El fenómeno Hora de Aventuras. Explorándolo junto a Cels Piñol

Por Elisabet Roselló

adventure_time_comic
 

Hora de Aventuras aparentemente es una serie para niños. Aparentemente porque en España y probablemente otros países hispanoparlantes siguen teniendo el estigma de que los dibujos, sea ya en cómic o en formato animado es sinónimo de infantil.

Pero Hora de Aventuras contempla hordas de seguidores adultos, además de adolescentes y niños, en todo el mundo. Aunque si se contempla superficialmente un capítulo parece tener una trama naïf, vaya, una serie de aventuras protagonizada por un niño y un perro amarillo que habla, en un mundo colorista y ultrafantasioso (Ooo) cuyos personajes secundarios son princesas y malvados no tan malvados, lo cierto es que su riqueza de referencias culturales pop(ulares), que sólo una persona más madura intelectualmente puede captar, y las segundas lecturas intencionales que ofrece, comienzan a desvelar claves de porqué esta serie no es sólo una serie para niños.

La serie se sitúa en un hipotético mundo postapocalíptico, donde Finn, el humano, es realmente el único humano que queda tras la Guerra de los Champiñones (véase su relación entre la forma del champiñón y el de las explosiones nucleares), o al menos que él haya descubierto. El resto de personajes tienen un carácter puramente fantástico, construidos en torno a objetos y símbolos muy modernos, como la princesa Chicle y su país Dulce Reino, o Beemo, que es una antigua Gameboy o consola de mano clásica pero también una simpática compañera de los protagonistas.

El lenguaje articulado de fantasía no busca la verosimilitud científica a la que estamos quizá ya cansados, justo todo lo opuesto, su terreno es la magia, el sueño y sobre todo el surrealismo, así como el humor absurdo relleno de clichés y memes culturales, tipo de humor que es muy actual en estos tiempos dada la crudeza de los cambios y la literalidad y extrema o fingida seriedad con la que a veces se presenta la realidad en los canales de información (historia larga…).

Una de las personas más comprometidas a diversos niveles con esta serie que ya se está erigiendo al nivel de culto (habiendo ganado buenas críticas, por ejemplo, en la prestigiosa guía de televisión The Onion AV Club como muy recomendable) es Cels Piñol. Un referente entre los seguidores de la fantasía y la ciencia-ficción española, conocido como el viñetista creador de Fanhunter y toda la saga de los narizones. Pero también es el Community Manager de las cuentas oficiales de Hora de Aventuras en las redes sociales y el blog de Cartoon Networks en lengua española (desvelado el secreto está).

 

Cels_bn

 

Cels nos ha concedido una entrevista para comprender un poco más este interesante fenómeno. Y aunque va saturado preparando el lanzamiento de un nuevo juego de mesa basado en su último libro en el mundo de Fanhunter, “En las Montañas de la Locura”, que creo va a ser un exitazo porque arrasó en el crowdfunding para producirlo, finalmente nos ha encontrado un hueco. ¡Allá vamos!

 

¿A qué crees que se deben las causas de este éxito de Hora de Aventuras entre un público más maduro, incluso en un público que no tiene hijos?

Creo que se debe a la fusión, tanto de géneros como de referentes. Hora de Aventuras (a partir de ahora HdA) funciona a dos niveles: la aventura pura y dura, como bien dice su título, que engancha a los niños gracias a la aparente simplicidad de sus personajes, y, por otro lado, la historia de fondo que es mucho más compleja, con guiños a la cultura popular y a los fans del género de la fantasía y la ciencia-ficción, sobre todo la postapocalíptica, que llega a los adultos y capta su atención. Algo parecido ocurrió con Dragon Ball: un niño y un adulto podían estar viendo el mismo capítulo y captar mensajes complementarios aunque distintos.

También influye el factor de lo ‘inesperado’: salvo por la continuidad argumental que te comentaba, cada capítulo es muy distinto al anterior. No saber qué saldrá de la mente de sus guionistas a cada nuevo capítulo, y esa originalidad, crea adicción y mucho hype. HdA está cargadísimo de mensajes subliminales.

 

¿Crees que la serie es más para adultos, o para niños? Hora de Aventuras evoca a bastantes referentes culturales y un estilo de humor que parece conectar más con un público mayor a momentos, ¿crees que es así?

Por su lenguaje y por algunas situaciones que plantea, HdA se acerca a un público adolescente y adulto, aunque, a pesar de algunas críticas que pueda recibir (como cualquier serie de animación que adquiera mucha popularidad), no es nocivo para los niños. Aunque a veces parezca soez, no contiene nada a lo que no estén acostumbrados los chavales. De hecho, algunas escenas que puedan escandalizar a los padres son tremendamente naif e inofensivas.

De nuevo Dragon Ball, o en su momento Shin Chan, también despertaron las iras de los sectores más conservadores. Y, como siempre, todo quedó en nada: ambas series siguen programándose en multitud de canales y nadie se queja ya. Creo que se plantean un “bueno, pues no había para tanto”.

Y si comparas HdA con el anuncio de las muñecas ‘Princesas zombies’, creo que asumes que los valores que transmite la serie son muy positivos y que un poco de gamberrismo no hace daño.

Los referentes que utiliza son tan ‘ochenteros’ y ‘noventeros’ que los padres nos identificamos plenamente con ellos. Como en Big Bang Theory, ya no hay complejos en dirigir chistes o argumentos a los espectadores culturalmente dispersos [término creado por Marc Pastor que se refiere en cierto modo a los geeks y aficionados a la fantasía, ciencia-ficción y terror], ver personajes jugando a juegos de cartas, a rol, cinéfilos, comiqueros, etc. Esto es jauja para muchos de nosotros y los creadores de las series, que han vivido rodeados de esta cultura y subcultura. Conectan así con un público desacomplejado que por fin puede ver series de animación con sus niños sin sonrojarse o aburrirse.

 

Se dice que con la crisis, no sólo económica sino de paradigmas y valores, ha hecho que la irrupción del humor absurdo sea una tendencia cultural importante. El surrealismo que entraña esta serie, ¿crees que coincide con esta tendencia?

Totalmente. Esta clase de series de dibujos animados está captando la atención otra vez, como ya ocurrió en los años noventa. En este género pueden enmarcarse otras series que también mezclan todo tipo de géneros con situaciones absurdas que, si te fijas, simplemente reflejan las historias que pudiera inventarse cualquier niño jugando con sus muñecos.

Son obras-habitación-de-juegos donde en un momento estás lidiando con una situación cotidiana y al minuto siguiente te estás enfrentando a una invasión extraterrestre o a una epidemia de zombis.

Es genial, esto solo pasaba antes en los capítulos de Halloween de los Simpson y ahora es una tendencia. Ocurre también en Historias Corrientes o El Asombroso Mundo de Gumball, otros dos títulos que van paralelos a Hora de Aventuras.

 

Tú que estás bastante en contacto, por motivos profesionales, con el fandom de Hora de Aventuras. ¿Cómo ves la dinámica de este grupo en España? ¿Qué vitalidad tiene?

Pues ser el Community Manager de algo así es uno de los mejores trabajos de ésta y otras dimensiones paralelas: el fandom de Hora de Aventuras es muy activo, tanto en el tema de los disfraces inspirados en la serie (en el próximo Saló del Manga de Barcelona se organiza el Primer Concurso Nacional de Cosplay de Hora de Aventuras), como en su participación en redes sociales (vamos a llegar a los 500.000 seguidores en el Facebook de HdA que en España está en el mismo grupo de Canal Boing y Cartoon Network) y en la creación de fanart y merchandising autofabricado. El feedback con ellos es muy divertido y la comunicación con ellos es como participar en una prolongación de un capítulo de la serie.

