Así habla el amor: Seymour Moskovitz y Minnie Moore

Por Elvira García-Solera.

tumblr_lzf0qrv5Qr1qzna93o1_500

Así habla el amor es un film romántico de gran sencillez. John Cassavetes se encarga de la dirección y también del guión, contando una historia muy sencilla cuyo interés residirá en los fantásticos diálogos y en las actuaciones de los dos protagonistas a cargo de Gena Rowlands y Seymour Cassel.

    La película sigue a dos personajes: Minnie Moore y Seymour Moskowitz. Durante la película nos acostumbraremos a seguir sus movimientos con la cámara. Arranca con un principio algo lento en Nueva York que nos muestra la solitaria y despreocupada vida de Seymour; su trabajo de aparcacoches, el cine y las fiestas nocturnas por las que se pasea solo y de las que es echado constantemente. Por otro lado, vemos la vida de Minnie. Sale del cine en Los Ángeles con su compañera de trabajo del museo de arte, van a beber vino y hablan sobre el romanticismo. Idea que se debatirá varias veces a lo largo del film y que es de gran importancia para Minnie, ya que como bien dice ella, no sabe si realmente existe el caballero representado en el cine clásico, y este es en parte el problema que encontrará con Seymour; que no se parece nada a ese tipo de hombre, aunque se porta bien con ella.

    ainsi-va-l-amour-1971-02-g

      Minnie se encuentra perdida,estresada, el hombre con el que estaba le había pegado y además la acababa de abandonar ,de forma que Minnie va en busca de ayuda. Siempre impecablemente vestida y lleva unas gafas de sol tras las que siempre oculta sus sentimientos y su angustia. Seymour en cambio tiene un curioso aspecto de beatnick; con coleta y bigote rubio y unos vaqueros y una cazadora levis  con los que corre de un lado a otro en su trabajo de aparcacoches.

    minnie-and-moskowitzEste contraste entre ambos personajes es lo que le da cierto encanto a la película, evidentemente no se trata de una película romántica convencional, en cada uno de sus fotogramas se ven las carácteristicas del cine de Cassavetes: los rápidos movimientos de cámara aportan gran ritmo a la historia acompañados siempre de los ruidos de la calle, que están  muy presentes y que crean un efecto de agobio muy similar al que viven los personajes en algunos momentos. A lo largo de la película hay varias escenas violentas y de gran tensión, que muestran de alguna forma la inestabilidad mental de los personajes que van apareciendo; ya sean los locos que se encuentran en los cafés o sus propias madres cuando, cuatro días después de conocerse les comunican que se van a casar. Los guiones de estas escenas son brillantes, se va incrementando poco a poco la tensión que está presente, hasta que llega el momento de la explosión que siempre afectara a Minnie y a Seymour.

minnieandmoskowitz   Cabe destacar la gran labor de montaje, se interrumpen diálogos en los cambios de plano, contrastan muchísimo los planos grabados en exterior con los interiores, a nivel de sonido y de luz hay muchos planos que no concuerdan entre sí. Añadiendo de esta forma una mayor sensación de caos a algunos de los momentos más fréneticos de las discusiones y peleas. Sin duda lo mejor de la película son los primeros planos de los protagonistas, sus gestos y expresiones que junto con la labor de montaje transmiten y aportan muchísima emoción a una historia simple. El final es lo más polémico de la película; tratándose de una película de cine independiente muchos esperarían otro tipo de final, es un final convencional para una película poco convencional, pero en este caso le aporta aún más peculiaridad y autenticidad a sus personajes; cuando finalmente Minnie acepta que no tienen nada en común más que su amor deciden casarse.

   De este modo Cassavetes ha conseguido crear un film que gira en torno a unos personajes extraordinarios en una historia sencilla y bonita,resultando a la vez innovador visualmente.

ELVIRA GARCÍA-SOLERA

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario