Hoy conocemos a: Sir Alex Ferguson, el caballero del United

Por: David Carabias

 

Hoy se le conoce como el entrenador más longevo de la historia del fútbol y sin duda el más laureado del deporte rey, 26 años y 3 meses de forma ininterrumpida al frente de uno de los grandes de Europa, el Manchester United. Bajo su tutela los diablos rojos han conseguido 37 de los 60 títulos que albergan sus vitrinas, afrontando cambios de estilo, nuevas épocas y profundas regeneraciones del equipo.

Ferguson ganando

Varios son los records que han forjado el mito del considerado mejor entrenador de la historia del fútbol: único entrenador que ha ganado en 5 ocasiones la FA Cup, 3 premiers consecutivas, logrado en dos ocasiones (del 98 al 2.001 y del 2.006 al 2.009), primer técnico en conseguir ganar liga, copa y champions en una misma temporada (1.999) además comparte el honor, junto a Brian Clough (Nottingham) y Bob Praisly (Liverpool) de ser los únicos entrenadores británicos en ganar dos champions.

Pero no todo son alabanzas para este escocés que se ha declarado aficionado a las carreras de caballos y al buen vino, ya que varios episodios en el vestuario, como cuando le tiró un bota a David Beckahm, y salidas de todo, comparando al Real Madrid con el dictador Franco, también forman parte de la historia de un entrenador venerado por su capacidad para descubrir nuevos talentos y sacar el máximo partido a sus jugadores.

Alexander Chapman Ferguson nació en Galsgow, el 31 de diciembre de 1.941, a la edad de 71 años sigue siendo uno de los técnicos referentes en el mundo del fútbol, un deporte que le ha acompañado a lo largo de toda su vida, aunque en sus inicios no era su dedicación exclusiva.

En su juventud compaginaba la vida de futbolista con el trabajo de aprendiz en los astilleros de Clyde, hasta que en 1.964 decidió dar el salto definitivo al profesionalismo del fútbol al fichar por el Dumfermile, equipo escocés con el que se proclamó campeón de copa y máximo goleador de la Scottish Premier League en la temporada 65-66.

Pero su carrera como futbolista nunca alcanzó una gran altura y muy pronto decidió cambiar los sin sabores del fútbol dentro del terreno de juego, por una posición más alejada en los banquillos. Y fue entonces cuando su vida dio un cambio radical y comenzó a hacerse con el gran prestigio del que hoy goza.

Ferguson Aberdeen

Todo comenzó en el East Stirlinhgshire (1.974) para ese mismo año cambiar al St. Mirren, equipo que llevo desde la segunda división a alzarse con el campeonato nacional escocés, y a nuestro protagonista para dar el salto al Aberdeen, donde prolongo su racha de éxitos, llegando a la cumbre al derrotar al Real Madrid de Di Stefano en la final de la Recopa de 1.983, tras haber eliminado también al Bayern de Múnich.

Todo el planeta fútbol giro entonces su mirada hacia un entrenador que a los mandos de un modesto equipo escocés había conseguido derrotar a dos de los más grandes equipos del continente, y los rumores de su llegada a grandes clubes de Inglaterra se dispararon.

Pero no fue hasta el 6 de noviembre de 1.986 cuando firmó por el Manchester United, recogiendo un equipo que no hacía mucho que había recuperado la categoría y los aires de grandeza de la mano de Ron Atkinson, pero que no terminaba de dar el salto de calidad para reencontrarse con su nivel de las décadas de los 50 y los 60.

Los inicios de Ferguson en Manchester no fueron fáciles, ya que paso las tres primeras temporadas sin pena ni  gloria, y cuando la mayoría de la afición pedía su destitución como revulsivo para el club, fue capaz de ganar la FA Cup de 1.990, lo que le sirvió al escocés para renovar la confianza de la directiva, y entonces sí, prender la mecha de un equipo que en lo sucesivo dominaría el fútbol británico.

Los títulos comenzaron a llegar, y en 1.993 el Manchester United se proclamó campeón de la ansiada Premier tras 25 largos años de sequía, iniciando una racha que le llevo a conquistar 4 títulos de liga en tan solo 5 años. El punto álgido llego en Barcelona, en la final de la Champions de la temporada 98-99 a la que los red devils llegaron tras conquistar Premier y FA Cup, y en una remontada épica ante el Bayern de Múnich, se alzaron con el segundo trono continental del club, convirtiéndose en el primer equipo en lograr un triplete.

Ferguson Premier

El cambio de milenio no le sentó muy bien ni al equipo ni a Fergie, que llego a anunciar su retirada en 2.002, pero tras comprobar cómo el equipo se deshacía ante la supremacía del Arsenal, decidió continuar, para tras unos años de evolución volver a colocar al club en el centro del fútbol inglés consiguiendo ganar la Premier en tres ocasiones consecutivas (06-07, 07-08 y 08-09) y sumando una nueva Champions en 2.008 tras derrotar al Chelsea en la final de Moscú.

El año 2.011 trajo un nuevo hito para la historia del Manchester y de Feguson, ya que alzando su decimonoveno título de liga conseguía desbancar al Liverpool como el equipo inglés que más veces lo había hecho (los reds mantienen su hegemonía en títulos europeos).

Siempre se declaró un fan incondicional de Matt Busby, mítico entrenador del club de las décadas de los 50 y los 60 y de Jock Stein, de quien fue ayudante en la selección escocesa cuando este sufrió un infarto que le costaría la vida en pleno partido. Ferguson se hizo cargo de la selección de su país clasificándola para el mundial de 1.986.

 

Solo el tiempo dirá hasta donde es capaz de prolongar Sir Alex su historia en el mundo del fútbol, pero una cosa está clara, se trata de un hombre que supone historia viva tanto del Manchester United como del fútbol, y que solo él decidirá cómo y cuándo colgará las botas.

Noticias Otros Medios

Deja un comentario