Las novelas que nunca terminamos

senor-de-los-anillos-404x600Goodreads ha realizado una encuesta entre sus usuarios lectores para saber cuáles son las narraciones que éstos han dejado sin acabar.

Cuando compramos un libro, además de su posesión y del derecho a leerlo, adquirimos el de abandonar su lectura si nos place. Esto último podemos hacerlo por diversos motivos que van desde que no tenemos tiempo para dedicarle hasta que, sencillamente, no nos agrada. Muchas veces, nuestras compras se basan en la opinión de los críticos o en referencias de otros lectores pero ni todos tenemos las mismas inquietudes ni los mismos gustos y, en consecuencia, la obra que a unos nos fascina a otros puede resultarles aburrida.

Y, como en el mundo actual se hacen estadísticas para todo, Goodreads, la comunidad de lectores más grande del mundo con veinte millones de usuarios, ha preguntado a siete mil quinientos de ellos cuáles son las novelas que nunca fueron capaces de terminar. Los resultados han sido publicados recientemente y la enumeración de las más abandonadas es un tanto curiosa.

Porque algunas de ellas se encuentran entre los clásicos de la Literatura. No obstante, la explicación es sencilla: las obras más populares son las que cuentan con mayor número de lectores y, en consecuencia, también las que más abandonos acumulan. Sin más preámbulos, pasamos a enumerar la lista de los libros que más lectores han dejado sin terminar. En cabeza se halla ‘Trampa 22′, del estadounidense Joseph Heller (Nueva York, 1923-1999). Publicada en 1961 ?durante la Guerra de Vietnam-, es una sátira antibelicista cuyo personaje principal, el aviador Yossarian, alega locura para no participar en los bombardeos. Sin embargo, las autoridades rechazan sus motivos señalando que ninguna persona cuerda quiere llevar a cabo misiones aéreas y, por tanto, no desear hacerlo es señal de cordura. La novela es hoy considerada un clásico de la literatura norteamericana del siglo XX.

Junto a la obra de Heller, aparece en la lista nada menos que ‘El Señor de los Anillos’, de J. R. R. Tolkien (Bloemfontein, hoy Sudáfrica, 1892-1973), una de las novelas fundamentales del género fantástico. Publicada en 1955, a grandes rasgos narra el viaje del hobbit Frodo Bolsón en busca del Anillo Único, principal fuente de poder del Señor oscuro Saurón. Sin duda, las casi mil cuatrocientas páginas del libro influyen poderosamente en que sea uno de los más abandonados.

Aunque también muy voluminoso, otras circunstancias provocan que el ‘Ulises’ de James Joyce (Dublín, 1882-1941) figure en esta lista. Y es que la historia de un día en la vida de Leopold Bloom se narra con un sinfín de estilos distintos, digresiones y audacias técnicas que la hacen aparecer como totalmente desestructurada. No en balde, es posiblemente la novela que más opiniones contrapuestas ha suscitado: mientras unos la consideran la mejor novela en lengua inglesa del siglo XX, otros la califican como un mero ejercicio de estilo caprichoso y plomizo. Por ejemplo, el filósofo Carl Jung decía sobre ella: “‘Ulises’ es el libro en que se procede a la destrucción del mundo”. Menos explicación ?salvo por su tamaño- tiene el rechazo que provoca ‘Moby Dick’, el magistral clásico de Herman Melville (Nueva York, 1819-1891) que narra la destructiva obsesión del capitán Ahab por capturar a una gran ballena blanca. Puede leerse en diversos planos: en el más superficial es, sencillamente, una novela de aventuras pero, si profundizamos un poco, nos hallamos ante un magistral estudio psicológico del ser humano.

Finalmente, en la lista aparece una obra menos conocida: ‘La rebelión de Atlas’, de la rusa Ayn Rand (San Petersburgo, 1905-1982), cuyo verdadero nombre era Alisa Zinóvievna Rosenbaum. Se trata de una novela supuestamente filosófica en la que la autora desarrolla una doctrina de denomina “Objetivismo” a lo largo de casi mil trescientas páginas. Lo de menos es la anécdota, protagonizada por Atlas Shrugged, un hombre que se propone parar el mundo y, en este caso, probablemente el abandono sí que esté plenamente justificado.

 

 

Blogestudio

Noticias Otros Medios

Deja un comentario