La evolución de la pobreza y el desarrollo en España desde el inicio de la crisis

Por: Héctor Anaya

Con la crisis la variable de educación y salud mejora, pero el beneficio material disminuye

La Fundación Bancaja ha realizado hoy, 15 de mayo, una presentación a cargo de Carmen Herrera, Francisco Pérez y Antonio Villar, para presentar los estudios llevados a cabo por el Ivie (Instituto valenciano de investigaciones económicas) y dicha fundación sobre la evolución de la pobreza y el desarrollo humano en España desde los inicios de la recesión económica.

Durante la presentación, los conferenciantes han demostrado, apoyándose en varias gráficas y escenarios contrafactuables, que el desarrollo humano en España es un 4,4% menor que si no hubiera habido crisis.  Además, han explicado que el desarrollo humano en España desde 2008 ha disminuido, ya que, aunque el impacto de la crisis sobre la educación y la salud se ha mitigado, el beneficio material se ha visto firmemente afectado por esta con una caída del 13,7% en el conjunto español. Del mismo modo, la pobreza y las desigualdades entre las distintas comunidades autónomas han ido aumentando desde los inicios de la crisis económica, allá por el 2008.imagen19691m

Es necesario aclarar que el estudio se ha centrado en el período que va desde 1980 hasta 2011. Los datos han sido extraídos de los informes Desarrollo humano y pobreza en España y sus comunidades autónomas elaborado por el Ivie, cuyo director es Francisco Pérez Martínez (al lado en la fotografía), y por los catedráticos Carmen Herrero de la Universidad de Alicante y Antonio Villar de la Universidad Pablo de Olavide. El estudio ha hecho ver que las comunidades donde más ha aumentado la pobreza, que en el conjunto de España ha crecido un 8%, son: Canarias (21%), Comunidad Valenciana (18%) y Andalucía (16%). Sin embargo, Navarra, La Rioja y el País Vasco, mejoraron en 2011 respecto a 2008.

Antonio Villar, encargado de exponer la situación actual de la pobreza y las desigualdades entre las comunidades autónomas, ha destacado que se observa un descenso en la tasa de pobreza de 206 a 2011, por lo que se podría pensar que la situación ha mejorado en los últimos años. Sin embargo, señala que de 2008 a 2011 esta tasa, que indica el porcentaje de individuos por debajo del umbral de pobreza, ha aumentado. Estos datos también han demostrado que entre las comunidades la diversidad ha aumenta, llegando casi hasta duplicarse. También, Villar a indicado que el resto de variables usadas para calcular la pobreza, además de la tasa de pobreza, son la pobreza en educación (analizando la tasa de analfabetismo o de abandono temprano de los estudios), la pobreza en sanidad (no vivir más de sesenta años), y la pobreza en renta (porcentaje de población que no alcanza el 60% de la mediana de la media).

Por su parte, la desigualdad, tal y como ha indicado Villar, ha aumentado de forma diversa según las comunidades: mientras que en comunidades como Madrid, Cataluña, País Vasco o Galicia, la desigualdad ha disminuido, mientras que en otras como Andalucía, Extremadura, Canarias, Comunidad Valenciana o Aragón, la desigualdad ha aumentado en gran medida por lo que el índice de desarrollo humano ha aumentado considerablemente.

 

_DSC0504

 

Este desarrollo humano, en el conjunto de España, ha disminuido un 4,4% respecto a si no hubiera habido crisis, ello lo ha señalado Carmen Herrero (abajo en la fotografía), quien ayudó a la ONU a cambiar la metodología de cálculo del índice de desarrollo humano en 2010. El desarrollo humano es una medida multidimensional que combina salud, educación y bienestar material, para cuyo cálculo la ONU se servía de la esperanza de vida, los años medios de educación de la población adulta, y el logaritmo del PIB. Debido a que los cambios en el PIB son poco perceptibles, el índice de desarrollo humano es poco sensible a estos cambios. Tal y cómo, ha comentado Herrero: «Nuestro índice (el nuevo que ha comenzado a usar la ONU en parte) es más sencillo y más sensible a los cambios».

Herrero ha indicado que, a diferencia de lo que ocurre con las desigualdades, las diferencias del desarrollo humano entre comunidades ha disminuido.

La tendencia previsible, de prolongarse el período de crisis, es que el beneficio material siga disminuyendo de forma considerable, que la salud tenga un descenso moderado y que la educación aumente, dado que la variable educacional es contracíclica.

twitter: hectoranaya94

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario