Alvarno: La esperanza.


Otra moda es posible, y sí, hablo de la moda de nuestro país. El dúo Alvarno presentó anoche su colección para la próxima temporada que se define como rotunda y cargada de esperanza. Repitieron la fecha con la que se estrenaron hace tres años como un homenaje a las raíces de la firma. Esta séptima colección eligió como marco la planta 49 de la Torre de Cristal de Madrid, lugar que combinaba perfectamente con los reflejos de ciertas texturas, el sutil toque futurista y ese espíritu parisino que los aleja de la pasarela madrileña. Recordé con una sonrisa el desfile de Otoño/Invierno 2012 del Balenciaga de Ghesquière que mostró sus propuestas en aquel rascacielos de París. Los detalles marcan a los grandes y el ambiente es fundamental para recrear un desfile, poco a poco algunos se van dando cuenta de este importante elemento. Y este es un desfile de altura, haciendo uso de la metáfora fácil.

alvarno1Ellas se muestran impecables paseando sobre el cielo de Madrid. La sencillez y elegancia marcan cada paso. Pasos a ritmo de los clásico salones de Manolo Blahnik, en distintos tonos acertadamente conjuntados con las salidas. No todas supieron domarlos, pero nada es perfecto.

Como de costumbre maestría de volúmenes, corte militar en abrigos y chaquetas, que pasan por tejidos con esencia futurista, sedas, paños de lana, brocados y la compañía del visón y zorro en las pieles de  Santiago del Palacio marcadas por cinturones y piezas de metal que potenciaba las formas de la figura femenina.

alvarno2

alvarno3Puntos de plata y oro daban juego al misterio de negro y azul que predominaba en la colección. Las texturas se iban aligerando con cada salida para cerrar con vestidos delicados, con transparencias y algún drapeado en colores como el rojo y un inmaculado blanco.

alvarno4

Ellos dirán que brillan con la luz de Madrid y el Espíritu de París, pero pienso que se trata de luz propia.

 Texto: Minerva Santana.

Fotos cortesía de Alvarno.