Su honda voz de oro supo brillar en una vida trágica: Un año sin Chavela Vargas, “La Chamana”

Por Mónica Maristain

 

Así-es-Chavela-Vargas-5-1024x1024

 

La hondura de su voz inigualable y la refinada interpretación de la canción popular mexicana brillaron en la oscura y trágica vida de Chavela Vargas, nacida en realidad en Costa Rica el 17 de abril de 1919.

Huyó de ese país cuando era apenas una adolescente y dejó atrás la pequeña localidad de San Joaquín de Flores, para vivir durante más de siete décadas en México.

En tierra azteca se hizo grande y miserable a la vez. Primero fue su deambular por las calles, en esas madrugadas del Distrito Federal que recorrió cantando y bebiendo, cuando se iba haciendo una mujer y gastaba las suelas en busca de alimento y de ser escuchada.

La leyenda cuenta que llevaba pistola a la cintura y se vestía de hombre.

Nacida como Isabel Vargas Lozano, la enorme Chavela entró a la carrera profesional cuando ya tenía unos muy vividos 30 años. Lo hizo de la mano del compositor mexicano José Alfredo Jiménez, muerto en 1973 víctima del alcoholismo, una adicción que compartieron y que fue la marca trágica en la vida de ambos artistas.

“Fue la lucha más difícil que he librado”, ha dicho la Vargas a propósito de su afición a la bebida, un hábito que dejó a los 79 años, luego, como ella misma ha declarado “de haberme tomado todo el alcohol del mundo”.

Chavela, que se retiró en los 70 a la muerte de su amigo, para regresar triunfalmente en 1991 y vivir una segunda vuelta en su fructífera carrera profesional, grabó su primer disco en 1961 y desde entonces son más de 80 los trabajos que ha dejado como herencia.

La larga vida de la que disfrutó, tuvo en su último tramo una serie de reconocimientos tanto en México como en el extranjero, sobre todo en España, donde sus mejores amigos el cineasta Pedro Almodóvar y el cantautor Joaquín Sabina (autor del tema en su homenaje “Por el boulevard de los sueños rotos”) la difundieron con pasión.

 

Homenaje-en-Tepoztlán-2009-61

 

Fue distinguida en España por la Universidad de Alcalá de Henares como Excelentísima e Ilustrísima Señora. En el 2000, el presidente José María Aznar le impuso la Gran Cruz de Isabel la Católica. Con su espíritu rebelde, en el 2007 rechazó un Grammy honorífico, máximo premio otorgado por la industria musical.

 

Su conmovedora interpretación de canciones paradigmáticas como “La llorona” y “Macorina” le dieron gran trascendencia internacional e hicieron que su imagen de mujer madura, vestida con ponchos tejidos por los indígenas mexicanos, cobrara un sentido icónico que la puso al lado de otros símbolos importantes para la cultura nacional, como Diego Rivera y Frida Kahlo.

 

Chavela Vargas, la esencia de la canción y el sentimiento de un país que la adoptó como propia, fue amiga precisamente de Frida Kahlo (“una de las mujeres más hermosas que vi en mi vida”, manifestó en una ocasión), de Pablo Neruda y, fundamentalmente de su querido José Alfredo, compañero de borracheras y de canciones que regalaban a los enamorados en serenatas espontáneas.

 

 

EL MUNDO RARO DE CHAVELA VARGAS

 

Fue una niña poco querida por sus padres, quienes al divorciarse se la dieron a unos tíos, “con quienes viví cosas horrorosas”, según contó en su biografía, que tituló con una línea de la canción de Jiménez, “Un mundo raro”.

En “Y si quieres saber de mi pasado”, tal como se llamó el libro, la cantante se refirió a su homosexualidad, de lo enamorada que estuvo de Frida Kahlo y de lo mucho que sufrió para dejar la bebida.

Símbolo de la música latinoamericana, su estampa singular también visitó el cine, cuando apareció cantando en la película de Almodóvar La flor de mis secretos. El director manchego también incluyó una de sus canciones en Tacones lejanos y, en 1991, hizo lo propio el alemán Werner Herzog en la película Grito de piedra.

 

Así-es-Chavela-Vargas-8-1024x715

 

Como era de esperarse, Chavela también apareció brevemente en Frida, el filme que protagonizó la actriz mexicana Salma Hayek, donde también tuvo una participación la joven cantante Lila Downs, a quien laVargas consideraba su heredera.

