Neurocomic: la novela gráfica que descubre el misterio del cerebro humano

La ciencia y el arte se unen una vez más para incursionar en el fascinante mundo del cerebro

 

 

Neurocomic- la novela gráfica que descubre el misterio del cerebro humano

 

‘¿Me contradigo? Muy bien,

entonces me contradigo, yo soy grande,

contengo multitudes.

-Walt Whitman

 

El artista italiano Matteo Farinella y la neuróloga Hana Ros del University College de London unieron sus talentos para crear la novela gráfica Neurocomic: en ella seguiremos los pasos de un personaje que es absorbido al interior de un cerebro humano, donde encontrará las creaturas extrañas que pueblan la mente, al igual que a los famosos neurólogos que nos han ayudado a entender sus complejidades.

El objetivo de este trabajo, según sus creadores, es difundir la ciencia del cerebro de una manera atractiva para un público sin formación científica.

Al hablar de su experiencia, Farinella cuenta que en realidad crear metáforas visuales sobre neuronas, axones y dendritos no fue lo más difícil, sino que su preocupación principal era lograr que sus representaciones fueran lo más apegadas a la ciencia que fuera posible.

Por su parte, Hana Ros no dejaba de pedirle a Farinella que incluyera nuevos personajes, nuevas aventuras y situaciones dramáticas y alucinantes, pues la idea de Neurocomic no era solamente ayudar a difundir la ciencia, sino ser una historia apasionante y bien construida.

Ros afirma que en el laboratorio donde estudia cerebros cada día de su vida ha llegado a conocer muy bien a las neuronas: cada una de ellas tiene su propia personalidad, por así decirlo, “su propia forma de hacer las cosas”. Las neuronas son células cerebrales que trasmiten impulsos eléctricos conformando una red que crea cada uno de nuestros pensamientos, recuerdos, acciones y posturas frente al mundo.

Si una sola mente humana ya parece suficientemente compleja como para ser reducida a la identidad personal (es decir, el hecho de que una persona es una unidad indivisible, como un átomo en la Antigüedad), el hecho de que cada una de nuestras células cerebrales se comporte con sus propios patrones de conducta nos hace preguntarnos si no será posible que cada ser humano sea, incluso para sí mismo, un misterio.

Al menos deberíamos considerar el hecho de que la persona que creemos ser está compuesta de millones y millones de decisiones y procesamientos de información ocurriendo a velocidades vertiginosas; considerar, también, que aunque creamos estar solos, nuestro cerebro es una multitud que trabaja continuamente y sin descanso, desde antes de nacer hasta nuestra muerte. Neurocomic ilustra de forma divertida e interesante la multitud de seres que conforman a cada uno de nosotros.

 

 

[Sphere]

Noticias Otros Medios

Deja un comentario