La Saga Bach

 

LOS SÁBADOS 5, 19 y 26 DE OCTUBRE Y 2 Y 9 DE NOVIEMBRE,

EN LA FUNDACIÓN JUAN MARCH

 

jsbach

LA SAGA BACH

EN CONCIERTOS DEL SÁBADO

 

 

Una selección de obras de doce compositores de esta célebre saga de músicos alemanes sonará en estos cinco conciertos

 

Una selección de obras de una docena de compositores pertenecientes a la saga alemana de los Bach se ofrece en el primer ciclo de la temporada de los Conciertos del Sábado, que se inicia el sábado 5 de octubre, a las 12 horas en Madrid, en la sede de la Fundación Juan March (www.march.es, Facebook y Twitter:@fundacionmarch).

 

Durante el Antiguo Régimen, la transmisión de un oficio de padres a hijos era tan habitual que con frecuencia dio lugar a varias generaciones dedicadas a la misma profesión. En el campo de la música, la saga Bach es sin duda el caso más conocido e insólito, sin parangón en otras artes. Esta familia alemana, con Johann Sebastian como figura más destacada, tuvo entre sus miembros decenas de músicos ininterrumpidamente desde el siglo XVI al XIX. Una selección de obras de doce compositores de esta saga sonará en este ciclo de cinco conciertos. El empleo del piano, el clave y el órgano contribuye a mostrar la riqueza de sonoridades y estilos de la familia musical más importante de la historia.

 

Esta frecuente transmisión de la profesión explica la abundancia de familias musicales como los Gabrieli, los Nebra, los Scarlatti, los Mozart o los Mendelssohn. También las “alianzas” de parentesco en el ámbito musical: Clara Wieck y Robert Schumann, Cosima Liszt y Richard Wagner, Alma Schindler y Gustav Mahler, Arnold Schönberg y Mathilde von Ze­mlinsky. Pero, ¿qué ocurre en la música para que este tipo de relacio­nes hayan sido tan abundantes? Es posible que la respuesta resida en la peculiaridad de este arte: su dificultad técnica, que obliga a un largo periodo de estudio, y el hecho de que se trate de una actividad “compartida”, que suele requerir más de un intérprete, convierten a la enseñanza musical en un proceso familiar.
El caso de los Bach abarca hasta ocho generaciones y es uno de los más singulares dentro de esta dinámica histórica.

 

Los miembros de la saga Bach interpretados en este ciclo son: Heinrich Bach (1615-1692); Johann Christoph Bach (1645-1693); Johann Michael Bach (1648-1694); Johann Bernhard Bach (1676-1749); Johann Sebastian Bach (1685-1750); Johann Lorenz Bach (1695-1773); Johann  Bernhard Bach (1700-1743); Wilhelm Friedemann Bach (1710-1784); Carl Philipp Emanuel Bach (1714-1788); Johann Ernst Bach (1722-1777); Johann Christoph F. Bach (1732-1795);  y Johann Christian Bach (1735-1782).

 

LOS INTÉRPRETES DEL CICLO

*5 de octubre: Daniel Oyarzabal, órgano.

*19 de octubre: Tamar Beraia, piano.

*26 de octubre: Ottavio Dantone, clave.

*2 de noviembre: Judith Jáuregui, piano.

*9 de noviembre: Andrés Alberto Gómez, clave.

 

Salón de Actos. Sábados, 12 horas.

Entrada libre hasta completar aforo.

Sábado 5 de octubre

El órgano fue el instrumento para el que compusieron todos los miembros de la extensa saga Bach, un hecho motivado por su vinculación a puestos eclesiásticos. El programa de este primer concierto permite comprobar el uso tan variado de las enormes posibilidades de este histórico instrumento que supieron hacer estos compositores. En este concierto, a cargo del organista Daniel Oyarzabal, se van a escuchar obras de varios miembros de la familia, incluso de algunos sobrinos lejanos y discípulos de Johann Sebastian.

Daniel Oyarzabal es profesor de órgano en la Escuela Superior de Música Katarina Gurska de Madrid, organista de la Catedral de Getafe y el organista principal de la Orquesta Nacional de España.

 

Sábado 19 de octubre

Músicas de Johann Sebastian y de sus hijos Wilhelm Friedemann –el mayor- y Carl Philipp Emanuel ofrece el segundo concierto que ofrecerá al piano Tamar Beraia, pianista georgiana ganadora en 2010 del primer Concurso Internacional de Piano Neue Sterne (Nuevas Estrellas) de Wernigerode (Alemania).

 

Los pocos años que separan a Johann Sebastian de sus dos hijos incluidos en este programa no se corresponden con la enorme distancia estilística que se aprecia en sus respectivos catálogos. El cambio dce una sola generación resultó en mundos musicales casi opuestos, como podrá apreciarse en este programa.

 

Para sus contemporáneos, la música de Bach -Johann Sebastian- no era la más popular: ajena a la moda (resultaba algo arcaica), no era de fácil escucha, pero era considerada como un modelo a imitar por su solidez técnica y por su carácter atemporal. Por el contrario, sus vástagos go­zaron de un destacado reconocimiento en vida. El mayor, Wilhelm Friedemann, considerado uno de los mayores organistas de su tiempo. Tal vez consciente de que nunca igualaría a su padre como compositor, se destacó en la creación de breves piezas de forma li­bre, como las dos Fantasías que escucharemos en este segundo  concierto.  Según los testimonios de la época, el padre sólo estaba orgulloso de Wilhelm Friedemann. Sin embargo, su segundo hijo alcanzó la fama como clavecinis­ta, como teórico y como compositor de obras “galantes”. Entre ellas se sitúan estas Sonatas, compuestas en 1744 y dedicadas al Gran Du­que de Württemberg.

 

Sábado 26 de octubre

El tercer concierto que ofrece al clave Ottavio Dantone, recorre algunas de las obras de la familia Bach ligadas al Empfindsamer Stil (estilo sentimental), que hace referencia a una corriente estética de la segunda mitad del XVIII que enfatiza los aspectos expresivos de la composición y, de manera particular, de la interpretación musical. La gestación de la sonata –junto a la sinfonía, el género instrumental más destacado en la historia de la música- tuvo lugar a mediados del siglo XVIII. A ellas contribuyeron, de manera destacada, varios miembros de la saga Bach, algunos de los cuales son prácticamente desconocidos hoy. Ottavio Dantone, solista y director de orquesta italiano, dirige desde 1996 la Accademia Bizantina de Rávena.

 

Sábado 2 de noviembre

Este programa, que interpreta la pianista Judith Jáuregui, combina dos perspectivas cruzadas: El clave bien temperado de Johann Sebastian como colección enblemática de preludios y fugas en todas las tonalidades y la influencia de estilos foráneos (italiano, polaco y español) en los miembros de la familia Bach, cuyas composiciones, sin embargo, son tenidas como esencia de la cultura musical germana.

 

Sábado 9 de noviembre

La disparidad de géneros para tecla que se cultivaron en los siglos XVII y XVIII tiene en este concierto, que interpreta Andrés Alberto Gómez, al clave, su perfecto reflejo: el coral vinculado a la liturgia, la chacona sobre un patrón armónico repetido, la variación que alteraba constantemente un mismo material melódico y el capriccio de naturaleza libre y fantasiosa. Andrés Alberto Gómez, director de La Reverencia, ha grabado recientemente las Variaciones Goldberg.

 

SEPTIEMBRE 2013

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario