos de la mano a la tolerancia, a la comunicación, al  respeto y entre todos  conseguimos  la “normalidad”.

 

 

.

Raquel Díaz Illescas
Psicóloga.
Terapeuta sexual y de pareja.
Experta Universitaria en Psicología del Coaching
Formadora ocupacional.
Autora del libro: “Mucha Vida” Editorial Huerga & Fierro 2004
http://sexualidadpositiva.blogspot.com/
Terapia sexual individual y de pareja.
Correo electrónico: sexpositiva@gmail.com

Teléfono: 622673040

Noticias Otros Medios

Deja un comentario