Contraconsultorio : preguntas y respuestas “Larga relación”

Por Israel Sánchez

0009481339X-1280x1920-200x300

 

CONSULTA

 

No sé si mi caso es adecuado para este consultorio. Soy un hombre de 66 años casado desde hace 32. Mi mujer y yo siempre hemos tenido una buena relación, aunque dejamos de tener sexo poco después de los 50. Yo lo acepté sin protestar y me he acostumbrado a ello. Desde hace casi un año, sin embargo, mi mujer ha empezado a decir que no deberíamos haber abandonado las relaciones sexuales y que ella siente deseo. Al principio pensé que sería algo pasajero, pero ella ha seguido insistiendo y ahora se ha convertido en una exigencia. La idea de tener sexo con mi mujer me parece descabellada. No sé qué papel desempeñaría yo, francamente, y dudo mucho que pudiera tener una erección suficiente y menos un orgasmo. Además, reconozco que no me siento atraído hacia ella. La última vez que lo hicimos ella tenía 15 años menos y su aspecto era aún agradable, pero ahora creo que me desagradaría, y no entiendo por qué no le desagrado yo a ella. Otro problema es que temo que esta preocupación por el sexo esté ocultando otra cosa, como una infidelidad. ¿Y si ella tiene un amante y eso le ha despertado de nuevo el deseo? Yo saldría perdiendo en cualquier comparación. También es posible que lo que quiera es una excusa para buscar uno, y que mi rechazo le esté dando la excusa que necesita.

¿Qué puedo hacer? Confieso que me he planteado abandonarla, pues volver a las preocupaciones juveniles del sexo y los celos me produce vértigo, pero me gustaría poder evitar este extremo, porque nuestra vida en común, aunque sea como simples compañeros de convivencia, me resulta cómoda y agradable.

 

 

RESPUESTA

 

Cuando se dice que no hay peor machismo que el de las mujeres se está particularizando un comportamiento característico de cualquier grupo discriminado.

Tu actitud es un caso de otra de esas autodiscriminaciones. Es difícil hablar con más crueldad del grupo de edad al que perteneces, al que prefiero no llamar “tercera”, porque con ello queremos decir “tercera y última” y hacemos más énfasis en lo que tiene de última que en lo que tiene de tercera.

Pocas cosas por las que manifiestas preocupación en tu consulta son más propias de tu edad que de cualquier otra. Lo que sí es propio de tu edad es considerarlas propias, es decir, pensar que son ahora más graves y definitivas. Eres víctima, y verdugo, de la tiranía de la juventud, que tan despiadadamente se ceba en la vida eróticosentimental, y cuya razón de ser es sólo el enfoque reproductivo de ese aspecto de la vida. Te estás creyendo, y con ello perjudicando a tu esposa y a ti, que el sexo es sólo para quien puede tener hijos.

Tu consulta es cruda y sincera, y compartida, además, por muchos que no se atreven a plantearla, así que contestaré con crudeza y sinceridad a un par de los muchos miedos infundados que planteas.

Hablas del deseo de tu pareja como si careciera de racionalidad. Como si ella esperara de ti que tuvieras veinte años o pensara que ella los tiene. Lo más probable es que sea consciente de lo que tú puedes ofrecer y sea eso lo que te pide, del mismo modo que tú puedes imaginar lo que ofrece ella y no caerías nunca en pedirle algo demasiado lejano a sus posibilidades. Quitas, además, todo valor a vuestras aptitudes. Es curioso, sin embargo, que las aptitudes sexuales se valoren sólo hasta cierta edad, a partir de la cual da igual cuánto pueda mejorarnos la experiencia. Pensamos, normalmente, que un amante con 30 años es más diestro que uno con 20, e incluso aprendemos pronto que uno con 40 lo es más que el primero. Pero poco nos importa cuánto haya aprendido el que ha cumplido 50, porque se nos ha enseñado que a esa edad lo que se ofrezca carece de valor. ¿La erección? ¿La penetración? A veces es todo lo que un inexperto puede ofrecer. ¿Por qué lo envidiamos?

Recuerda, además, que el deseo se aprende y es despertado por la satisfacción. No dudes que si os dais placer acabaréis recuperando el deseo por el otro. Lo habéis perdido, sobre todo, porque habéis dejado de dároslo, y porque tú has presupuesto que otras personas, con otro aspecto, os lo darían más.

Pero, en definitiva, lo que tienes es un bloqueo de novato reincidente. Sáltatelo y ya tendrás tiempo para volver a juzgar a todos tus fantasmas con conocimiento de causa.

Siempre podrás volver a escribir al contraconsultorio. Al fin y al cabo, tu consulta es, efectivamente, muy adecuada.

 

 

Esperamos vuestras consultas
Contacto :
contraconsultorio@gmail.com

 

Noticias Otros Medios

One Response to Contraconsultorio : preguntas y respuestas “Larga relación”

  1. lluna 5 Agosto, 2013 at 16:43

    Que buena respuesta. wauu.

    Responder

Deja un comentario