“The Smiths”, 30 años después

 

“Decían ser de Manchester, pero parecían de otro planeta”, con estas palabras, el documental “Seven Ages of Rock” (Las 7 eras del rock) define a la banda británica The Smiths, que un día como hoy, pero hace 30 años hiciera su debut en televisión en la cadena inglesa BBC.

 

smiths_01

 

La banda que definió el inicio y futuro del indie británico hizo su debut en el programa Top of the pops. En un ambiente dominado por artistas prefabricados con altos peinados, elaborados maquillajes y costosos trajes, el cuarteto comandado por el enigmático vocalista, Steven Patrick Morrissey, representó en ese momento un bocanada de aire fresco para todos aquellos que no encajaban en el mundo rosa del pop ochentero.

La anécdota que se recuerda de ese día es que Morrissey se negó a salir ante las cámaras con un micrófono en la mano para simular que la presentación era en vivo; en su lugar, salió a cantar con un ramo de gladiolos en la mano. This Charming Man (Este hombre encantador) fue la canción que presentó al grupo ante un país sumido en el desempleo, la crisis de las Malvinas y disturbios raciales.

La época dorada del punk había terminado y The Smiths saltaron a la escena con su primer álbum. De entre un puñado de bandas de la llamada corriente indie, resultaron una revelación, ya que el uso de guitarras que parecía haberse olvidado en medio de la popularidad del new wave, retomó su importancia de la mano del guitarrista Johnny Marr.

La banda se formó en 1982, en Manchester, cuando Marr estaba obsesionado con formar un grupo musical. Pero le faltaba lo principal: un vocalista y un letrista que escribiera las canciones para sus composiciones.

Gracias a conocidos en común, Marr se enteró de la existencia de Morrissey, un joven obsesionado con la cultura inglesa y personajes como Oscar Wilde, Billy Fury, Sandy Shaw y James Dean, que también cantaba y escribía; tenía fama de ser una persona “difícil”.

En su historial estaba el haber cantado en la banda punk The Nosebleeds, por lo que aceptó el ofrecimiento de Marr y juntos llamaron a su banda The Smiths, por ser un nombre común y corriente.

Con la llegada del batería Mike Joyce y el bajista Andy Rourke, también conocido de Marr, la alineación estaba completa.

En 1983, la agrupación firmó con el sello independiente Rough Trade Records y al año siguiente lanzó su álbum debut homónimo, que destacaba por las polémicas letras de Morrissey. Las canciones abordaban temas tabú, como la pedofilia, la crueldad, el desamor, la soledad…; la canción llamada Suffer little children (Sufre pequeño niño) ahondaba en los asesinatos de niños cometidos por una pareja de la ciudad en los páramos de Manchester, en tiempos de la infancia de Morrissey, quien posteriormente entablaría amistad con Ann West, madre de la asesinada niña Lesley Ann Downey, mencionada en la canción.

La portada de este disco era una foto de la película “Flesh” y, desde entonces, durante toda su carrera la banda se caracterizaría por utilizar imágenes de películas o fotos de estrellas pop en las portadas de sus discos y sencillos.

Cuando llegó el día de su primera aparición en televisión, Morrissey ofreció una de las actuaciones más alegres en la historia de la televisión británica.

Como no quería perder el contacto con sus raíces indie, al terminar su presentación, la banda salió del estudio esa noche y se subió al tren a Manchester, donde se presentaron ante una multitud palpitante en la discoteca Hacienda.

Entre 1982 y 1987 The Smiths publicó más de una docena de singles y álbumes objeto de culto en el rock independiente. Unas semanas antes de que lanzarán su disco ‘’Strangeways, Here We Come’’, Marr abandonó la banda debido a su desencanto con la prensa, la industria y sus propios compañeros; hecho que precipitó la decisión del vocalista de desintegrar el grupo poco tiempo después.

“La carrera de nuestro conjunto disfrutó de un viaje fantástico, pero ha terminado. Yo no pensé en la separación y quería seguir, pero Johnny (Marr) buscaba terminar y así fue como nos separamos”, dijo Morrissey.

 

Morrissey, el mito

 

smiths_03

 

Después de la desintegración de The Smiths, Morrissey sacó su primer álbum como solitario llamado Viva Hate, en 1988, de donde se desprende una de sus canciones más emblemáticas: Suedehead, en cuyo video deja manifiesta su admiración por el actor estadounidense, James Dean. Desde sus días con The Smiths, el vocalista se había convertido en una especie de mito al declararse “asexuado” y a favor del celibato. Su discreta vida  despertó toda serie de rumores, mismos que no fueron disipados ni siquiera en su autobiografía “Morrissey Autobiography”, lanzada en octubre pasado.

Su misteriosa vida personal ha despertado tanto interés que a la semana del lanzamiento del libro, había vendido 35 mil copias en Reino Unido para colocarse como el segundo libro más vendido en el país que lo vio nacer.

Con motivo del lanzamiento del libro, negó los rumores sobre su homosexualidad. La especulación de que era gay comenzó después de que admitió haber estado en una relación de dos años con un hombre en su autobiografía. Pero para Morrissey, la detallada historia de su relación con Jake Owen Walters no lo hace homosexual.

“Por desgracia, no soy homosexual”, escribió en un sitio de fans. “Soy humasexual. Me atraen los humanos. Pero, por supuesto, no muchos”. En su autobiografía describe su relación con Walters como su primera relación seria y que “el eterno “yo” se convirtió en un “nosotros”.

Vegetariano radical, el cantante también ha protagonizado una serie de polémicas en contra de los carnívoros y el régimen político de su país, principalmente el de los 80 encabezado por la Primer Ministra, Margaret Tatcher.

Su desprecio hacia la monarquía también es más que famoso, ya que considera a la “realeza” británica como “parásitos” que viven del pueblo.

Cuando la banda se separó, debido a conflictos creativos surgidos entre los fundadores, Morrissey comenzó una exitosa carrera solista, en la que se destaca el álbum “Your Arsenal”, de 1992, nominado a un Grammy como mejor álbum alternativo. En 2006, salió a la venta el álbum “Ringleader of the Tormentors”. En la encuesta realizada por la revista Rolling Stone sobre las mejores canciones del siglo XXI, Morrissey ocupó el quinto puesto con First of the Gang to Die.

Un perfeccionista empedernido, fue votado en 2006 como el segundo gran ícono viviente británico vía un especial de la BBC, siendo David Attenborough el ganador del primer puesto.

En 2007 Morrissey fue elegido como la figura masculina más relevante oriunda del norte de Inglaterra en una encuesta nacional. En 2012 fue condecorado con las llaves de la ciudad de Tel-Aviv. Se dice que el nivel de popularidad alcanzado por el artista, rara vez pasa estando esa persona viva.

 

Los mensajes de Johnny Marr

 

smiths_02

 

Después de abandonar a la banda en medio de circunstancias extrañas “por estar en peligro mi vida”, según declaró, en los años posteriores, el guitarrista, que fue la inspiración para muchos futuros íconos del indie británico como Noel Gallagher, se dio a la tarea de reconstruir su vida, formar nuevas bandas y colaborar con grandes como The Pretenders y Bryan Ferry, de Roxy Music.

Marr admitió años después que cuando abandonó The Smiths ya no disfrutaba su trabajo con la banda, tenía que ingerir una botella de whisky antes de cada presentación para poder combatir así el hartazgo que sentía presentación tras presentación.

Después de la desintegración de The Smiths, en 1987, Marr tocó la guitarra y armónica para The The y también trabajó con Bernard Summer de New Order para formar Electronic. Se hizo productor, escritor, salió de gira y grabó con Simple Minds, Kristy MacColl, Talking Heads, Black Grape, Billy Bragg, Pet Shop Boys, Beck y Oasis.

La banda Johnny Marr and The Healers surgió en el año 2000, conformada por Zak Starkey, batería e hijo del ex-Beatle Ringo Starr, Cavewaves, Lee Spencer y Alonza Bevanal, bajista de Kula Shaker. El grupo tardó dos años en formarse porque Marr quería que sus miembros fueran reclutados “por química”. En 2003 salió al mercado su primer álbum “Boomslang”. Marr escribió las letras de las canciones y también participó como vocalista principal. En el 2005, se esperaba que publicaran su segundo disco y que realizaran una pequeña gira musical, sin embargo, Marr declaró que la banda estaba aparcada. De hecho, Starkey comenzó a trabajar con la banda The Who y Alonza Bevanal volvió a agruparse con Kula Shaker.

En 2006, Marr se convirtió oficialmente en miembro de la banda estadounidense Modest Mouse. Escribió algunas de las canciones con el cantante líder Isaac Brock en su álbum We Were Dead Before the Ship Even Sank, y tocó la guitarra.

El nuevo álbum alcanzó la posición número uno en la lista de popularidad estadounidense Billboard 200 a finales de marzo de 2007.19 Para Marr, esta es la primera vez que ha tenido un disco en el primer lugar en los Estados Unidos. La posición más alta que había alcanzado fue con Electronic, Top 40 en la lista de popularidad de sencillos con Getting Away with It.

Los últimos años de la primera década del siglo XXI Marr se dedicó a tocar con The Cribs, banda a la que abandonó para lanzarse en su primera aventura solista; tres décadas después de haber abandonado a The Smiths, “el pequeño Johnny” finalmente emprendería su primera aventura en solitario.

El 26 de febrero de este año Marr lanzó “The Messenger”, un álbum sobre ciudades, personas y el tiempo, según explicó en una serie de entrevistas promocionales. Inmediatamente se colocó a la cabeza de los charts ingleses, lo que dejó a los admiradores de la banda, cuyo álbum “The Queen is Dead” fue elegido como el mejor de todos los tiempos por la revista NME, como el mejor de todos los tiempos, con la esperanza de que The Smiths se pudiera volver a reunir.

 

El batería incómodo

 

mike-joyceFoto: The Mirror El batería de The Smiths.

 

Tras la separación de la banda, el batería, Mike Joyce, y el bajista Andy Rourke continuaron trabajando juntos, como sesionistas de Morrissey (1988-1989) y la también cantante Sinead O’Connor, entre otros.

Joyce es el responsable del único reencuentro que ha tenido la banda desde su separación, cuando en 1996 demandó a Morrissey y Johnny Marr para obtener más del 10% de los derechos que le correspondían por contrato. La corte falló a su favor.

Morrissey y Marr argumentaron que los otros dos miembros –Joyce y Rourke- siempre habían estado de acuerdo con esa división, pero la corte falló a favor de Joyce, y ordenó que se le pagaran un millón de libras y que recibiera un 25% desde ese momento.

Como los derechos del grupo habían estado congelados por dos años, y bajo gran presión financiera para sostener a su familia, Rourke se conformó con una suma menor para pagar deudas, y continuó recibiendo el 10%, según los tabloides británicos; Morrissey fue descrito por el juez como “agresivo y poco fiable”.
En su álbum “Malajusted” (1997) Morrissey incluyó una canción titulada Sorrow Will Come in the End, que se refería al caso, y que fue omitida de la versión británica por miedo a una denuncia por difamación. El cantante apeló contra el veredicto de la Corte, pero sin éxito.

Después del entramado judicial y del rencor de Morrisey hacia Joyce, se veía cada vez más lejana una reunión de The Smiths, a pesar del una aparente reconciliación entre Marr y Morrissey, quienes han declarado más de una vez que en entrevistas que no existe forma alguna de que una reunión volviera a suceder.

En 2005, VH1 intentó reunir a la banda para su show Bands Reunited, pero el programa abandonó sus intentos luego de que su anfitrión Aamer Haleem no lograra convencer a Morrissey.

