La decadencia de “The Special One”; Jose Mourinho y su discurso caducado ya no causan debates

Por Francisco Espinosa

Jose Mourinho

 

El Santiago Bernabéu, casa del mítico Real Madrid, se dividió entre sus seguidores y los que apoyaban al entrenador portugués de franqueza solemne. Jose Mourinho llegó como el antídoto a un dominio que el FC Barcelona había impuesto en la liga española con un estilo de juego tan llamativo como eficiente. El mandato tuvo sus altibajos deportivos mientras ante los micrófonos el mensaje alimentó miles de páginas deportivas. Las frases que dejó Mou en España, no estuvieron a la altura del palmarés. El Real Madrid no ganó la décima Copa de Europa que su entrenador prometió al llegar.

 

Las conferencias de prensa se convirtieron en el escenario donde el portugués lanzaba sus dardos de frases francas con el tono españolizado del luso. José Mourinho se quejaba de los árbitros, de la prensa e incluso de su directiva. El madridista vio un radical cambio en el señorío que ha presumido durante toda sus historia. Encabezados por un hombre ganador, arropado por su entera confianza en sí mismo, la afición se dividió. De pronto, como soldados leales, miles de personas defendían los actos o palabras de su director técnico sin importar el argumento.

 

Del otro lado, Pep Guardiola y su mensaje de aspecto tranquilo, sin inmutarse, formaron un duelo que muchos le dieron tintes bíblicos. El bien contra el mal, dejando la pelota a un lado. El periodismo se convirtió en dos trincheras ideológicas. En las calles de Madrid ver a un blaugrana caminando era una provocación. En Barcelona, un madridista fue golpeado en pleno vagón del metro por dos catalanes que le decían frases independentistas en catalán. El futbol, menospreciado por una realidad alterna, miraba celoso la atención dada al duelo mediático basado en dos simples entrenadores.

 

mouFoto: Twitter

 

Pep Guardiola llegó a la sala de prensa del Santiago Bernabéu a la conferencia de prensa un día antes del duelo en el que el Barça dejaría fuera al Real Madrid. “Jose Mourinho es el Puto amo”, declaró el catalán ante los ojos del mundo. La ironía del entrenador culé despertó la rabia de una afición que ya estaba caliente previo al partido vestido de guerra. Más allá del cotejo, lo más esperado era la conferencia de prensa del portugués posterior al encuentro. Con la derrota consumada, las quejas sobre una expulsión a Pepe y el mensaje previo de Guardiola, fueron los temas principales sin la autocrítica deportiva esperada por un director técnico de su altura.

 

La marcha de los dos entrenadores dejó huérfana a la prensa que se había acostumbrado a las portadas nacidas desde la sala de prensa.Guardiola en Múnich y Mourinho en Londres, los dos llegados a sus nuevos destinos por rutas muy diferentes. El catalán decidió irse por cansancio mental, el portugués fue despedido “de mutuo” acuerdo para irse al lugar donde supo ser feliz, según sus propias palabras. El destino les dio otra oportunidad de encontrarse. Desde aquella temporada cuando Mou fue asistente en Barcelona, la relación con Guardiola fue de lo fraternal a lo distante debido sus dos visiones.

 

A Jose Mourinho le llamaron “The Special One” en Inglaterra por una declaración que él mismo dijo a su llegada al banquillo de los Blues. La reputación ganada por sus méritos deportivos (dos Champions League con diferentes equipos), le dieron la voz autorizada para que el periodismo escuche atento. Un hombre de pasado humilde que supo construir una carrera ejemplar en base al esfuerzo, hoy es repudiado por gran parte de la afición global.

 

“Es mi historia con la UEFA (Unión de Federaciones de Futbol Europeas)”, declaró tras perder la Súper Copa de Europa frente al Bayern de Guardiola, refiriéndose a la justa expulsión de su mediocampista Ramires. Hace un par de años, su gente habría salido a defender la declaración incoherente de su entrenador, hoy, el mundo de la pelota, le dio la espalda. “Siempre es lo mismo”, opino Pep del asunto. El periodismo unánime por una vez, le dio la espalda a Mou que se ha olvidado de ganar campeonatos.

 

JosÈ Mourinho Foto: Facebook

 

[Sin Embargo]

Noticias Otros Medios

Deja un comentario