En el Nothing Hill del coleccionismo

Por Carolina Sánchez

¿Cómo empezamos la semana? Bueno ya casi la tenemos a medias y muchos de vosotros seguro que ya estáis a poco menos de un mes para coger unos días y descansar de cole, niños, trabajo y casa.

Así que ánimo…que ya no queda ná.

Hoy os propongo un viaje.  No,  no vamos a descubrir un paradero ideal o diferente, hoy os llevo conmigo a una de las ciudades más bellas y que de las que más me han encandilado. Londres.

Y es que Londres siempre será LONDRES con mayúsculas, sus calles, su clase y esos barrios tan hermosos como Nothing Hill.

Hasta allí vamos a descubrir un antiguo almacén reconvertido en un una vivienda duplex de un estilo muy peculiar.

Retomando las pasiones, el carácter sobrio y vintage de viviendas  cuyo amor al arte y al coleccionismo roza desde lo excéntrico a lo personal.

 

1

Sin duda es un espacio cuanto menos, ENVIDIABLE.

Amplio, luminoso, en un lugar  pintoresco y con ese carácter renovado que tanto me gusta en los edificios que tienen historia.

Es cierto que se trata de un estilo muy personal, para que engañaros, con sus claves deco, pero que no va demasiado con mi estilo.

Pasemos a verlo y me decís que os parece.

2

Lo bueno y lo malo de estos lugares tan amplios es, que para muchos, el miedo al vacío es peor que la reducción de metros.

Aquí vemos como sus propietarios incluyen piezas por doquier, y estilos de los más variopintos.

Sin miedo a la mezcla o a los estampados es una vivienda, que bien es cierto, refleja al haberse mantenido una base clara.

3

 

4

Las composiciones de cuadros o los formatos XL en pinturas o fotografías, son la perfecta combinación para paredes de tanta altura.

Muebles de tonalidades y estilos clásicos, combinados con tapices de colores y formas, le dan ese aire bohemio.

SU_420_05

6

Pero sin duda  su amplia colección de cachivaches, recuerdos, o trofeos, clásicos del diseño, aporta ese look más actual a algunos rincones.

Las Tulip….son la perfección plástica.

SU_420_09

                              Cada lugar tiene un hueco para una colección.

Siguiendo la línea más clásica inglesa, lámparas, estructuras o molduras pueden adornar esta vivienda pensada por y para ese amante del coleccionismo.

8

¿Qué os parece?

¿Demasiado excesiva? ¿Cómo la  rediseñaríais?

 

Nos vemos la próxima semana, esta vez  preparad las maletas que iremos a descubrir un nuevo destino deco.

Como sabéis, podéis visitarme a diario en www.comodoosinteriores.blogspot.com

 

Feliz semana.

Noticias Otros Medios

Deja un comentario