“En 2015 terminará la parte más dura de la crisis”, entrevista a Vicente Cassanya

Entrevistado: Vicente Cassanya

visente-cassanya-021

Periodista: Héctor Anaya

Vicente Cassanya, astrólogo, escritor y director de la revista Tu Suerte desde 1998; acaba de publicar su Anuario Astrológico 2014-2015 que ya va por la edición número 23. En esta entrevista Cassanya nos responderá a cuestiones relacionadas con su profesión, la situación actual del mundo, y la relación que la astrología tiene con ello.

 

Héctor: En primer lugar, felicitarle por el Anuario Astrológico que un año más vuelve a publicar y distribuir en España y Latinoamérica. ¿Por qué es su anuario diferente a otros que pueda haber?

Vicente: Gracias. Bueno, eso deberían responderlo los lectores de numerosos países que lo califican como el mejor Anuario Astrológico del mundo. Desde luego, que sigamos creciendo en ventas después de 23 años ininterrumpidos y con los tiempos que corren es todo un privilegio. Son muchos los lectores que nos envían emocionantes mails desde varios países para decirnos, entre otras cosas muy personales, que el Anuario es una extraordinaria guía para sus vidas. Para mí, eso supone dos cosas: un agradecimiento enorme y una gran responsabilidad para hacer mi trabajo lo mejor posible año tras año.

H: ¿En qué temas se centra el Anuario de este año?

V: Lo más importante, como todos los años, es que sea útil a los lectores, que les ayude a resolver crisis, mejorar su calidad de vida y tener suerte. Mi Anuario siempre va muy enfocado a tratar cómo influirán los astros en las vidas de las personas para que puedan anticipar y planificar mejor el futuro en función del signo del Zodiaco al que pertenecen.

Pero también hay bastantes diferencias entre un anuario y el siguiente. Las más importantes son dos: 1) Los cambios en las posiciones planetarias y, en consecuencia, para los influjos sobre cada signo. 2) La sección de Astromundial, donde se describen los principales ciclos astrales que están influyendo sobre el devenir de la sociedad y de la historia. Por ejemplo, este año,comparo las actuales revoluciones y las de los años 60, que guardan interesantes paralelismos como los movimientos de desobediencia civil que se extienden por todo el mundo, lo cual se debe a la semejanza de ciclos astrales entre aquella famosa década y la actual.

H: Tengo entendido que usted es un reconocido astromundialista, ¿qué significa el serlo?

V: La Astrología tiene múltiples especialidades, como la psicológica, médica, histórica, etc. La Astromundial es la especialidad que se ocupa de estudiar el paralelismo de la historia con los ciclos astrales. Más allá de la Astrología aplicada a las personas o individuos, esta disciplina trata los grandes temas que lo envuelven todo y que condicionan nuestras vidas a nivel individual. Va enfocada a naciones, civilizaciones, religión, economía, geopolítica, moda, música, arte, corrientes generacionales, etc. Es decir, estudiamos el pasado, para entender el presente y predecir el futuro del devenir de la sociedad y de la historia.

El Cosmos tiene algún tipo de inteligencia superior a la del ser humano y parece dibujar los principales giros o vaivenes a lo largo de los tiempos.

H: ¿Ser astrólogo requiere una formación específica? ¿Puede cualquiera serlo o únicamente unos elegidos con un don especial?

V: Creo que todos nacemos con algún don o elegidos para algo, pero tenemos que descubrir y trabajar ese don. Para la Astrología también se nace, pero, sobre todo, es aprendizaje y estudio lo que hace al astrólogo, cuya formación no acaba nunca en la vida porque estamos hablando de un conocimiento amplio, quizá como metáfora del Universo. La formación cultural o intelectual, así como la espiritual, conjuntados con una dilatada práctica son imprescindibles para ser un buen astrólogo. Las bases de la Astrología son la Astronomía y la Mitología, unidas a un empirismo milenario que procede de las sistemáticas observaciones de nuestros antepasados de diferentes civilizaciones, como Mesopotamia, Egipto, India, Roma, Grecia o el mundo árabe. Antes, hasta el siglo XVII, se estudiaba en las universidades, a las que ahora está volviendo poco a poco. Entretanto, el conocimiento se adquiere de forma autodidacta, en base a libros y revistas especializadas, congresos y demás, o a través de diferentes profesores y escuelas de Astrología que hay en todo el mundo.

H: Mucha gente piensa que los astros, las predicciones y todo ese mundo son supercherías y mentiras, ¿qué les diría a todos ellos?

V: Absolutamente nada. La Astrología no es una cuestión de fe. La estudias y la conoces o no sabes nada de nada. No me interesa la gente que habla de lo que no sabe dictando sentencia. Solo demuestran prepotencia e ignorancia. Mi misión no es hacer proselitismo, sino aprender cada día más y contribuir con mis conocimientos a mejorar la sociedad y la vida y el destino de las personas. Por otra parte, la Astrología encierra una gran verdad y belleza; es una gran dama sistemáticamente prostituida, sobre todo por medios de comunicación y empresas o personas sin escrúpulos, algunas de los cuales dicen ser astrólogos. Entiendo, pues, que muchas personas piensen mal de esta sagrada ciencia al ver tanta imbecilidad y oportunismo en televisiones y demás.

Grandes genios de todos los tiempos pensaban lo contrario: Galileo, Newton, Copérnico o Kepler practicaron la Astrología y la tenían en alta estima. Me interesa más su pensamiento y su obra que opiniones sin criterio. Por otra parte, soy constructivo, y me encanta observar como cada día más gente preparada, con buen nivel cultural y espiritual, está estudiando Astrología. Eso aportará nueva savia.

H: Si es cierto que la posición de determinados planetas marca los sucesos que vivimos, ¿carecemos las personas de libre albedrío? ¿Esta nuestro destino marcado y es imposible cambiarlo?

V: Este tema supone un debate secular en el que ni las mentes más brillantes de todos los tiempos han logrado decantar la balanza hacia uno u otro lado. La Astrología tampoco está en condiciones de decir que es más fuerte, si el determinismo o el libre albedrío. Mi experiencia personal de más de 30 años dedicados en cuerpo y alma a la Astrología me hace pensar que estamos mucho más determinados de lo que podemos imaginar. Sin embargo, la Astrología te invita a ser más tú, a conquistar el héroe que llevas dentro, a ser lo mejor que puedas ser. Y eso se consigue con la acción. Quizá haya una parte de determinismo y otra de libre albedrío. Desde luego, todos estamos sometidos, de una manera u otra, a la suerte del destino. Quizá el libre albedrío consista únicamente en cómo reaccionamos ante esos lances.

H: ¿Qué factor puede cumplir la astrología en nuestras vidas?

V: La Astrología es una ciencia-arte que nos permite entender quiénes somos, en qué momento de la vida nos hallamos y cómo nos conviene actuar. Además, nos ayuda a comprender el pasado y a planificar con más acierto el futuro. Comprendernos a nosotros mismos, a quienes nos rodean es uno de los aspectos psicológicos más interesantes de la Astrología. Además, cumple un importante papel como terapia y tiene muchas más facetas. Sin embargo, si se usa mal, únicamente en un sentido supersticioso, o como excusa para no cambiar, entonces no sería una buena influencia. Como cualquier conocimiento, depende de cómo se use y, por supuesto, si recurrimos a un profesional, dependerá también de éste. Por eso, el propio Kepler advertía de que los pronósticos solo deben ser leídos por personas inteligentes y serenas.

Pero donde la Astrología alcanza su máxima expresión de servicio en el ámbito personal es cuando se interpreta en base a la Carta Astral de cada persona. Más allá del signo del Zodiaco al que pertenecemos, hay muchos planetas y signos que nos influyen. Descubrir cómo somos y cuáles son las principales tendencias astrales que nos están influyendo ahora es como tener un mapa y una brújula personales en la palma de la mano.

H: ¿Determinaron los ciclos planetarios acontecimientos del pasado como el auge del nazismo o el crack del 29? ¿Tiene relación el ciclo actual con la crisis económica, el movimiento del 15-M o el aumento de ciertos nacionalismos?

V: La Historia se repite, y suele hacerlo al compás de los ciclos astrales. Hay numerosos ejemplos, como lo que está ocurriendo en la actualidad precisamente. Desde finales de 2007 la historia y la sociedad en su conjunto se mueven al compás del aspecto que Urano y Plutón mantienen en el cielo y que, por cierto, continuará hasta el 2020, fecha en la que podemos situar el horizonte final de esta larga crisis económica, política, social, de valores, etc. Aunque en 2015 terminará la fase más dura de este ciclo.

Efectivamente, si miramos atrás, la única vez que se repite este mismo aspecto de cuadratura actual entre Urano y Plutón fue en la década de los 30 del pasado siglo XX, justo cuando se produjo la espectacular y dramática caída de Wall Street que fue el prólogo de una década de crisis económica y gran convulsión política, como está ocurriendo ahora. Para anticipar el futuro hay que estudiar el pasado. Esa es la regla de oro de la Astromundial. Estos ciclos ya los di a conocer en mi libro Crónica Astrológica del Siglo XX, publicado en 1988, en el que anticipaba la actual crisis.

H: Ya en su Anuario de 2009-2010 predijo la caída del dólar y el fin del dominio estadounidense en 2020. Los hechos actuales, como el debate acerca del techo de deuda norteamericano, nos demuestra el riesgo de quiebra que corre Norteamérica. ¿Cómo puede saberse todo eso mediante la astrología?

V: Así es, esas predicciones que citas pertenecen a la sección de Astromundial del aquel Anuario y era una versión de una conferencia que pronuncié en la X Jornadas Astrológicas del Mediterráneo (celebradas del 6 al 7 de diciembre del 2007 en Peñíscola). Hay dos aspectos clave al respecto: 1) Los ciclos de Júpiter y Saturno, que de manera secular han marcado la sucesión de las diferentes civilizaciones o dinastías en el poder. 2) El paso de Plutón por Capricornio, que solo ocurre una vez cada 235 años aproximadamente y que es determinante para la historia de los EE.UU. Ambos puntos quedan demostrados en ese artículo-conferencia.

La sociedad no es consciente, pero desde mi especialidad en Astromundial se puede ver que este momento representa uno de los grandes giros de la historia y que estamos asistiendo, en primera fila, al fin de la Edad Contemporánea.

H: En el Anuario Astrológico anterior se centró más en las llamaradas solares, ¿es cierto que suponen una amenaza? ¿En qué sentido?

V: El Ciclo Solar 24, en el que ahora estamos, es bastante singular y ha generado incertidumbre y perplejidad entre los científicos. Primero, porque no acudió puntual a su cita. Las manchas solares tienen ciclos regulares de 11 años y éste tardó mucho en arrancar, lo que produjo inquietud. ¿Qué es lo que está pasando en el Sol? El problema es que una inusual actividad de nuestra estrella podría causar una auténtica catástrofe, y de ahí que debamos estar en alerta. Podríamos estar ante una tormenta solar perfecta, como la que ocurrió en septiembre de 1859, cuando se produjo el conocido como “Evento Carrington”. En aquella ocasión, una de las tormentas solares más grandes de los últimos siglos bombardeó la Tierra, destrozando líneas de telégrafos. Además de que las tormentas solares trastornan el clima y el dinamismo terrestre, entre otras cosas, si ahora se produjera una tormenta solar como aquella su repercusión y sus daños serían mucho mayores, ya que vivimos en una sociedad tecnológica que depende mucho de los satélites que hay en el espacio, tanto los de comunicación como otros. Pero, ya que no sabemos exactamente qué va a pasar, vamos a esperar y desear lo mejor, ¿te parece?

 

 

Noticias Otros Medios

2 Responses to “En 2015 terminará la parte más dura de la crisis”, entrevista a Vicente Cassanya

  1. alicia dm 19 febrero, 2015 at 1:30

    LAMENTABLEMENTE ESTE AÑO NO PUDE CONSEGUIR MI ANUARIO ASTROLOGICO PUES A LA ARGENTINA NO LLEGO POR ESTAR CERRADA LAS IMPORTACIONES.
    TENDRE QUE GUIRME POR ESTRE MEDIO.
    GRACIAS PROFESOR CASSANYA.
    SALUDOS ALICIA E. DI MATTEO

    Responder
  2. rogelits 30 enero, 2016 at 9:55

    Quiero tlfno de Vicente para una revolución anual

    Responder

Deja un comentario