De las redes sociales a la vida extraterrestre: los coqueteos científicos y tecnológicos de Benedicto XVI

Llaves_Leon_Benedicto-3

Foto: Cuartoscuro

 

 Ser el primer Papa en renunciar a su cargo en más de 600 años tiene a Jospeh Ratzinger con los ojos de todo el mundo puestos en él. Ante el anuncio de su dimisión, surgen de nuevo las acusaciones sobre su juventud nazi, así como haber protegido a curas pederastas durante su papado y su postura conservadora hacia temas como el uso del condón.
No obstante, Bendicto XVI destacó por otros temas no tan polémicos o, al menos, exentos de morbo. La Iglesia Católica tendrá que sustituir a un hombre que –como líder del Vaticano– ha mostrado una notable comprensión de la tecnología, así como de las posibilidades que esta puede ofrecer en distintos ámbitos.
Desde su preocupación por asuntos climáticos, su interés por gadgets y redes sociales, así como la intervención de la ciencia en materia de alimentación. Benedicto XVI demostró que, si al menos no ofreció un discurso de tolerancia en el aspecto social, en el campo de la innovación tecnológica dio un paso importante respecto a sus predecesores.

 

 

DE TUITS Y EXTRATERRESTRES

 

Benedicto XVI fue llamado el “Papa verde” por sus declaraciones sobre el cambio climático y el cuidado del medio ambiente y bajo su mandato, la Ciudad del Vaticano instaló paneles fotovoltaicos en el Aula Pablo VI para la iluminación del lugar.
De igual manera, hace dos años, hizo una llamada a los líderes internacionales para enfrentar el cambio climático y los instó a “ponerse de acuerdo sobre una respuesta responsable, creíble y de apoyo a este fenómeno preocupante y complejo”. Asimismo, también condenó la destrucción del medio ambiente al decir que “la relación del ser humano con el creador se debilita, la materia se reduce a una posesión egoísta; el hombre se convierte en la “autoridad final” y el objetivo de la existencia se reduce a una carrera febril para poseer lo más posible.”
Por otra parte, en el aspecto de las redes sociales, el Papa también declaró que no era un pecado hacer uso de ellos y alentó a los jóvenes católicos a utilizarlos, además de convertirse en el primer pontífice con cuenta de Twitter, mientras que el Vaticano actualmente tiene ocho cuentas de divulgación en esta red para. Asimismo, en el aspecto de los gadgets, Benedicto tuvo su primer iPad en 2007, mientras que en 2010 fue lanzada una aplicación gratuita para este aparato que contenía el misal romano. Por si fuera poco, también durante el periodo de Benedicto fue lanzada una app para smartphones en la que el usuario puede confesarse y recibir su penitencia luego de un breve cuestionario.

 

Pontifex

 

Sin embargo, no sólo de comunicaciones e Internet se ha tratado el periodo de casi ocho años de este Papa. En este lapso la Academia Pontificia de las Ciencias se pronunció a favor de los cultivos genéticamente modificados, como una manera de alimentar a un mundo hambriento. Mientras que en lo referente a la cuestión de si los científicos juegan a ser Dios al desafiar la naturaleza, la respuesta fue negativa. “Las nuevas formas de intervención humana en el mundo natural no debe ser vistas como contrarias a la ley natural que Dios ha dado a la Creación”, manifestó el consejo.

Finalmente, el consejo pontificio acogió en 2009 una conferencia sobre astrobiología, durante una semana en la que se estudiaron los exoplanetas, así como la posibilidad de vida extraterrestre.”Las preguntas de los orígenes de la vida y de la existencia de ésta en otros sitios del universo son muy adecuadas y merecen seria consideración”, dijo entonces el astrónomo papal en jefe, el padre José Gabriel Funes.

Funes también manifestó que la posible existencia de vida extraterrestre no estaría en contradicción con la Biblia, los cual generó una gran cantidad de cuestiones teológicas y una de ellas era la posibilidad de que los alienígenas no necesitan de la salvación divina, puesto que sus antepasados no cometieron lo que los católicos llaman “pecado original”.

 

Todo esto representa un gran avance para la institución católica, sobre todo si se tiene como antecedente a la Santa Inquisición y que en 1600 Giordano Bruno, un monje italiano, fue condenado a muerte por afirmar que existen otros mundos.


 

 

 

Fuente: Sin Embargo

Noticias Otros Medios

Deja un comentario