EL TEATRO REAL PRESENTA WOZZECK, DE ALBAN BERG, EN EL BICENTENARIO DE NACIMIENTO DE GEORG BÜCHNER

 Estreno Mañana, 3 de junio, a las 20 horas

 

EL REAL CELEBRA EL BICENTENARIO DE BÜCHNER CON LA "GRANDIOSA" "WOZZECK"

 

  Se ofrecerán ocho funciones, entre los días 3 y 20 de junio, con más de 200 artistas

 

•  La dirección escénica es de Christoph Marthaler, que trabaja por primera vez en el Real y que volverá la próxima temporada para dirigir una nueva producción de Les contes d’Hoffmann, de Offenbach.

 

• Encabeza el reparto el gran  barítono inglés  Simon Keenlyside (Wozzeck), con una impresionante interpretación del papel protagonista.

 

 Sylvain Cambreling, será el encargado de la dirección musical de Wozzeck,
en la que participarán casi de 200 intérpretes, entre solistas, actores, 2 coros y 3 orquestas.

 

El Teatro Real ofrecerá, entre los días 3 y 20 de junio, ocho funciones de Wozzeck, de Alban Berg (1885-1935), obra maestra del repertorio lírico de todos los tiempos, basada en el drama del visionario escritor Georg Büchner (1813-1837), de quien se conmemora este año el bicentenario de su nacimiento.

Woyzeck, la genial pieza teatral que Büchner dejó inacabada cuando el tifus truncó su vida a los 23 años, está inspirada en la ejecución pública, por el asesinato de su mujer, de Johann Christian Woyzeck, un barbero y antiguo soldado esquizofrénico que había sido  sometido a varios experimentos “científicos” macabros por un médico castrense. Su muerte desencadenó una campaña a favor de la irresponsabilidad penal por enajenación mental, impulsada, sin éxito, por el renombrado químico y médico forense Ernest Büchner, padre del escritor.

Alban Berg, que asistió a una representación de la obra teatral en 1914,  quedó profundamente impresionado por su hondura y desolación, y desde entonces comenzó a trabajar en su libreto, entrelazando y sintetizando  de manera magistral las 27 escenas del drama original, en las 15 que conforman la ópera.

Estructurada en tres actos —Exposición, Desenlace y Catástrofe y epílogo— cada uno con 5 escenas, la ópera tiene un complejo, robusto e ingenioso armazón formal: a cada escena dramática corresponde una forma musical con su lenguaje específico, en el que la orquesta y la voz tienen una simbiosis perfecta, pero muchas veces un diferente contenido semántico, ya que la sutilísima escritura instrumental de Berg refuerza, comenta, contradice o ahonda el significado del texto.

Sin embargo de este rigor estructural brota una música en perpetuum mobile, en la que van aflorando flashes de la vida enajenada del soldado Wozzeck, incapaz de entender los patéticos, crueles y pusilánimes personajes que lo rodean, con su hipocresía, iniquidad y prepotencia tan humanas: Wir arme Leut! Repite, ¡Pobres de nosotros!

La diferencia de los títulos entre la pieza teatral Woyzeck y la ópera Wozzeck se debe a un error en la primera impresión de la ópera completa, que Alban Berg conservó y ya no quiso cambiar.

El prestigioso director de escena suizo Christoph Marthaler, que trabaja por primera vez en el Teatro Real, sitúa la acción de la ópera en una cantina con un área de juegos para niños, en donde se suceden ininterrumpidamente las quince escenas de la ópera. La dirección musical será de Sylvain Cambreling, gran admirador de la partitura de Alban Berg, que ha dirigido en más de 60 ocasiones.

El papel titular de la ópera será interpretado por el barítono británico Simon Keenlyside, que debutó el papel de Wozzeck en París, en esta producción, impulsado por Gerard Mortier, siendo considerado, desde entonces, uno de sus mejores y más hondos intérpretes.

Los restantes protagonistas de la ópera son también conocidos por el público del Teatro Real:  la versátil soprano alemana Nadja Michael, que cantó en la pasada temporada el papel titular de Poppea e Nerone, encarnará a la desdichada Marie; los tenores Jon Villars (Tambor mayor) y Gerhard Siegel (Capitán) volverán a dar vida a los mismos grotescos personajes que han interpretado en 2007, en la producción dirigida por Calixto Bieito; el bajo-barítono Franz Hawlata (Doctor), fue el Barón Ochs en el Der Rosenkavalier en 2007, y el tenor catalán Roger Padullés (Andres), volverá una vez más al Teatro Real.

Completan el reparto Katarina Bradić (Margret), Scott Wilde (Primer aprendiz), Tomeu Bibiloni (Segundo aprendiz), Francisco Vas (Loco), Antonio Magno (Soldado),  Enrique Lacárcel (Muchacho)  y los niños Lorenzo Bini Bicchierai y Diego Ramos Ruano.

Además de los 14 solistas, participan en la ópera 4 actores, 23 niños de Los pequeños Cantores de la JORCAM, 51 miembros del Coro Titular del Teatro Real (Coro Intermezzo) y 96 músicos de la Orquesta Titular del Teatro Real (Orquesta Sinfónica de Madrid) que, junto con el equipo artístico, suman más de 200 artistas, que se unirán para dar vida a la genial e inquietante obra de Alban Berg y Georg Büchner.

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario