Alberto Schommer, Premio Nacional de Fotografía 2013

El fotógrafo de las calcografías y de los retratos psicológicos, Alberto Schommer, ha sido galardonado con el Premio Nacional de Fotografía 2013 y se lo ha dedicado a su esposa, recientemente fallecida.

alberto_schommer-645x600

 

Tiene 85 años, es de Vitoria y es uno de los grandes fotógrafos retratistas, razón que le ha llevado a recibir el Premio Nacional de Fotografía 2013, otorgado por el Ministerio de Cultura de España como reconocimiento a la obra de un fotógrafo español cuya obra contribuye al enriquecimiento del patrimonio cultural del país. Es Alberto Schommer.

No quiero entrar a hablar sobre la naturaleza de estos premios, sobre cómo se decide y quién lo hace porque el verdadero protagonista hoy es él, Alberto Schommer, que comenzó en el mundo de la fotografía gracias a su padre, el también fotógrafo Alberto Schommer Koch.

Recibió la Medalla al mérito de las Bellas Artes en 2008 y desde 1996 es miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Pero estos méritos al final son simplemente “medallitas” como el Premio Nacional. Y hay hitos en la historia de este fotógrafo más importantes, como ser el creador de las “cascografías“, una técnica que, según cuenta surgió por azar y que es un montaje de fotos a partir de una serie de imágenes ya tomadas, a las que se le añade rugosidad y texturas mediante baños fotográficos químicos. El resultado final está a medio camino entre la fotografía y la escultura y son texturas muy similares a la piel. Lo que el propio fotógrafo dice de ellas es que le gustaría:

«que la emoción de los cuerpos y metrópolis penetraran hondamente en el espectador, porque esta obra sensual, táctil no sólo es para ser contemplada, sino para ser tocada, como una piel.»

Y otro de los grandes premios que posee este creador es ser el autor de los retratos psicológicos, donde le interesa captar el entorno del personaje protagonista, que buscan a través de la imagen encontrar el rol social del retratado. Las miradas, las expresiones, la morfología de los rasgos es lo que despierta el interés del fotógrafo. Los ángulos de las caras, las barbillas, la expresión de los ojos, la base del trabajo de Alberto Schommer.

Desde hace casi 40 años ha publicado sus retratos en diferentes medios de comunicación, en los que escenificaba el poder, la economía y la cultura, componiendo un gran marco de la historia reciente de España y de la escena internacional con retratos de iconos como Andy Warhol, Roy Lichtenstein y Susan Sontag. Ha expuesto en numerosos países y publicado en las más prestigiosas revistas del panorama internacional.

Partidario de la fotografía analógica, con referentes como William Klein y a Irving Penn, gran planificador de sus imágenes tiene a sus espaldas 60 años de trabajo en el mundo de la fotografía y todavía no ha terminado. Tiene entre manos un proyecto que según dice va a sorprender a todos y ya está pensando en la exposición asociada al premio que quiere que sea en el Prado y con retratos gigantes.

El premio se lo dedica a su mujer recientemente fallecida:

«Ella fue mi apoyo y empuje permanente y temía que se olvidaran de mí, como le ocurrió a Oriol Maspons. El premio me alegra mucho, pero sobre todo por ella.»

 

 [AlTfoto]

Noticias Otros Medios

Deja un comentario