Cantautores mediocres florecen

 

 Por: Héctor Anaya740760_140039309484301_1930627795_o

 

Normalmente, se nos ha vendido que los cantautores son aquellos artistas que componen e interpretan sus canciones, canciones que hablan de sus sentimientos, de sus vivencias, o de su más oscuro interior. Por desgracia, esto no siempre es así. En la actualidad, proliferan cada vez más los personajes desleales a la música, oscuros, perversos y traidores, cuyo único afán es vender más y más discos, olvidando que ante todo la música ha de componerse para uno mismo, para liberarse, luchar por lo que se cree y desahogar un alma atormentada o mostrar la alegría que irradia en el interior.

 

Los hay que con su canto luchan por los derechos de las mujeres, evitan que se tale un bosque, hablan de la paz o la guerra o que, incluso, en su día lograron movilizar conciencias para acabar con guerras o con el servicio militar obligatorio. Sin embargo, también se encuentran los que únicamente dicen auténticas tonterías y que, por injusto que parezca, son los que más éxito suelen cosechar.

 

Canciones que únicamente poseen una rima fácil, compuestas por letras absurdas y repetitivas, y voces monótonas e idénticas; es lo que la sociedad parece pedir cada vez más. Y digo parece porque son “trabajos” de grandes vendedores de discos y singles que de manera dañina y premeditada intentan hacer creer que lo que el público necesita son frases mil veces exprimidas, sin ningún tipo de originalidad o sello distintivo, carentes de ingenio y talento.

 

Amor que atonta e incapacita, al impedir pensar en algo más; o sueños que parecen haber sido truncados adrede para poder componer una estrofa; son los temas que más éxitos consiguen. Un ejemplo de este tipo de cantautor mediocre y sin sentido estaría en Celine Dion (¡sí! me he atrevido a meterme con la cantante de Titánic, perdonen mi osadía). Aunque en el panorama español también encontramos a otros muchos, de cuyo nombre no quiero acordarme para evitar ser linchado por las fans. Solo daré una pista: algunos suelen salir en series de televisión y liarse con sus hermanastras, ¿les suena alguno? Con esto no quiero decir que hablar del amor sea malo, no si se hace desde una experiencia auténtica, con un sentimiento de verdad, y creando letras para uno mismo, sin querer lograr una rima fácil, ahí está Adele.

 

Pero no todo es malo, por suerte en el mercado español  hay artistas que no pasan por el aro, que no se venden, que aportan una visión personal de la vida y que, sobre todo, tienen algo en común: el tener algo que decir. Cantan a la vida, a la sociedad, a la política, y aunque no sean tan ídolos, sí que son muchísimo más humanos. Ismael Serrano, podría servirme como ejemplo. Y remontándome al pasado podría hablar de Bob dylan, Bob Marley, Joan Manuel Serrat y John Lennon.

 

twitter: hectoranaya94

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario