Leer es perjudicial

Por Alicia González

 

2046702223

 

Leer conduce a un estado mental peligroso. Incrementa el andar de las neuronas por la república del cerebro. Fijar los ojos en las letras vivas incomoda la atmósfera de confort ignorante y deja arrastrar al ser por la corriente de lo superfluo.

Aceptar navegar en las aguas de un libro es vivir en la isla del conocimiento, lejos de los que no quieren saber y se burlan orgullosos como si portaran la medalla de la ceguera e indiferencia.

Leer, diría el papá de Matilda (en cuanto le pide que le compre un libro) echa a perder por no querer ser parte de la homogeneidad andante que prefiere sustituir esa necesidad por la de un precioso televisor que condena el pensamiento cuando lo absurdo se convierte en prioridad. Víctima y victimario del oscurantismo, pronto vendrá el vacío estomacal del saber.

Ahogarse de textos es una inflamación de la mucosa imaginación, esto puede llevar a dirigir una orquesta de imágenes inconcebibles en la realidad, pero tangibles en el terreno de la ficción, en el cual todos conocemos al conejo que siempre va tarde y tiene prisa, al asesino que se distrae en soliloquios de culpa, en los eternos enamorados o aquellos que premian a la nariz en un concurso de zanahorias.

La ingesta de palabras en exceso puede producir una intoxicación que palpita desde la cabeza hasta la pelvis con las contracciones de la sensibilidad, libres de interpretación pero condenadas a aislar a quienes se atreven a desobedecer la subsistencia vacua de contenidos sin sentido.

El único remedio es estandarizar al ser. No preguntar nada, no curiosear, no tocar, no explorar, no indagar, no buscar, no sentir, no abrir siquiera la primera página, no leer la contraportada, no ver de reojo el título, incluso lo mejor sería arrancar las hojas de los libros para combatir la sed de discernimiento y no tener más alternativas para nadar con los pies en este libro llamado vida. No hay opción, hay que combatir esta epidemia delicada donde las expresiones y la crítica son el plato fuerte.

Leer acaba con el sex appeal de la ingenuidad, corta copetes al instante, desinflama senos, golpea musculaturas torpes, debate con el límite del léxico, pone en entredicho a las autoridades máximas de la nación, o a quien cometa un error del lenguaje u omita datos, atenta contra la quietud de los errores y la ignominia.

Advertencia: clavar los ojos sobre un texto puede causar un cáncer muy difícil de curar, el hábito de la lectura.

 

 

Fuente: Sin embargo

 

Noticias Otros Medios

16 Responses to Leer es perjudicial

  1. jolpater 23 Mayo, 2013 at 15:24

    Con este articulo solo has evidenciado que las unicas lecturas que te han producido cancer mental son las revistas de farandulas el resto tu cerebro lo ha borrado.

    Responder
    • juan 5 Septiembre, 2013 at 20:53

      Es obvio que es irónco el titulo… Ud. se ve que lee mucho!!

      Responder
  2. NM 21 Junio, 2013 at 22:53

    Jajajajjajja! Buenas esa jolpater

    Responder
  3. aaron 5 Julio, 2013 at 13:01

    es el artículo más imbécil que he leído

    Responder
  4. Prin 2 Agosto, 2013 at 16:18

    ¿quién coño a escrito esta mierda?

    Responder
  5. Belen Cortes Puchaes 8 Agosto, 2013 at 17:19

    yo seguro adivino quien lo ha escrito un ignorante, como va a ser malo leer si se ha descubierto que incluso retrasa el alzheimer hay que ser más imbécil que el que a escrito esto para creer lo que pone

    Responder
    • Lectura 27 Enero, 2014 at 9:17

      Pues aqui el único que no sabe leer es usted que no se ha tomado la molestia de leer todo el articulo, pero como se ve que es perezosa se lo resumiré: Este artículo en realidad habla de lo excelente que es la lectura, y el vicio que nos produce es el hábito de la lectura.
      Osea, usted juzga sin saber. Queda en rídiculo su comentario.

      Responder
  6. DanielV 12 Agosto, 2013 at 16:29

    Nadie entendió el artículo. Gente que “lee mucho” y no son capaces de comprender el mensaje irónico que el autor quiso darle a este texto.

    Responder
    • Hernán 6 Noviembre, 2013 at 5:25

      AJAJAJ cierto… Se ve que todos se quedaron en el titulo…Belén… Tu uso de los signos de puntuación es malo. Antes de afirmar que el autor es ‘ignorante’, asegurate de que entendiste el articulo… O al menos de que su comentario esté dentro de los parámetros de lo aceptable en cuanto a redacción.

      Responder
  7. Eduardo 12 Agosto, 2013 at 16:34

    >2013
    >No entienden títulos irónicos

    Responder
  8. Dani 20 Agosto, 2013 at 17:12

    Evidentemente, los primeros comentarios no han entendido que el texto es una ironía. Es lo malo de leer la primera línea nada más o, peor, sólo el título y juzgar sin antes “entender” lo que se lee. Igual pensé que era algo científico y lo entré a leer XDDDD. Está bueno. 🙂

    Responder
    • Lectura 27 Enero, 2014 at 9:20

      Ni lo leyeron, 100% segura. Solo los perdono si son menores de 16.

      Responder
  9. Hiccup Germanotta III 7 Octubre, 2013 at 19:14

    este articulo es un chiste :3

    Responder
  10. Madian_ 19 Octubre, 2013 at 22:59

    Sublime!, me encanta el contexto de las palabras, la forma sarcastica tan elegante y sutil que no toda la gente entiende.

    Responder
  11. jonathan 10 Mayo, 2014 at 18:42

    Los ignorantes me afirman que de tantos conocimientos adquiridos por las lectura voy a parar a loco. Locos son ellos que bajan entre su mediocridad e ignorancia conduciendo hacia una muerte mental por no utilizar su cerebro.

    Responder
  12. César Daniel Gacitúa (@Cesar_degeku) 13 Agosto, 2014 at 1:52

    La gente suele sustituir la adicción a la lectura, con otras drogas que igual pueden causar “alucinaciones” (Imaginaciones, ilusiones, sueños, propósitos, motivos, etc), pero que a diferencia de ésta, se desencadenan en nuestro cerebro con un único monótono efecto, y no diferencian por el tipo de persona: en todas tienen el mismo efecto, la lectura en cambio, hace que sus textos tengan “significancia alucinatoria” dependiendo del tipo de persona que las “ingieran”, así los diferentes tipos de textos hacen efecto en también diferentes tipos de personas..

    Responder

Deja un comentario