“Una sociedad con un 27% de paro es una sociedad enferma”

Por Maruxa Martínez-Campos

 

El 29 de abril tuvo lugar la III Jornada Científica del Centro de Investigación en Salud Laboral y del Servicio de Salud Laboral del Parc Salut Mar, un encuentro que llenó el auditorio del parque. Estas jornadas anuales constan de una conferencia abierta, una mesa redonda y una sesión de pósters de estudiantes. Fernando Benavides, organizador de la jornada, nos cuenta cómo fue.

 

Fernando Benavides (UPF-CISAL). / Maruxa Martínez-Campos

Fernando Benavides (UPF-CISAL). / Maruxa Martínez-Campos

 

¿Cuál era el tema de la jornada?

La jornada se enfocó en ver el trabajo como fuente de salud, de bienestar físico, psíquico y social. Tradicionalmente el trabajo se ha considerado una fuente de accidentes y enfermedades, pero no debe verse como un ‘castigo’: es una fuente de bienestar. No solo porque te proporciona ingresos, sino porque te da identidad, ciudadanía y satisfacción personal.

Si el trabajo es salud, mal vamos…

Una sociedad como la nuestra, con un 27% de paro, es una sociedad enferma. En España, hoy hay dos millones de hogares sin ningún ingreso. Y estar parado afecta la salud: hay estudios que demuestran que los parados tienen un 15-20% más de riesgo de morir antes, sobre todo por problemas cardiovasculares y mentales. Por eso es importante atender a la gente enferma para que, tan pronto como pueda, vuelva a trabajar.

Y este fue el tema del ponente de la conferencia.

“Los parados tienen un 15-20% más de riesgo
de morir antes, sobre todo por problemas
cardiovasculares y mentales”

Ewan B. Macdonald, profesor de medicina del trabajo en la Universidad de Glasgow, tiene un programa para mejorar la salud física y mental de los parados, y así favorecer sus probabilidades de encontrar trabajo. Porque, por ejemplo, si vas a una entrevista de trabajo y estás enfermo, tienes menos probabilidades de tener éxito.

Háblanos del modelo en el que se basa este programa.

El modelo biopsicosocial dice que, además de los aspectos biológicos o biomédicos, los aspectos psíquicos y sociales también son importantes en la salud y la enfermedad. Pueden influir en una depresión, pero también en un cáncer o en otras enfermedades no mentales, y no únicamente sobre su etiología, sino también sobre su pronóstico. Hoy en día, un cáncer de una persona que es tratada y vuelve al trabajo tiene mejor pronóstico que si la persona no vuelve a trabajar después de ser tratada.

Pon un ejemplo de qué se puede hacer desde los lugares de trabajo.

El Hospital del Mar se está convirtiendo en un modelo de referencia en el entorno sanitario en cuanto a salud laboral. Entre otros retos, ha logrado reducir las bajas de un 6 a un 4%. ¿Cómo? Pues ofreciendo un tratamiento individual de los casos, según el tipo de trabajo, introduciendo flexibilidad de horarios, etc., para favorecer que el trabajador pueda seguir trabajando y al mismo tiempo cuidar de su salud. También se trabaja en la prevención, haciendo cambios de diseños ergonómicos para evitar problemas músculoesqueléticos, que son la primera causa de baja y afectan mucho a la calidad de vida.

¿Cómo ha cambiado la percepción de la salud laboral en los últimos años y cómo ves su futuro?
El interés de las empresas en la salud laboral ha aumentado, por una parte por obligación, porque hay normativas europeas que hay que cumplir, pero también porque ven los beneficios y comprueban que sus trabajadores son más eficientes y productivos. Hay que reinventar la salud laboral, no solo prevenir los aspectos negativos del trabajo, sino también potenciar los aspectos positivos y crear ambientes saludables. La participación de los trabajadores es un elemento clave para alcanzar este objetivo.

 

SINC

Noticias Otros Medios

Deja un comentario