Brassaï, por el amor de París

El Ayuntamiento de París celebra una exposición sobre la intensa y luminosa obra de Brassaï, uno de los mejores fotógrafos contemporáneos, originario de Hungría pero fascinado con París, donde residirá a partir de 1924. Gratuita.

 

brassai1

 

La exposición Brassaï, por el amor de París narra la excepcional historia de una pasión: la pasión que Brassaï profesaba por cada una de las calles y lugares más recónditos de París, pero también por todos esos intelectuales, artistas, gente de bien y prostitutas que contribuyeron a forjar la leyenda de París.

 

Brassaï, un fotógrafo venido de Transilvania

Nacido en 1899 en Brasov, Transilvania, Gyulus Halasz toma el nombre de Brassaï cuando empieza a fotografiar en 1929. La fascinación que siente por París le lleva a la capital francesa en 1924 tras finalizar sus estudios artísticos en Berlín. Enseguida conocerá a Desnos y Prévert que lo introducirán en el brillante mundillo de los artistas e intelectuales que contribuyeron al apogeo de Montparnasse durante los Felices Años Veinte, y también en de los Surrealistas.

 

x274_94e6-brassai-1viewmultimediadocument

 

Brassaï disfruta transformando lo real en irreal. Busca los objetos más banales y les despoja de su sentido original, se atreve con las yuxtaposiciones más insólitas y juega con la percepción sacando la realidad de contexto.

 

 

Felices Años Veinte y escapadas nocturnas

 

bjiou_brassai

 

Brassaï quiere descubrir a la luz nocturna de la ciudad un París insólito, desconocido y menospreciado.
Durante sus deambulaciones nocturnas, solo o en compañía de Henry Miller, Blaise Cendrars o Jacques Prévert, hace visibles a las humildes prostitutas de las “zonas rojas” o a los trabajadores nocturnos del mercado central de París. Brassaï transforma con su objetivo el rigor clásico de la arquitectura parisina en escenas extrañas y refleja la inesperada belleza de las siluetas fugitivas, las luces cegadoras o la niebla en el Sena.

 

Amistades surrealistas

 

3-40_picasso_baja_brassai

 

En 1932, Picasso, impresionado por su trabajo, le pide a Brassaï que fotografíe su obra escultórica hasta entonces desconocida para publicarla en el primer número de una nueva revista de arte: Minotaure. Ambos artistas tienen un gusto estético parecido y una fascinación común por cosas como la atmósfera femenina y destapada del cabaret Folies Bergères o el ambiente de las ferias. Pero, sin duda, de entre todos los espectáculos, el que más les llama la atención es el circo. Allí pueden observar la belleza del cuerpo humano sometido con destreza al esfuerzo físico, el diálogo entre la bestia y el hombre, el sentido del equilibrio y el misterio.

 

Trotacalles nocturno incansable, Brassaï no permanece ajeno al París diurno y brinda interpretaciones ciertamente personales del Jardín de Luxemburgo o de las orillas del Sena donde se cruza con paseantes, pescadores con caña, barqueros, vagabundos e incluso perros. También retrata la marea elegante de la calle de Rivoli o la expectación generada por los escaparates de los Grandes Bulevares…

 

Brassaï, Pour l’amour de Paris | Brassaï, por el amor de París
Del 8 de noviembre de 2013 al 8 de marzo 2014.
De 10.00 a 19.00 de lunes a sábado.
Ayuntamiento de París: Hôtel de Ville, 5 rue de Lobau, París.

 


Brassaï : La prochaine exposition photo à l… por mairiedeparis

 

Fuente: París

Noticias Otros Medios

Deja un comentario