The Fall: Una estética impecable.

Por Minerva Santana.

Thefall_0The Fall, es el nombre de la serie británica que con tan solo los cinco capítulos de su primera temporada marca más allá del argumento. Su personaje principal Stella Gibson, interpretado por una Gillian Anderson que deja atrás a la enigmática Scully de los 90’s. Es una detective que posee un alto cargo en la policía, con una vida personal misteriosa y enfunda una fuerte personalidad y seguridad en sí misma en blusas de delicada seda. Su interpretación es crucial pero en su imagen está la clave para proyectar la esencia del personaje. Un peinado sencillo pero rotundo y apenas maquillaje, resultan el aderezo necesario para un vestuario impecable. Looks que se componen de camisas, faldas de tubo o pantalones de traje, altos tacones y un abrigo. ¿ Dónde está la magia ? En la calidad de las prendas.

Thefall_3thefall_2thefall_1Su imagen de mujer profesional no excluye sensualidad. La elegancia puede tan solo residir en la combinación de una blusa blanca y falda negra, sin florituras, ni complementos. Es sencilla sin recaer en lo insulso, se preocupa de su aspecto pero no lo recarga, no le hace falta. Porque las tres prendas que lleve puestas, probablemente valgan más que todo el armario de algunos en la comisaría y se nota.

Su estilo expresa la premisa constante de que se puede ser profesional sin prescindir de la feminidad, que se puede ser sexy sin caer en la vulgaridad. Ella no es el objeto, es el sujeto.

Silkblouses

 

Oda a la seda. A la izquierda, un clásico de Jaeger y a la derecha, en tono pastel de Raquel Allegra para Net a porter.

No hace falta un desfile o una campaña para convertir una pieza en la prenda estrella, el cine o la tv poseen a veces mayor efecto que cualquier escaparate de moda. Ahora todas suspiramos por el fondo de armario de la detective Gibson y queremos gastarnos más en una buena blusa de seda. No hay mal que por bien no venga, invertir en algo de calidad y atemporal siempre es buena alternativa, da igual de donde venga la motivación. Las ventas de estas camisas han aumentado en ASOS  y French Connection y el jefe de compras de la firma Jaeger apoya totalmente la tendencia alegando que una simple camisa es la solución perfecta para un armario elegante y apuesta porque esta prenda sea el hit del verano.

Ya nos volvimos locas con las camisas de la periodista MacKenzie en The Newsroom o los jerseys nórdicos de Sarah Lund en Forbrydelsen. Pero Gibson ha reunido lo mejor de las dos, blusas y actitud, causando efecto en ellos y en nosotras.

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario