Pon una granja de moscas en tu cocina – Farm 432

moscas1.jpg

Pon una granja de moscas en tu cocina y sé autosuficiente

Yo creo que el título de la noticia es suficientemente descriptivo como para hacer una presentación retórica de tan suculento presente con el que nos ha deleitado la tecnología.

Cuando creíamos que los límites de la estupidez del ser humano habían llegado a su punto más álgido con el water de 6000€,  aparecen unos “estudiantes” de la University of Applied Arts de Viena que nos proponen convertirnos en criadores de nuestra propia fuente de proteínas a base de larvas de moscas y sus derivados.

¡Dios mio! Es que lo veía venir…que la LOGSE no va a traer nada bueno. Estos chavales todavía no han comprendido que la esencia de la Universidad, además de los ”importantes” descuentos en el Cine y pistas deportivas, es la tan ansiada cervezada en casa el Erasmus de turno.

¡¡Pero que educación le queremos dar a nuestros hijos!! ¿Queremos un sistema de enseñanza en el que en su tiempo libre lo malgasten criando moscas? (aunque muchos de ellos se lo tomen muy en serio desde muy pequeñitos…)

Pero a mí, lejos de criticar este impresionante descubrimiento de la ciencia, me asaltan muchas dudas respecto al uso y disfrute en nuestra cultura culinaria de esta invención diabólica y “Marvel-iana”.
¿Qué platos podrían ser beneficiarios de tan exquisito manjar? :

Larvas de moscas con cebolla caramelizada y salsa de babas de caracol. (primeros platos)

Ensalada de moscas con queso feta y lechuga de mar deshidratada. (entrantes)

Refrito de larvas y ortiguillas. (en tapa, media ración o ración) (aperitivos)
– etc..

 

Lo que no cabe duda es que esto le dará un salto cualitativo a nuestra cocina diaria y a la economía de nuestros bolsillos.

Pero en fin, para las mentes más inquietas y deseosas del saber (porque hay gente “pa to”), diremos que el nombre con el que han bautizado el invento es el Farm 432,(no…no es un juego del facebook). Un curioso concepto de electrodoméstico que pretende llevar la autosuficiencia a un nuevo nivel permitiéndonos obtener una fuente prácticamente ilimitada de insectos que podremos saborear sin salir de casa.

El electrodoméstico es básicamente es un receptáculo que mantiene la temperatura constante y en cuyo interior podemos colocar los huevos de mosca o de los insectos que queramos. Cuando eclosionen, en la parte inferior tienen agua y comida que deberemos facilitarles, como por ejemplo restos de alimentos que nos sobren, (¿por dónde y a dónde echamos los restos de alimentos? no especifica la fuente de origen…saquen sus propias conclusiones) a la que los animalitos accederán por unos orificios.

 

 moscas2.jpg

 

Comerán, se reproducirán y probablemente pondrán sus nuevos huevos en un receptáculo escondido bajo la superficie y preparado a tal efecto, del que saldrán reptando las deliciosas larvas hasta caer en un depósito del que las recogeremos justo a tiempo para aliñar las ensaladas.

 

Recogiendo la cosecha

Puede sonar a risa pero sus creadores afirman que se pueden recoger aproximadamente unos 500 gramos de proteína pura cada semana, ideal para los países en desarrollo y para los amantes de este tipo de exquisiteces, allá en el planeta muy muy muy lejano donde existan.

 

moscas3.jpg

¿A qué esperáis para dar rienda suelta a vuestra imaginación y deleitar a vuestros suegros con tan delicioso manjar?

 

moscas4.jpg

 

 

The Island Times

Noticias Otros Medios

Deja un comentario