Veo amanecer, lluvia de cristal

Por José Antonio Ricondo

manolo diaz la juventudEn 1969, el cantautor asturiano Manolo Díaz compone y saca al mercado el sencillo La juventud tiene razón.

En la cara opuesta sonaba Sierras y valles, un canto a su querida tierra, triste y gris por la minería, por el grisú.

Una afinidad que nos recordaba la película de John Ford Qué verde era mi valle, casi treinta años antes. Si la familia de los Morgan se sienten orgullosos de ser mineros en un pueblo de Gales y, sin embargo, la mirada de su hijo más pequeño ve que la alegría y la felicidad han desaparecido de su entorno, en Sierras y valles Manolo Díaz nos dice que los picos blancos -los Picos de Europa-, desde que nació no los pudo ver, se solían esconder entre la niebla.

La cara principal del sencillo que da nombre al disco es un poema, un canto a la juventud, un encargo e invocación en donde pide la inspiración de la juventud y su intervención en la realización de una humanidad superior y más honesta y directa.

Seis años antes de la muerte del dictador, Manolo Díaz toma parte activa en el proceso democrático que se estaba produciendo muy embrionariamente, y anima y espolea a los jóvenes que son los que deben protagonizar la oposición, la fuerza y la repulsa a un poder sin autoridad, a una sociedad inaceptable y desigual. Han pasado cuarenta y cuatro años desde entonces y veo similitudes, en general, entre el fondo de este tema y la filosofía del 15-M.

Veo amanecer, lluvia de cristal,

no pude dormir, dejadme soñar, soñar…

Lento caminar, voy sin sonreír,

rápido pensar que me hace sufrir, sufrir…

Tuve que nacer en un mundo feliz,

entre gente pasiva que no quiere vivir,

pueblos que no sienten ningún ideal,

solo espectadores sin participar,

sin participar, sin participar.

La juventud tiene razón,

hay que seguir luchando

por aquellos que no tuvieron tiempo de gritar.

La juventud tiene razón,

hay que seguir luchando

por un mundo mejor donde se grite la verdad,

gritad la verdad, gritad la verdad, gritad la verdad.

Hoy tengo que ir a otra ciudad.

Lo he de conseguir, dejadme soñar, soñar…

Un rayo de luz ilumina el mundo,

es la juventud cantando al futuro.

Vientos de alegría que ahuyenten temores,

barriendo tristezas, soplarán un día,

soplarán un día, soplarán un día…

La juventud tiene razón,

hay que seguir luchando

por aquellos que no tuvieron tiempo de gritar.

La juventud tiene razón

hay que seguir luchando

por un mundo mejor donde se grite la verdad,

gritad la verdad, gritad la verdad, gritad la verdad.

 

Quizás, decir Manolo Díaz ahora no pueda significar mucho, sobre todo a la juventud actual. Hoy, los que saben de él son los músicos -los que él promocionó en los 60’ y 70’ y en las décadas siguientes-. Dejó la música activa como cantautor en los comienzos de los 70’, para dedicarse desde puestos importantes a la industria discográfica.

 

 

Primero, como presidente de CBS, de Sony Music para Portugal y España, vicepresidente de Sony Music Europa, presidente de Polygram para América latina. Asimismo, presidente de la Federación de la Industria Fonográfica de América Latina, de Universal, EMI, además de los premios Grammy latinos.

Sin embargo, esas funciones nunca le apartaron de su conducta para quien quisiera un empujón en su carrera artística, sino que le sirvieron mejor para ello. Manolo cantante, músico y directivo de las casas discográficas ha dejado detrás de sí un patrimonio y una tradición sumamente interesantes. Su cometido de productor y de asesor de empresas audiovisuales en Estados Unidos y España, además de lo dicho hasta ahora, ha hecho que sea un sobresaliente promotor de la difusión y engrandecimiento de la música pop.

Ingresa, a los siete años, en el Conservatorio de música y Declamación de Madrid, estudia seis años Solfeo y Piano, y en 1960 a los diecinueve años es guitarra solista de Los Sonor’s, grupo pop-rock que grabó tres reproducciones extendidas para RCA. Más tarde se incorpora a Los Polaris, grabando varios sencillos para Columbia España.

Sin embargo, lo más curioso e interesante es que crea en 1966 el conjunto Los Bravos, escribiendo para ellos ocho canciones de las diez de su álbum primero Black is Black, con canciones de éxito como Las chicas con los chicos, Quiero una motocicleta, No sé mi nombre o Te quiero así, entre otras.

 

 

En 1970 forma la agrupación Aguaviva, siendo director artístico de la discográfica Acción. Con este grupo producirá tres álbumes. En el primero inserta canciones con poemas de León Felipe, Rafael Alberti, Federico García Lorca y Blas de Otero. La música es suya.

En el 77 vuelve a España, encargándose de la dirección internacional de CBS. Al año siguiente parte a París. Haciéndose cargo de la dirección artística europea de CBS Records y proyectando y desarrollando la mercadotecnia de Julio Iglesias, Nina Hagen, Miguel Bosé, Humberto Tozzi o Rafaella Carrá entre otros.

En Miami (1981) y como vicepresidente de Operaciones Creativas para América Latina de CBS Records, trabajará con los artistas Los Panchos, Roberto Carlos, Chayanne o Vicente Fernández. Al ser nombrado, cuatro años más tarde, presidente de CBS España, trabaja con Luis Cobos, Lluís Llach, Ana Belén, Víctor Manuel, Mocedades o Azúcar Moreno. Dos años más tarde, llega a ser el máximo dirigente en Europa de la discográfica japonesa Sony.

Puede decirse que el año 2008 es que va a cerrar su carrera en el mundo musical. Atrás quedan mucho saber, mucho oficio musical y un hermoso grano de arena en el mundo del pop-rock, sin olvidar el apoyo dado a otros compañeros, en un universo difícil donde no todos los creadores tienen ese empuje necesario.

 

 

El que esto escribe, junto con todos los compañeros que estudiábamos Filosofía en la Magdalena, tuvimos la fortuna de su visita en 1969. Pernoctó con nosotros en Las Caballerizas después de una larga sobremesa y, al día siguiente, cantó para todos los asistentes  a La Rueda, revista hablada cultural, en el salón de actos. Fue un fin de semana inolvidable.

 

FUENTES: Ayuntamiento de Oviedo – Concurso Rumbo a la Fama — www.VivirAsturias.com – Wikipedia

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario