La pintura estereoscópica. Víctor López-Rúa.

biombo verdeLa redundante obsesión por ver más allá.Por atravesar puertas infranqueables.Tocar con la punta de los dedos lo que quizás no existe, sucumbir al engaño.

En la serie de 11 grabados Dix Recettes d´Inmortalité ( Audouin-Descharnes, 1973 ), Salvador Dalí se refiere a la pintura estereoscópica como la Santísima Trinidad, siendo el ojo derecho el Padre, el izquierdo el Hijo y el cerebro el Espíritu Santo. En su intención de representar las tres dimensiones en el soporte bidimensional que ofrece el lienzo, transfiere imágenes hiperrealistas fotografiadas con una cámara estereoscópica.

En el estereograma la ilusión de profundidad es creada presentando imágenes solo ligeramente distintas para cada ojo, representando dos perspectivas del mismo objeto al modo de la visión binocular. Esas sutiles diferencias son procesadas por el cerebro mediante el paralaje, otorgándoles una determinada profundidad ( que por supuesto también dependerá del enfoque y la interpretación inteligente de la imagen, influenciada por las sombras, superposiciones, delimitación cromática, movimiento …).

El par estereoscópico del pintor florentino del siglo XVI Jacopo Chimenti, expuesto en el Museo Wicar de Lille, representa a un joven sentado en un banco en dos imágenes casi idénticas que se funden en un todo a través del estereoscopio. Santiago Ramón y Cajal aplica esta técnica a la microscopía médica en “La microfotografía estereoscópica y biplanar del tejido nervioso”1918.

Esta obsesión permanece inalterada durante siglos hasta que Víctor López-Rúa decide abrir esa puerta de nuevo.

Si han tenido la suerte de disfrutar de exposiciones como Superficies Subterráneas o La Intimidad Sorprendida, si han podido contemplar con el ojo izquierdo y el derecho obras de López-Rúa como Biombo Verde o Retorno a Lacock Abbey, habrán sentido un pálpito. Habrán evocado a Lucian Freud, habrán recordado su luz, su turbidez en realidad. Habrán sentido la tormenta a punto de desencadenarse, en sentido literal y figurado. Habrán deseado saber más, adentrarse en esos cuadros dentro de un cuadro. Habrán querido escuchar tras la cortina, mirar a través de una rendija.

Tras visitar la Fundación León Jimenes  y el MAM ( Museo de Arte Moderno de Santo Domingo) el pasado mes de Octubre, López-Rúa presenta el 20 de Marzo a las 20h en el MAC (Museo de Arte Contemporáneo de La Coruña)  la conferencia Imagen Inmaterial y Tridimensionalidad, con introducción del Dr. Luis Ferrer i Balsebre sobre la neuroestética de la pintura estereoscópica, epílogo a cargo de Enrique Criado y la proyección del primer video en 3D que sobre la ejecución de una obra pictórica se ha realizado en el mundo del arte.

Víctor , tal como afirmaba Stravinsky en su Poética Musical ” recupera una técnica para enfrentarse a un desafío creativo que fructifique en algo que no se había llevado a cabo antes “.

Dejen que su cerebro o sus ojos les engañen, abandónense a la reflexión, ya que tal como afirmaba Wheatstone, inventor del primer estereoscopio, ¿ no es contemplar pensar ?

Víctor López-Rúa abrirá una puerta fascinante y cada uno de nosotros tendrá que decidir hasta dónde quiere adentrarse.

” Llamar a la puerta serviría de algo – siguió el lacayo sin escucharla -, si tuviéramos la puerta entre nosotros dos. Por ejemplo, si estuvieras dentro, podrías llamar, y yo podría abrir para que salieras, sabes “. A través del espejo y lo que Alicia encontró allí. Lewis Carroll.

 

MAC

Av. Arteixo 171

www.mac.gasnaturalfenosa.com

 

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario