Camino de Santiago, consejos útiles

Por: Paula Varella

 

305010_10151220678198824_1673196575_n (1)

Peregrinos de toda España recorren cada año El Camino de Santiago. La peregrinación ha sido la forma más extendida de devoción, sin embargo, hoy en día muchas personas deciden iniciar su marcha por motivos religiosos, espirituales y también deportivos. Hoy tratamos de responder a vuestras preguntas sobre cómo hacer el Camino de Santiago a pie de la forma más saludable posible y sin que se resienta vuestra salud.

 

¿Cuál es la mejor época para hacer el Camino?

La mejor época para hacerlo es en primavera u otoño. En estas estaciones, los días son largos y evitamos el calor del verano. Además, hay menos peregrinos y podemos tener más tranquilidad y más disponibilidad de albergues.

 

¿Tengo que prepararme físicamente antes de empezar?

Si no estamos acostumbrados a caminar, es conveniente que aprovechemos los fines de semana para recorrer unos cuantos kilómetros. Al principio podemos empezar suave e ir aumentando el ritmo progresivamente. También es muy importante que estos trayectos los realicemos con mochila, tal y como haríamos durante el camino. La constancia es fundamental, ya que no es lo mismo caminar varios kilómetros un día y después descansar en casa, que caminar durante horas varios días.

 

¿Cuánto me debe pesar la mochila?

El peso de la mochila va en función de nuestro peso corporal, pero lo ideal es que no pase de los 10 kilogramos.

 

¿Cuál es el calzado adecuado?

El calzado ideal para hacer el Camino de Santiago son las botas. El pie tiene que estar bien atado para evitar esguinces u otras lesiones. Las botas más adecuadas no son las de montaña, sino las de running bajas.

 

Sin embargo, el uso de las botas día tras día hace que los pies se acaben calentando. Un buen método para evitarlo es comprar un segundo calzado, en este caso abierto, pero a la vez bien sujeto. Existen sandalias de trekking específicas para caminar. Si alternamos calzado abierto y cerrado evitaremos ampollas y rozaduras. También es muy importante utilizar calcetines adecuados. Lo ideal es que sean de algodón y que no tengan costuras.

 

En ocasiones nos compramos calzado específico para el camino y lo estrenamos justo al empezar. Es muy importante no iniciar el camino con calzado nuevo, ya que puede ocasionarnos rozaduras o molestias. Un pequeño truco para acostumbrarnos es realizar los entrenamientos de los fines de semana con las botas que vayamos a utilizar en el camino, y así nuestros pies se van acostumbrando a ellas y las desgastan poco a poco.

 

¿Cómo tengo que cuidar mis pies?

Una vez empecemos a caminar, es muy importante la higiene de los pies. Al terminar la jornada, debemos lavarlos, hidratarlos con vaselina y secarlos bien. Tras varias horas caminando con calzado cerrado, es importante que aprovechemos para ventilarlos y utilicemos un calzado abierto.

 

No debemos lavarnos los pies justo antes de empezar a caminar, y menos con agua caliente. La piel arrugada es más propensa a sufrir ampollas.

 

Si aún así nos aparecen ampollas, hay que enhebrar un hilo en una ajuga esterilizada y pincharlas para que drenen.

 

¿Tengo que seguir algún tipo de dieta?

La alimentación es muy importante, sobre todo cuando vamos a realizar esfuerzo físico. Por tanto, no debemos comer menos, ya que vamos a quemar muchas calorías. Existen alimentos que dan bastante energía como los frutos secos y otros que evitan bajadas de azúcar, como el chocolate. Los hidratos de carbono, que se encuentran en alimentos como el pan o la pasta, también son apropiados antes de hacer ejercicio. Además de la comida, tenemos ingerir mucho líquido y estar constantemente hidratados. Beber mucho líquido nos ayudará a evitar el cansancio muscular.

 

¿Cuándo debo descansar?

Hay que descansar cuando no estamos excesivamente cansados, si no, la recuperación será mucho más lenta. Tenemos que ir con cuidado con forzar demasiado, no es conveniente llegar al límite de nuestras fuerzas. Un buen masaje en las piernas puede ayudarnos a reactivar la circulación.

 

¿Qué más debo saber?

Si queréis más información sobre el camino o sobre los posibles cuidados, podéis consultar la página de la Federación Española de Amigos del Camino de Santiago: http://www.caminosantiago.org/cpperegrino/consejos/medicina.asp

Noticias Otros Medios

Deja un comentario