El régimen del pienso de Eusebio Calonge en el teatro María Guerrero

El-regimen_02

 

«Nuestro carácter se conserva tan intacto como nuestra ruina»
Mariano José de Larra. Vuelva usted mañana 1833)

Todo apunta al factor nutricional como causa de la epidemia. Unos sostienen que es el engorde rápido, el exceso de pienso, otros apuntan al mal reparto de este. Las teorías veterinarias enfrentan pero no frenan el índice de mortandad en las pocilgas… Se inicia, una simulación medioambiental para clarificar las causas.

La industria porcina comienza a verse afectada, su personal eliminado según los índices de rendimiento. La lucha por el puesto, con el único horizonte de un horario rutinario y vacío, sin más esperanza que la de una muerte indolora, hace que las vidas del cerdo y el hombre se crucen, se confundan.

Documentos veterinarios de control de calidad o historiales médicos, los expedientes por triplicado que certifican la defunción o los que constatan las bajas. Papeles en el sueño eterno de los ficheros. La vida resumida en los pocos datos y fechas de una autopsia.

Archivos, necropsias, el simulacro de existencia que representamos, en la que los artistas son forenses o los forenses simulan ser artistas, meros burócratas tramitando la nada oficial, científica o financiera, poca cosa, el valor que fija la venta.

 

Necropsia de una sociedad  

Una  vez  más  es  el  teatro  quien  desentierra  a  este  cadáver,  donde  ya  no  se  puede  determinar,  si  la  corrupción  del  corazón  comenzó  antes  de  la  muerte  o  fue  causa  de  esta.  Es  difícil  encontrar  las  razones  de  la  muerte  en  quienes  no  la  tuvieron  para la vida.
Al  hendir  el  escalpelo  solo  se  encuentra  la  nada  como  posible  causa.  La  nada,  entender  la  vida  como  un  mero  trámite  temporal,  provoca  las  indoloras  lesiones  que  desembocan  en  una  muerte  apenas  perceptible.  Una  nada  aséptica  y  que  sin  embargo,  causa  la  epidemia.  Todo  el  aluvión  de  papeles,  apuntes  eruditos,  sesudos

El-regimen_06

estudios, tonelaje de teorías, manierismos del vacío, solo hacen constatar lo inevitable de las defunciones.
Aquí  está  nuestro  aporte  pericial,  en  esta  nueva  simulación  científica,  representación  teatral,  simulacro  de  vida…  Valgan  como  prueba  o  argumento,  unos  oficinistas  tramitando  su  nada,  burocracia  por  triplicado,  y  un  «cualquiera»  despedido  de  la  empresa,  industria  porcina  para  más  señas.  Tras  ello  se  pierde  en  la  maraña  de  pasillos  de  reclamaciones  y  acaba  en  los  del  hospital,  una  vida  vulgar  que termina al desenchufarlo de la maquinaria, el cordón umbilical con la muerte.

Dirección 
Paco de La Zaranda 
 
La Zaranda 
Teatro Inestable de Andalucía la Baja 
 
Funciones 
18 de junio a 7 de julio de 2013 
De martes a sábados, a las 20.30 h 
Domingos, a las 19.30 h 
 
Teatro accesible:  
Funciones con accesibilidad para personas 
con discapacidad auditiva y visual 
Días 3, 4 y 5 de julio de 2013 
 
Teatro María Guerrero  
Tamayo y Baus, 4 
28004 Madrid 
 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario