Entrenamiento con pesas rusas o kettlebells

Por Jesús Gómez

En infinidad de ocasiones hemos alabado el trabajo con mancuernas, poniéndolo siempre por delante de otro tipo de entrenamiento. Es cierto que a pesar del paso del tiempo y la cantidad de avances en este campo, las mancuernas siguen siendo la estrella ala hora de conseguir musculatura. Pero a las mancuernas convencionales les ha salido un competidor muy fuerte, las pesas rusas, una herramienta de entrenamiento que cada día se usa más en nuestros gimnasios.

Su curiosa forma, mezcla de tetera y campana, les da ese curioso nombre de ketebell. Pero, a pesar de su forma, son un elemento perfecto para trabajar la fuerza funcional, el sistema cardiovascular, la flexibilidad y la coordinación. Y esto se debe a que cuando trabajas con las pesas rusas implicamos en el ejercicio muchos músculos a la vez, de manera coordinada y simultánea.

Entrenar con estas pesas nos permite realizar un movimiento más natural mientras las estamos utilizando, además de lograr que pasemos de un movimiento a otro sin tener que detenernos, lo que las convierte en las mancuernas ideales para trabajar grupos musculares de forma conjunta y sin descanso, algo que nos ayudará a mantener la tensión del ejercicio durante más tiempo, evitando que los músculos descansen y consiguiendo incidir más en las fibras.

Cuando llevamos a cabo un ejercicio no es necesaria tanta flexibilidad en las muñecas como con el resto de mancuernas y barras fijas. Esto se debe a que el agarre de las pesas rusas es mucho más ergonómico y el peso está colocado debajo, no a los laterales, lo que hace que tengamos mayor libertad de movimiento y no nos obligue a realizar giros tan forzados.

La mayoria de los ejercicio realizados con este tipo de pesas se repiten en secuencias que requieren el uso de muchos grupos musculares simultáneamente. Son altamente efectivos,intensos y crean una resistencia muscular y fuerza. Notarás también que completar una secuencia de ejercicios de este tipo te dará también un acondicionamiento aeróbico.

Asegurarse de usar las pesas con la técnica correcta es tremendamente importante para prevenir lesiones. Como estos ejercicios parecen ser inestables (de hecho lo son, y de allí proviene la intensidad del entrenamiento) pueden sentirse molestos o incómodos al principio. La magia sucede porque la inestabilidad de la pesa estimula el uso de músculos para estabilizarse en una manera en que una mancuerna no puede hacerlo. Dada la naturaleza de los ejercicios con pesas rusas, los muslos y los hombros reciben un entrenamiento muy intenso.

Pero la libertad de movimiento que nos brindan las pesas rusas puede ser algo que juegue en nuestra contra, ya que es importante que controlemos en cada momento la correcta ejecución del ejercicio y los movimientos que éste implica, pues si no lo hacemos corremos el riesgo de lesionarnos y hacernos mucho daño. Por ello es necesario que comencemos poco a poco cuando decidamos entrenar con las pesas rusas y nos adaptemos a ellas para saber los diferentes movimientos que vamos a realizar.

Es importante que a la hora de entrenar con ellas adoptemos una serie de posturas que nos ayudarán a trabajar de forma correcta. En primer lugar, las piernas las debemos colocar ligeramente separadas y tenemos que concentrar toda la tensión en los talones y en la parte trasera de la pierna, concentrando el empuje y ganando así más potencia a la vez que trabajamos los músculos de esta parte del cuerpo. Los brazos deben estar dentro de lo posible pegados al tronco, y los hombros hacia abajo y ligeramente inclinados hacia atrás. La colocación de las muñecas debe ser siempre recta cuando estemos agarrando las pesas por el asa, ya que de lo contrario corremos el riesgo de lesionarnos.

A partir de ahora debemos tener en cuenta que en el gimnasio ya se nos plantea una alternativa diferente a las mancuernas comunes. Es importante que variemos los entrenamientos y sepamos que existen otras opciones que no debemos pasar por alto como el uso de pesas rusas, necesarias para conseguir un óptimo y mejor desarrollo muscular

Kettlebells vs Fisicoculturismo o gimnasio tradicional.

Aislamiento muscular = limitante e impractico para cualquier aplicacion en el mundo real.

Kettlebell = Fortalece musculos y articulaciones para el mundo real y puede desarrollar fuerza sobrehumana.

Los gimnasios tradicionales, nos han orillado a trabajar como si nuestra meta fuera ser fisicoculturistas, aunque la mayoría de las personas buscamos una imagen saludable muchas veces perdemos de vista el verdadero acondicionamiento y salud del cuerpo. Sin embargo cualquier persona que se entrene como un atleta y su meta sea desempeñarse mejor y desarrollar movimientos mas eficientes, por consecuencia lograra verse mejor.

Normalmente los musculos en un gimnasio se trabajan por separado creando desbalances y el ser mas propenso a lesiones ya que no trabajamos nuestras articulaciones en todos sus rangos de movimientos. Las kettlebells simulan movimientos naturales y funcionales que tienen aplicaciones en cualquier actividad física, corrigiendo problemas de postura y unificando el cuerpo para que todos los musculos trabajen cordinadamente.

La filosofía del kettlebells es que hay que entrenar movimientos no músculos, si nos enfocamos en trabajar cada musculo por separado solo nos hacemos menos eficientes para cualquier tarea real.

Kettlebells Vs Correr

¿ Son los ejercicios con kettlebells tan efectivos para desarrollar capacidad cardiovascular como otras actividades que trabajan cardio entre ellas correr y trotar?

Al contrario de lo que piensan muchos autores, no sustituye a la carrera convencional. Es como si dijéramos que el hacer superseries o triseries nos alejará del ejercicio cardiovascular. El cuerpo se comporta de manera diferente en cada una de estas variedades deportivas. La zona objetivo, la pérdidad de grasa, las pulsaciones por minutos, y otros tantos factores, varían según realicemos una actividad u otra.

 

 

Deporte sin química

Noticias Otros Medios

Deja un comentario