Harina de avena para el cuello

Por Rosa Sánchez

Harina-de-avena-para-el-cuello-500x333

 

Si quieres fortalecer la malla tensora que mantiene la fina piel del cuello en su sitio, nada mejor que una mascarilla natural de avena. Y es que, a veces nos olvidamos de cuidar más detalladamente la zona del cuello, y hay que extender los cuidados de belleza hacia el cuello para poder tener una piel tensa en todo el rostro y evitar laflacidez.

El paso del tiempo hace que el cuello pierda elasticidad y ya no esté tan firme como cuando se tienen menos años.  Puedes tener edad e incluso tener una piel cuidada y bonita, pero si tienes el cuello con la llamada papada o doble metón te puede afear mucho el aspecto y perder belleza.

Por ello, para frenar esa flacidez, todos los días hay que aplicar una crema hidratante que sea redensificante, estas te ayudan a tensar la piel. Y después una vez por semana aplícate esta mascarilla reafirmante: Haz una infusión de cola de caballo, tiene mucho contenido en silicio y por ello previene la flacidez, pones una cucharada de esta hierba por medio vaso de agua hirviendo y, cuando la tisana está tibia, fíltrala y mezcla en un bol con harina de avena, junto con una clara de huevo batido.

Cuando la tengas preparada extiéndela por el cuello y la línea de la mandíbula y déjala actuar durante 15 minutos, después retírala con abundante agua fría.
Por otro lado si quieres aplicarte técnicas más avanzadas para mejorar, pregunta en los centros de belleza por los tratamientos más eficaces para tensar la piel del cuello y recuperar su grosor, elasticidad y tersura.

Se suelen aplicar el silicio, a nivel más profundo, y el DMAE, de forma superficial. Ya que el silicio es el responsable de la unión de los glicosaminoglicanos y los poliurónicos, es decir, hace de puente entre estas sustancias y es esencial para promover la presencia de ácido hialurónico y el colágeno.

 

 Blogestudio

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario