Inventan un sistema que carga el móvil en 20 segundos

Por Pau Sisternas

Una joven estadounidense ha desarrollado un sistema que podría permitir cargar el teléfono móvil en menos de 30 segundos sin tener que recurrir a la electricidad.

 

 

Todos los usuarios de smartphones se quejan de que su teléfono se queda sin batería cada dos por tres. Ese mismo problema lo tenía Eesha Khare, una joven estadounidense de tan solo 18 años que para solucionarlo ha inventado un supercondensador con el que se podría cargar un teléfono móvil en tan solo 20 o 30 segundos. El invento le ha valido a Khare el tercer premio en la International Science and Engineering Fair, un certamen destinado a jóvenes aspirantes a científicos que todavía no han llegado a la universidad.

Los supercompensadores como este son unos dispositivos electroquímicos que pueden almacenar una cantidad excepcionalmente alta de energía en un espacio muy reducido. Además, su proceso de carga es corto, y son capaces de mantenerla durante mucho tiempo. El que le ha valido el premio a Khare es capaz de realizar 10.000 ciclos de carga, 10 veces más de las que aguantan las baterías recargables convencionales, que difícilmente superan las 1.000. Además de esta capacidad de carga, el supercompensador es portátil y pequeño.

La nanoquímica, una rama de la nanociencia ligada a la producción y las reacciones de las nanopartículas y sus compuestos, ha sido clave a la hora del desarrollo del supercompensador. Su desarrollo le permitió a Khare adentrarse todavía más en la nanoquímica, uno de sus grandes intereses ya que, explica, “el trabajo a nanoescala permitirá hacer avances significativos en muchos ámbitos diferentes”. A nivel microscópico, los efectos cuánticos pueden ser importantes, lo que de una nueva forma de realizar reacciones químicas.

Por ahora, el supercondensador solo se ha utilizado para alimentar un LED, pero su inventora explica que servirá para recargar teléfonos móviles, además de otros dispositivos electrónicos portátiles. Intel, organizadora del concurso, añade que con este invento también se podrían llegar a recargar coches eléctricos, lo que podría suponer un gran impulso para este tipo de vehículos. Ahora, Krahe tiene previsto continuar con sus estudios en Harvard, donde podría seguir desarrollando el supercompensador.

Como decíamos al principio, la joven estadounidense recibió el tercer premio del certamen, aunque el suyo ha sido el proyecto que más interés ha despertado. El primer premio fue para el estudiante rumano Ionut Budisteanu, que ha utilizado la inteligencia artificial para desarrollar un modelo viable de vehículo sin conductor y de bajo coste. El segundo premio fue para otro estadounidense, Henry Wanjune, que simuló miles de agrupaciones galácticas, lo que ha servido a los científicos para obtener nuevos datos para continuar investigando sobre los grandes misterios de la astrofísica como la materia oscura.

 

http://www.desarrollosostenible.es/

Noticias Otros Medios

Deja un comentario