¿Sabías que…? Los documentales españoles más vistos

Por Tamara Moya.

Canciones_Para_Despues_De_Una_Guerra

     Nuestro país siente, en general, una aversión bastante manifiesta al cine documental, aspecto que sin duda se encuentra estrechamente relacionado con la huella que ha dejado en una sociedad que ha soportado durante cuarenta años de dictadura los noticiarios NO-DO producidos en la etapa franquista. A este motivo también podríamos sumar el hecho de que en España la televisión  ha realizado una utilización masiva de este tipo de cine. Tal vez sean estas las razones por las que la industria cinematográfica española actual (si es que podemos considerar que existe tal industria) haya dejado de lado durante los últimos años el modo documental.

         De este modo, el único documental que consiguió rozar el millón de espectadores en nuestro país desde el año 1965 es Canciones para después de una guerra, película realizada por Basilio Martín Patino en el año 1971 a partir de materiales de archivo, con imágenes de los años de posguerra en España, a los que otorga una particular interpretación al montar sobre ellas canciones populares, dándoles un significado mucho más subversivo a las mismas. No obstante, seguramente su impacto fue mucho mayor, pero como sucede con los documentales clandestinos, este es un hecho difícil de evaluar. La paradoja que ejemplifica esa peculiar relación de los espectadores españoles con el documental es el hecho de que desde la película de Martín Patino, el segundo documental más visto desde entonces en nuestro país es OT: la película (Jaume Balagueró, Paco Plaza, 2002). Más allá del efímero éxito del anterior, y que nos daría pie a reflexionar acerca de cuestiones más amplias, un año después, La pelota vasca (Julio Medem, 2003) se alzaría con el “puesto” al tercer documental de producción española más visto hasta el momento. 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario