The purge no se salvaría de una purga

Por Adrián Miralvés.

the purge

Purgar: “Limpiar, purificar algo, quitándole lo innecesario, inconveniente o superfluo”.

Obviando lo evidente que resulta que la purga propuesta por el director James DeMonaco es totalmente injusta y discriminatoria, que sería un análisis demasiado superficial, el planteamiento de dicha purga es, por lo menos, original.

     The purge: La noche de las bestias es la última película que ha protagonizado la gran actriz Lena Headey (Cersei Lannister en la serie Juego de Tronos) junto a Ethan Hawke, y que ha dirigido el neoyorkino James DeMonaco. Este último dirigió en 2009 otra película que no tuvo demasiado éxito (sólo fue estrenada en Estados Unidos y en Francia) y fue duramente criticada por periódicos como el New York Daily News por ser un film “que redujo a grandes actores a papeles estúpidos”.

     2022. En una no-tan-futura realidad en los Estados Unidos de América (dónde si no) la sociedad se rige por un nuevo régimen político llamado Nueva Fundación de los Padres de América. Se trata de un tiempo donde el país tiene una tasa de paro mínima y los índices de criminalidad han descendido excesivamente en los últimos años. ¿Por qué? La purga anual. Una ley dicta que cada año durante 12 horas se puede cometer cualquier crimen, incluyendo asesinatos y violaciones, aunque únicamente con cuchillos, machetes, pistolas de bajo calibre y fusiles (para evitar ataques terroristas o asesinatos en masa). Se dice que esta purga logra que los ciudadanos de América del Norte sientan liberadas sus más oscuras pasiones y segreguen esa adrenalina que acumulan durante el resto del año.

    La historia se centra en una familia que, en las horas de la purga, se ve sorprendentemente amenaza por la susodicha ley. Una familia de las más altas esferas de la sociedad que no contaba con la posibilidad de verse inmersos en la purga, tendrán que demostrar hasta qué punto son capaces de llegar para protegerse entre los cuatro miembros que componen la familia.

mascaras-the-purge    Con una idea principal sólida y una gran actuación de los dos actores protagonistas, The Purge se podría haber consolidado como una de las mejores películas del año. Pero tiene demasiados defectos que hacen que cojee. El desarrollo de la trama se tropieza constantemente con un final que parece no llegar jamás, el contenido de la película es escaso en su totalidad, de la misma forma que lo es su argumento. Por muy buenos profesionales del séptimo arte que sean sus actores principales, The Purge se queda muy lejos de las puertas del gran éxito que se esperaba de ella. Así como en Estados Unidos ha tenido una gran expectación, en otros países se ha considerado excesivamente violenta y con una argumentación vacía.

    Por otro lado, el escenario en el que se desarrolla la totalidad del film se reduce a la casa de la familia. 86 minutos de película en el interior de una casa que, por muy grandiosa y lujosa que sea, resulta muy poco espaciosa. El final es poco esperado pero, de nuevo, no basta para completar la película.

      En definitiva, una película que no hubiera sobrevivido a una purga.

ADRIÁN MIRALVÉS

Noticias Otros Medios

One Response to The purge no se salvaría de una purga

  1. Loli Aljama Rodriguez 11 noviembre, 2013 at 20:04

    Parece que la peli no vale mucho!!! Muy buena crítica

    Responder

Deja un comentario