Desde Perú- Minería grande, pequeña … e ilegal.

Por Juanjo Fernández Torres

 

Foto-JJFT-35.4KBSi quisiera resumir las operaciones de una mina a cielo abierto -formal, informal o ilegal- les diría que, primero, dinamitan una montaña. Segundo, trituran la roca desperdigada para hacerla polvo. Luego, ese polvo lo lavan con una mezcla de sustancias químicas como cianuro, mercurio, ácido sulfúrico, detergentes y otros. Después, hacen que la mezcla de químicos fluya en millones de litros de agua que depositan en grandes diques construidos ex-profeso y a los que las roturas, fisuras o filtraciones no son extrañas. ¿Los números? En un solo día de explotación de una mina tamaño promedio, 6 toneladas de cianuro, 500 mil litros de agua, 400 kilos de ácido clorhídrico, 400 kilos de soda cáustica, 23 mil kilos de cal y 2 mil kilos de azufre son usados en el proceso descrito. Sin mencionar que dinamitan al día unas 42 mil toneladas de roca. Tamaño bocadito para el ambiente.

 

Ahora, si la empresa minera es formal y mega-inmensa, alguna posibilidad hay de exigirles que dejen las cosas como las encontraron, pero sabemos que tal encargo será misión imposible aún para seres humanos tan forrados de dinero como ellos. A la madre naturaleza la reparación natural del daño causado, sin volver al original, le tomará algunas décadas. Si la empresa es formal pero pequeña, cuenta con que saldrán disparados cuando se acabe el oro o la explotación no sea rentable; papá gobierno verá qué hace (normalmente no hace nada). Y si la empresa es informal -léase ilegal- el asunto es criminal, tan criminal como comprar el oro sucio que estos ilegales extraen con ayuda de esclavos, contaminación y autoridades corruptas; la ilegalidad de ese oro produce la intermediación de la empresa formal, sin compromiso ambiental posterior. Un negocio de vasos comunicantes que reditúa pingües ganancias con costos casi cero.

 

heap_leach_processUna buena, y mala, novedad (o viceversa) es el anuncio de la minera canadiense Sulliden el 11 de setiembre último, vaya fecha significativa. El Ministerios de Energía y Minas peruano le aprobó su Estudio de Impacto Ambiental para su concesión aurífera Shahuindo en Cajabamba, Cajamarca. Buena novedad porque la demanda servicios aumentará. Mala novedad porque esa mayor demanda irá a los servicios más antiguos de la humanidad. Buena porque el flujo de visitantes aumentará. Mala porque entre esos visitantes habrán quienes fuercen a cerrar las puertas con 3 chapas. Buena porque habrán impuestos adicionales. Mala porque los alcaldes harán monumentos gigantescamente inútiles con ese dinero. Buena porque más técnicos y profesionales tendrán trabajo decente (espero). Mala porque esa labor se hará a tajo abierto y creando ríos de cianuro.

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario