¿Qué es la refotografía?

Por Christian Olivares

refotografia-680x437

 

¿Alguna vez habías escuchado hablar del concepto de refotografía? Su etimología no es muy compleja, así que supongo que no hace falta que te diga que tiene que ver con volver a tomar una fotografía. Sin embargo, el concepto de refotografía se centra específicamente en volver a fotografiar algo pasado un tiempo. Seguro que has visto esas fotos de ciudades en las que se compara cómo era una zona o una calle determinada hace unas décadas y cómo es ahora. Pues bien, eso entraría dentro de lo que es la refotografía.

Esta técnica se utilizó en un principio como prueba científica, aplicada generalmente al estudio de sistemas ecológicos cambiantes. Su nacimiento se sitúa habitualmente en los años 70, con el proyecto Rephotographic Survey (1977), liderado por Mark Klett. Para este proyecto se capturaron más de un centenar de fotografías del oeste americano que imitaban a fotos tomadas alrededor de 1870. La idea era comparar el aspecto de esas zonas a finales del siglo XIX y cien años después.

Los resultados del estudio se publicaron en el libro Second View: The Rephotographic Survey Project. Para el proyecto se trataron de imitar de forma precisa las fotografías originales. Hace unos años, en 2005, Mark Klett volvió a visitar esos lugares con nuevos fotógrafos para un nuevo libro, titulado Third View, que mostraba la evolución entre las fotos de 1977 y las de la actualidad.

 

Además de a Mark Klett, al hablar de la refotografía hay que mencionar al fotógrafo de origen chileno Camilo José Vergara, al que muchos consideran como el verdadero maestro de esta técnica. En sus refotografías de las principales ciudades de Estados Unidos Vergara mostraba los pequeños cambios que producía el tiempo y cómo el entorno se iba modificando para adaptarse a las nuevas condiciones socioeconómicas imperantes en cada momento.

Cuando nos referimos a la refotografía generalmente hablamos de fotografías en la que hay una intención clara de repetir o imitar una foto anterior. De hecho, quienes practican esta técnica son meticulosos respecto al punto, el ángulo y la distancia focal utilizada para captar la imagen original. Como la idea es mostrar el paso del tiempo, suele ser habitual incluir en la imagen elementos fácilmente reconocibles que permitan una comparación más sencilla. En la imagen superior, por ejemplo, el aspecto de la ciudad ha cambiado completamente y pocos edificios se mantienen, pero las líneas que forma el litoral y la carretera principal se mantienen y permiten contextualizar el resto de elementos.

A lo largo del tiempo hemos hablado en este blog de muchos proyectos que en cierto modo están relacionados con la refotografía. En 2009 vimos una galería en la que se fusionaban fotografías de San Petersburgo tomadas durante la II Guerra Mundial y en la actualidad. Al año siguiente vimos un proyecto muy similar realizado en Ámsterdam. También hemos visto en varias ocasiones cómo la refotografía se aplica a la evolución no de una ciudad, sino de una persona. Uno de los más conocidos es Young Me, Now Me, donde numerosas personas reproducían fotos de su infancia o de su juventud.

 

Foto | Philippe Teuwen (CC)

[Fotografía.com]

Noticias Otros Medios

Deja un comentario