Lo mejor de todo es que ha sido algo espontáneo. Los fans se han agrupado y han crecido en número sin ninguna campaña aparte de la emisión de la serie y la presencia en redes sociales, que ellos han llenado por sorpresa y que ha sido esencial para que la comunidad de seguidores se mueva en un ambiente fresco… y sorprendente: el factor sorpresa y la creatividad son parte esencial de los trons de HdA; pocas veces antes se han visto tantos mashups y tantas aportaciones a una creación que, además la enriquezcan tanto.

Ya es un fenómeno.

 

¿Por qué te gusta Hora de Aventuras?

Por el carisma de los personajes, porque cada capítulo es una gran historia en sí, porque el mundo creado por Pendleton Ward es un mundo cercano a mí y mis referentes, porque en cada visionado de cada capítulo descubres una cosa nueva, porque las niñas lo ven y asimilan con total naturalidad (lo absurdo las fascina) y porque estoy seguro de que si la hubiera visto de pequeño hasta Mazinger Z podría haberse visto relegado a un segundo plano.

Es una serie muy buena, la que se gana el hashtag #recomiendo.

 

¿Qué dirías a la gente que sólo ve en Hora de Aventuras una serie de niños? ¿Y a las madres y padres que, si leen esta entrevista, se preocupen porque esta serie no es sólo para niños?

Eso es algo que he intentando desactivar desde el Blog de Cartoon Network en posts específicos: muchos adolescentes y adultos, muchísimos, se disculpan en redes sociales por ver una ‘serie de dibujos animados a mi edad’.

Francamente, creí que eso estaba superado, sobre todo después de la irrupción de las series y las películas de anime japonés. Pero creo haber encontrado la respuesta: HdA es una serie que ha conseguido, como nunca antes, entrar en el target de los espectadores no asiduos, o sea, en el grupo de personas que no ven series de animación de forma habitual; y mucha de esta gente todavía piensa que ver dibujitos en la tele sólo es para niños. Eso debe cambiar. Es el ‘público generalista’ que, afortunadamente, está empezando a ver como algo normal el hecho de ‘fisgar’ en canales que sólo creen que son para niños y descubrir que HdA y otras series están hechas para todo tipo de público.

La animación, desde hace tiempo, está viviendo una época dorada. No os lo perdáis.

Es el mismo tipo de persona que ha comprobado que mucha gente a su alrededor se enganchó en su día a Perdidos de forma masiva… ¡o que van al cine a ver una película de Star Trek y sus secuelas! Si nos mantuviéramos fieles a la creencia de que ‘esto sólo va a gustar a los fans’ de tal o cual cosa, no se filmarían películas de superhéroes que tanto éxito están cosechando.

En cuanto a padres y madres, no quiero meterme en la forma en que cada familia se estructura y llevan la educación de sus hijos. Te lo digo como padre. Pero sí puedo asegurar que Hora de Aventuras puede ser vista por los niños sin problemas y que, además, va a potenciar su creatividad y su imaginación.

 

¿Dejará huella en las nuevas generaciones y en las nuestras?

Ya ha dejado huella. Y perdurará. Aguantará muy bien el paso del tiempo. Es más que una serie de animación. Es la diversión en estado puro.

Pues bien, como dice Cels, esta serie conforma ya parte de una época dorada de la animación, más que recomendable que no os la perdáis, sea cual sea vuestra edad. Un imprescindible.

 

 

Links a las RS de Hora de Aventuras:

www.facebook.com/horadeaventuras
www.twitter.com/horadeaventuras
www.tuenti.com/horadeaventuras

Y para conectar con Cels Piñol:
www.facebook.com/celspinol
www.twitter.com/celspinol @celspinol

 

Noticias Otros Medios

One Response to El fenómeno Hora de Aventuras. Explorándolo junto a Cels Piñol

  1. Langas 27 septiembre, 2013 at 2:05

    Hace tiempo que el canal por defecto de mi TV es Boing. Y que dure.

    Responder

Deja un comentario