L’art en guerre. Francia 1938-1947: De Picasso a Dubuffet

Comisarios:  Jacqueline Munck y Laurence Bertrand-Dorléac
Sedes:   Musée d’Art moderne de la Ville de Paris, Paris-Musées y el Museo Guggenheim Bilbao
Fechas:   16 de marzo-8 de septiembre 2013
Salas:   segunda planta  
 

Pablo Picasso (1881–1973) Mujer sentada en un sillón (Femme assise dans un fauteuil), 1941

Pablo Picasso (1881–1973)
Mujer sentada en un sillón (Femme assise dans un fauteuil), 1941

 

Más de 500 obras de un centenar de artistas que con sus obras “hicieron la guerra a la guerra”

Organizada por el Musée d’Art moderne de la Ville de Paris, Paris-Musées y el Museo Guggenheim
Bilbao, L’art en guerre. Francia 1938-1947: De Picasso a Dubuffet muestra cómo, frente al amenazador
contexto de opresión vivido en Francia durante la II Guerra Mundial y la Ocupación nazi, los artistas de la
época se rebelaron frente a las consignas oficiales mediante novedosas respuestas estéticas que
modificaron el contenido del arte.

Más de 500 obras de un centenar de artistas, incluyendo documentales, fotografías y películas inéditas, se
reúnen en esta exposición única, que cuenta con el destacado patrocinio de la Fundación BBVA, y que
evidencia la forma en la que estos creadores resistieron y reaccionaron, “haciendo la guerra a la guerra” con
formas y materiales casuales impuestos por la penuria, incluso en los lugares más hostiles a toda expresión
de libertad.

 

Victor Brauner (1903–1966) Sufrimiento, sufrimiento (Souffrance, souffrance), 1941

Victor Brauner (1903–1966)
Sufrimiento, sufrimiento (Souffrance, souffrance), 1941

 

Trabajos de grandes artistas como Georges Braque, Alexander Calder, Robert Delaunay, Jean Dubuffet,
Marcel Duchamp, Max Ernst, Jean Fautrier, Alberto Giacometti, Vasily Kandinsky, Fernand Léger, Paul
Klee, André Masson, Henri Matisse, Wols y Henri Michaux, Joan Miró, Pablo Picasso, Salvador Dalí,
Joseph Steib, Victor Vasarely o Yves Tanguy, entre otros, se exponen junto a obras de supervivencia que
transmiten la energía desesperada de autores desconocidos para el gran público, en un recorrido por doce
secciones que se despliegan a lo largo de la segunda planta del Museo.

Una muestra que servirá, como afirman las comisarias de la exposición Jacqueline Munck y Laurence
Bertrand Dorléac, para desvelar “todo lo que quedó en la intimidad de las viviendas y de los talleres, de los
refugios, de los campos de concentración, de las cárceles y de los hospitales psiquiátricos, a la sombra de
la historia”.

 

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario