Los espacios del arte: Villa romana de La Olmeda

Por Ruth Cereceda

La villa de La Olmeda es un conjunto habitacional compuesta por una mansión y un edificio de baños, construida durante el Bajo Imperio, que guarda uno de los mayores conjuntos mosaicos en edificios privados, del occidente romano. La villa, descubierta en 1968, es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de la Hispania romana.

Vista exterior del complejo ©Diputación de Palencia.

Vista exterior del complejo ©Diputación de Palencia.

Está situada en el término de Saldaña, Palencia, y se ha fechado en el siglo IV, aunque ya desde el periodo Flavio existía una primera construcción, localizada al norte de la actual.

Cronología destacada

República Romana: desde el 509 a. C. hasta el 27 a. C. (Periodo de conquista de Hispania: desde el desembarco en Ampurias en el 218 a. C. hasta el 19 a. C.)

La dinastía Flavia, compuesta por los emperadores Vespasiano, Tito y Domiciano, se extiende entre los años 69-96.

Imperio Romano: Alto Imperio – desde finales del siglo I a. C. hasta comienzos del siglo III (incluye los siglos dorados de la Pax Romana -I y II-), y Bajo Imperio: desde 284 – hasta la caída del imperio, en el año 476.

Mansión y Mosaicos

El conjunto se compone de dos partes independientes unidas por un ancho pasillo: un edificio de vivienda y otro de baños, con una extensión de 4.400 m2, en la que se han conservado unos 1.400 m2 de pavimento mosaico. Además, también cuenta con otra serie de dependencias destinadas a viviendas de siervos y colonos, almacenes, cuadras y lugar de enterramientos.

La vivienda, de unos 3.000 m2, se organiza en torno a un patio-jardín cuadrado central rodeado de un pórtico sostenido por columnas, que sirve de distribuidor y acceso a las diversas dependencias privadas de la vivienda. Este diseño es habitual en el mundo romano mediterráneo. En las fachadas norte y sur de la construcción se diseñaron sendos pórticos con torres en los extremos.

Algunas de las dependencias principales destacan por sus pavimentos mosaicos con motivos geométricos y florales de gran belleza, que se han conservado en muy buenas condiciones. En concreto, se trata de una de las alcobas, uno de los salones comedores o triclinios, el vestíbulo de entrada, una de las galerías del peristilo o patio central con columnas, y los baños.

21 La Olmeda B

Detalle de mosaico ©Diputación de Palencia

Sin embargo, el mosaico más espectacular de la villa, y uno de los mejores del mundo romano, es el que se ha conservado en el Oecus. El oecus, del griego οκος, o gran sala, es la sala principal de la vivienda, y una de las dependencias de mayor tamaño en la casa romana. Generalmente se sitúa entre el atrio y el peristilo, tiene vistas al jardín, y suele hacer pareja con el tablinum, o despacho destinado a los negocios del dueño de la casa o pater familias.

El mosaico del Oecus, de 175 m2, presenta tres zonas diferenciadas: una gran escena de caza, que a su vez se compone de varias escenas, en la que destaca especialmente la calidad y realismo de la caza del jabalí; una escena central de tema mitológico, en la que se cuenta la historia de Ulises reconociendo a Aquiles, que se esconde en el palacio del rey Licomedes, en la isla de Skyros, disfrazado de mujer; y una cenefa que enmarca las escenas en la que hay toda una serie de medallones con rostros masculinos y femeninos, que componen una galería de retratos de los dueños de la casa, con escenas de las estaciones del año en las esquinas.

Detalle de cenefa ©Diputación de Palencia

Detalle de la cenefa del Oecus ©Diputación de Palencia

El mosaico del Oecus, de 175 m2, presenta tres zonas diferenciadas: una gran escena de caza, que a su vez se compone de varias escenas, en la que destaca especialmente la calidad y realismo de la caza del jabalí; una escena central de tema mitológico, en la que se cuenta la historia de Ulises reconociendo a Aquiles, que se esconde en el palacio del rey Licomedes, en la isla de Skyros, disfrazado de mujer; y una cenefa que enmarca las escenas en la que hay toda una serie de medallones con rostros masculinos y femeninos, que componen una galería de retratos de los dueños de la casa, con escenas de las estaciones del año en las esquinas.

Tras la reconstrucción que se ha llevado a cabo hace unos años, el nuevo complejo de La Olmeda se inauguró en 2009, y en el vecino pueblo de Saldaña, en la iglesia de San Pedro, se ha instalado el Museo Monográfico de la Villa Romana de La Olmeda, en el que se exponen objetos encontrados en la excavación arqueológica de la villa.

http://leyendoelmundoconlospies.wordpress.com/ | Octubre 2013

Sígueme en FB: Leyendo el mundo con los pies

 

 

Source: http://www.villaromanalaolmeda.com/

Noticias Otros Medios

Deja un comentario