A finales de noviembre de 2005, en la estación de radio BBC 6 Music, Mike Joyce aseguró que estaba atravesando por problemas financieros, por lo que había tenido que subastar en eBay “ítems” raros de la banda que contenían minutos de una pista instrumental nunca completada llamada “The Click Track”.

Pero la precaria situación del batería no fue lo suficientemente conmovedora para ablandar a Morrissey, quien atacó a Joyce en una declaración pública en la página www.true-to-you.net.

Morrissey reveló que Joyce había engañado a la justicia al no declarar que, entre otros, Rourke tenía derecho a activos que fueron tomados por sus abogados y que había sido privado del pago de royaltys por parte de Morrissey ya que habían sido tomadas por Joyce.

Pero lejos de guardarle rencor, Joyce aseguró hace unos meses que The Smiths podría volver a los escenarios, ya que así se lo reveló “un sueño”: “Estuve soñando que estábamos todos juntos tocando en la misma habitación y acordábamos realizar nuestro regreso y Morrisey nos preguntaba con qué tema deberíamos abrir; Y todos coincidimos en responder “Hand in globe”. Y fue ahí que me desperté riéndome”, dijo en una entrevista.

 

El misterioso Rourke

 

smiths_04

 

Si la vida del vocalista Morrissey es misteriosa, la del bajista, Andy Rourke, lo es aún más.

Rourke, amigo de toda la vida de Marr, se unió al grupo después de su segundo concierto, pero debió despedirse brevemente de la agrupación por abuso de sustancias, adicción que lo llevó a pasar un fin de semana en prisión.

Sin embargo, en mayo de 1986, se reincorporó a The Smiths, justo antes del lanzamiento de “The Queen is Dead”, albúm, en el que según Marr, la contribución de Rourke fue “algo que ningún otro bajista podría igualar”.

Según la leyenda urbana, Rourke fue despedido del grupo por el vocalista a través de una nota dejada en el limpiaparabrisas de su auto que decía: “Andy, ha dejado The Smiths. Buena suerte y adiós: Morrissey”. El cantante siempre negó esta versión.

Tras la separación de la banda, tocó la sección rítmica de dos sencillos para el ex cantante de The Smiths: Interesting Drug y The Last of the Famous International Playboys; también compuso la música de las canciones de Morrissey Yes, I Am Blind, Girl Least Likely To y Get Off the Stage. Rourke también tocó el bajo en November Spawned a Monster y Piccadilly Palare.

Originalmente estuvo involucrado con Joyce en el juicio contra Morrissey y Marr, pero optó por un arreglo extrajudicial por 80 mil libras y, posteriormente, fue declarado en quiebra.

Después fundó la compañía productora Great Northern Productions, que en enero de 2006 organizó el evento Manchester vs. Cáncer, un concierto para recaudar fondos que ayudaran a la lucha de esta enfermedad. Johnny Marr estaría en el evento.

Al interpretar juntos la emblemática How Soon is Now, nuevamente se desataron los rumores de un reencuentro de la banda.

Rourke también trabaja como DJ en Xfm Manchester, una estación que transmite canciones nuevas y clásicas de indie en las noches de sábado.

Actualmente se encuentra en una banda llamada Freebass con el bajistas Mani (ex-The Stone Roses), Peter Hook (New Order) y el vocalista Gary Briggs.

 

¿Reencuentro?

 

Morrisey tuvo un año difícil en el que problemas de salud lo obligaron a cancelar fechas de conciertos en Estados Unidos y países de América Latina, sin embargo, después de años de pleitos con sus ex compañeros y de negaciones de una posible reunión, crecen las versiones de que el cantante y sus representantes buscan ahora un reencuentro del grupo. El objetivo sería solucionar los problemas económicos por los que atraviesa; sin embargo, la otra mitad creativa del grupo, Johnny Marr, enfrascado en la promoción de álbum solista ha negado toda posibilidad.

 

[Sin Embargo]

Noticias Otros Medios

Deja un comentario