Mick Jagger, el chico malo del rock, cumple hoy 70 años sin pensar en la jubilación

ipwhblueswh02beckjaggerguy580x524

 

En los conciertos, Mick Jagger derrocha energía sobre el escenario, con sus ajustados jeans y casi la misma voz que hace 50 años. Hoy, que el cantante de los Rolling Stones celebre su 70 cumpleaños, hay que aceptar que la palabra jubilación queda todavía muy lejos para el veterano rockero.

En junio, la mítica banda británica se fue de gira por Estados Unidos, poco después estuvo en el Festival de Glastonbury y a mediados de julio deleitó a miles de fans en el Hyde Park de Londres.

 

mickwhitehouse960x56068Foto: www.mickjagger.com

 

La historia de los Stones comenzó en 1961, con el reencuentro de dos amigos en una estación de tren. “Mick y yo teníamos absolutamente los mismos gustos musicales. No había preguntas ni explicaciones. Todo fluyó sin palabras”, escribió Keith Richards en su autobiografía.

El 12 de julio de 1962, los Stones ofrecieron su primer concierto en el legendario Marquee Club de Londres

El resto es historia. Con Jagger en la voz y Richards en la guitarra, la banda alcanzó fama mundial y la marcada voz de Jagger se convirtió en seña de identidad.

Él y Richards compusieron centenares de temas, entre ellos clásicos como “(I Can’t Get No) Satisfaction”, “Sympathy For The Devil”, “Honky Tonk Women”, “Jumpin’ Jack Flash” y “Angie”.

 

 

MICK JAGGER EN SOLITARIO

 

Además de los Stones, Jagger se embarcó en sus proyectos musicales. En 1985 lanzó su primer disco en solitario, She’s The Boss. El álbum tuvo tanto éxito que el cantante siguió aventurándose con otras iniciativas: ese año actuó junto a Tina Turner y después lanzó junto a David Bowie Dancing In The Street. En 2011 fundó su propia banda, SuperHeavy, entre otros con el guitarrista de Eurythmics, David A. Stewart.

Mick también probó fortuna en la gran pantalla, entre otros en el thriller de culto Performance (Nicolas Roegs, 1968), en Ned Kelly y como jefe de una agencia de gigolós en la comedia The Man From Elysian Fields, junto a Andy García.

 

 

El cantante con los labios más famosos del mundo se crió en Dartford, en el sur de Londres. Según su biógrafo Philip Norman, el joven Jagger era tímido y se le daba mal mostrar sus sentimientos. Más tarde, el manager de los Stones, Andrew Oldham, lo convertiría en un indomable rebelde. Oldham decidió vender el cuarteto como una banda de chicos malos, los “anti Beatles”.

 

544366_375428189157703_429981643_nFoto: Facebook

 

 

Jagger también ha sido un “chico malo” en lo que a mujeres respecta. En una entrevista, al preguntarle que cuándo se había dado cuenta de que volvía locas a las chicas, respondió: “Tenía aproximadamente 18 años cuando los Stones empezaron a tocar en clubes de Londres y me di cuenta de que a las mujeres les llamaba la atención. Antes no era así.” Pero desde entonces, dio muchos titulares a la prensa del corazón.

Estuvo casado en dos ocasiones: primero con Bianca Pérez-Mora Macias, con la que tiene una hija, y después con Jerry Hall, con la que tiene cuatro. Antes, durante y después de sus matrimonios no han cesado de circular noticias sobre los affaires del cantante, que entre tanto tiene siete hijos y dos nietos. Desde 2001 mantiene una relación con la estilista estadounidense L’Wren Scott.

 

1000751_10151769622568287_2009618753_nFoto: Facebook

 

Aunque Jagger no ha perdido del todo esa imagen de “chico malo”, en los últimos años se ve más tranquilo, al menos en cuanto a temas del corazón. Sus méritos musicales le valieron el título de Caballero, que le fue concedido en 2003. En aquel entonces, cuando The Guardian le preguntó lo que significaba para él, Sir” Mick respondió: “No mucho. Mi padre estaba muy orgulloso. Yo sólo me sentí bien por él”.

 

 

 

Afra Gallati, dpa/Sin Embargo

Noticias Otros Medios

Deja un comentario