Torrijas con espuma de café con leche

Por Margret Schuchmann

torrija1 (1)

 

Un postre delicioso y fácil de hacer, nada empalagoso y con la espuma de café con leche hacen una combinación sorprendente.

INGREDIENTES
Para las torrijas

  • 8 rebanadas de pan de molde
  • 3/4 de litro de leche
  • 2 palitos de canela
  • 2 cucharas de azúcar moreno
  • 1 chorro de licor de manzana
  • la cáscara de 2 limones
  • aceite para freir
  • 4 huevos

 

Para el almíbar

  • miel
  • vino blanco de mesa
  • clavo en grano
  • 1 palito de canela
  • agua

 

Para la espuma de café con leche

  • 300 ml de nata de montar
  • 3 cucharas soperas rasas de café soluble en polvo
  • 2 cucharas soperas de azúcar moreno
  • 1 carga de No2

 

PREPARACION
Las torrijas
Hervir a fuego lento la leche junto con el azúcar, los palos de canela rotos y la cáscara de limón limpia de partes de blancas que amargan. Mantener al fuego unos 20 minutos removiendo de vez en cuando, retirar del fuego y deja templar. Añadir el chorro de licor y colar.
El pan de molde se deja un día fuera del embalaje para que se seque un poco. Lo empapamos en la leche con cuidado para que no se rompa y lo sumergimos en huevo batido.
Preparamos una sartén con aceite, la cantidad de aceite no debe cubrir las rebanadas de pan, vamos friendo las torrijas dándoles la vuelta cuando se doren. Cuando las tengamos doradas por ambas partes las colocamos sobre un papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

El almíbar
Mezclamos la misma cantidad de miel y vino blanco, un poco de agua, un palo de canela y unos clavos de olor. Hervir unos 3 minutos y dejar enfriar. Con este almíbar emborracharemos después las torrijas.

Espuma de café
Calentar un poco de nata hasta templarla, retirar del fuego y añadir el azúcar y el café soluble, remover bien y cuando esté disuelto todo se le añade el resto de la nata poco a poco. Se prueba y se rectifica el sabor de café y de azúcar. Disolver bien, colar y cargar el sifón. Poner la carga de No2, agitar y enfriar.

Colocar en un plato dos torrijas por persona y emborracharlas con el almíbar y poner a un lado la espuma.

 

 

Más en Cocinísima
de Margret Schuchmann

Noticias Otros Medios

Deja un comentario