Chavela fue invitada en 2003 a cantar en el Carnegie Hall de Nueva York y fue aplaudida en muchas otras partes del mundo. En México cantó en los escenarios más importantes del país, el Palacio de Bellas Artes y la Plaza del Zócalo.

Cuando se le hacía notar que no era un buen ejemplo para quienes quisieran dejar de beber, pues ella tomó alcohol durante muchos años y, sin embargo, vivió casi 100 años, la cantante respondía con su habitual sentido del humor: “Por eso, fui un buen ejemplo”.

 

 

EL ÚLTIMO ESCENARIO

 

Fue en octubre, en 2010.

Bastaron siete canciones, cuatro de ellas cantadas en solitario y a media voz, para que Chavela confirmara su reinado en la música popular y el público estallara en aplausos atronadores.

A los 91 años y en el marco de la Feria del Libro del Zócalo, la legendaria artista apareció a las 20.20 en el escenario del Teatro de la Ciudad, en el Centro Histórico de la capital mexicana.

Sentada en un sillón rojo, vestida con un poncho multicolor, Chavela sirvió de anfitriona a su colega argentina “La Negra Chagra”, con la que mantiene una amistad de años y quien protagonizó el concierto de aproximadamente dos horas, interpretando canciones clásicas del folclore albiceleste.

 

 

Autores como el Cuchi Leguizamón, Eduardo Falú, Jaime Torres, Raúl Carnota, entre otros, fueron evocados por la voz grave de “La Negra Chagra”, una artista nacida en la provincia norteña de Salta y que comenzó su carrera a mediados de los 80.

Chavela escuchaba atentamente a la cantante elegida para celebrar lo que se llamó “La fiesta de la Vargas” y aplaudía con entusiasmo cada tema. El público, que colmó a medias la capacidad del teatro, con 1344 butacas, escuchó con respeto la actuación de la argentina, aunque no escondía su ansiedad por oír a la célebre intérprete de “Macorina”.

Al fin, a las 21.30 horas, un dúo de Chavela con “La Negra Chagra”, acompañado por los músicos mexicanos Juan Carlos Heredia y Miguel Peña en las guitarras, en la ejecución de “Mundo raro”, tema del autor mexicano José Alfredo Jiménez, puso al público de pie.

Con una gran cantidad de jóvenes entre las butacas, fueron muchas las personas que dejaron correr visiblemente lágrimas de emoción cuando de la garganta profunda de Chavela sonó aquello de “Les diré que llegué de un mundo raro, que no sé del dolor, que triunfé en el amor y que nunca he llorado”. A dúo también con su amiga, La Vargas interpretó el que ella misma considera su tema favorito: “La canción de las simples cosas”, de los argentinos Armando Tejada Gómez y César Isella.

 

Así-es-Chavela-Vargas-9-690x1024

 

Una tonada compuesta por Chavela en 2009 en coautoría con Mario Ávila llamada “¿Adónde te vas, paloma?” fue cantada por sus autores, como preámbulo al famoso bolero “Piensa en mí”, una pieza clave en la carrera de Vargas, considerada una de las máximas artistas de la canción mexicana en el mundo.

Esta interpretación representó el punto álgido del espectáculo y la muestra exacta de que, aun cuando en la voz de Chavela Vargas el paso de los años había ha cobrado ya un precio inevitable, resultaba a todas luces llamativo el hecho de que la cantante mantuviera intacto su elogiado poder para conmover hondamente a su auditorio.

“Que no somos iguales, dice la gente”, la conocida canción de José Alfredo fue también muy celebrada por el público.

Mario Ávila, Chavela y “La Negra Chagra” interpretaron luego, acompañados por mariachis, el tango “Clavel del aire”.

El público no se quería ir de la sala y pedía a gritos un bis, que la cantante brindó con una exquisita interpretación de “Somos”.

En la destemplada noche mexicana, la gente se agrupó a la salida del teatro, esperando ver salir a Chavela Vargas y aunque eso nunca ocurrió, las personas tardaron mucho tiempo en dejar el recinto, como si quisieran estirar ese momento que los seguidores de la cantante llamaron “mágico e irrepetible”.

 

Su última Llorona en México:

 

El 5 de agosto de 2012, murió en un hospital de Cuernavaca. Tenía 93 años.

 

[Sin Embargo]

Fotografías: web oficial

Noticias Otros Medios

Deja un comentario